Este muerto está muy vivo

El Deportivo Alavés saca la cabeza para respirar en Montilivi, a costa de un Girona que no supo defender un 2-0 a falta de 20 minutos para el final. Ibai Gómez con un increíble triplete, da oxígeno al conjunto de Abelardo, que en el último suspiro, sumó su primera victoria como técnico babazorro.

Este muerto está muy vivo
Cuerpo técnico y jugadores celebran el tercer gol de Ibai Fotografía: LaLiga

El fútbol es un fiel reflejo de la vida; es un estado de ánimo. Y qué mejor equipo que lo refleje en esta jornada 14 que el Deportivo Alavés. Hace 10 días, el equipo vitoriano hincaba la rodilla en Mendizorroza ante el Eibar; todo era oscuridad y pesimismo. Hoy el equipo está clasificado para octavos de final de la Copa del Rey, con goleada al Getafe incluida (3-0) y ayer levantó esa rodilla del suelo cuando menos se esperaba, con una remontada épica en un partido que se puso muy cuesta arriba tras poner Stuani y Juanpe el 2-0 en el marcador.

El equipo de Machín golpeó primero, y además dos veces, con goles de Stuani y JuanpeAlineación inicial

Muchas eran las cábalas y quinielas, que daban a jugadores como Pedraza o Burgui como titulares, y una hora antes del encuentro Abelardo sorprendía dejándolos fuera de su primer once como entrenador del Deportivo Alavés. La noticia agradable, llegó en forma de debut, para el joven Martín Aguirregabiria que debutó en Primera División en el lateral derecho, de la mano de Abelardo Fernández. Tras las buenas sensaciones dejadas en el debut con el equipo en Copa en competición oficial de la mano de Cabello, Abelardo le dio la oportunidad de aprovechar la baja por lesión de Vigaray. El joven defensor realizó una actuación notable y más teniendo en cuenta el salto de categoría; juega en el Deportivo Alavés B que milita en Tercera División.

Martín Aguirregabiria debutó ayer en Primera División Fotografía: LaLiga
Martín Aguirregabiria debutó ayer en Primera División Fotografía: LaLiga

Las recuperaciones de Alexis Ruano y Rubén Duarte, dejaron fuera del once a Diéguez (era el otro único defensa central de la primera plantilla) y a Pedraza (enfermo durante la semana) que ha ocupado también el lateral izquierdo. En la medular, el preparador asturiano optó por Wakaso e Ibai por las bandas, dejando el mando a Pina y a Medrán. En la punta de ataque repitió la delantera que utilizó Cabello en Copa.

De momento en liga, si al Alavés le habían marcado, nunca había puntado en la competición.

Con esa disposión, la primera parte discurrió con mucha intensidad y poca precisión en los centros laterales y llegadas de ambos equipos. De ahí el 0-0 inicial, con el que ambos equipos llegaron a la caseta para preparar la segunda parte.

Segunda parte

La poca producción de ocasiones claras de la primera parte, se vio compensada con la borrachera de goles en la segunda; hasta 5 goles se vieron en 45 minutos. El equipo de Machín golpeó primero, y además dos veces. En el 59´Stuani gana la espalda de Alexis, al que posteriormente regatea y bate a Pacheco por bajo, abriendo la lata. Sin tiempo para reaccionar, en el 62´un córner botado desde la derecha, lo remata Juanpe ante la marca perdida de Maripán y que Martín tampoco pudo despejar en defensa zonal. 

Con ese panorama, tocaba remar una jornada más con el temporal en contra. De momento en liga, si al Alavés le habían marcado, nunca había puntado en la competición. 

Había que tocar teclas porque el oxígeno escaseaba en la clasificación del equipo de Vitoria, y Abelardo acertó. Tras el gol, dio entrada a Burgui en sustitución de Bojan y ocho minutos después Pedraza sustituyó a Wakaso. Ambos aportaron frescura, desborde, uno contra uno y el Alavés volcó literalmente el campo contra la portería de Bounou.

Tres goles en veinte minutos

En su primera intervención Pedraza, asiste a Ibai Gómez que a la segunda perfora la meta de Bounou. Burgui asiste al andaluz en apertura a banda izquierda, que de primeras ve la llegada del vasco que no perdona en segunda instancia para recortar diferencias en un mal rechace del portero del Girona. En el 86´a cuatro minutos del final, ahora con Pedraza por banda derecha, se adentra en el área  y el portero arrolla al andaluz y comete penalti que sería nuevamente ejecutado por Ibai Gómez, engañando al meta y lanzando a la derecha de éste.

Con este resultado, de victoria moral para el Alavés a pesar del empate, y en pleno correcalles por buscar la victoria, de los que no gustan a los entrenadores, llega la última jugada del partido, en la que un ataque del Girona no es finalizado; corta la defensa albiazul en área pequeña, combinan con Ibai que recibe de espaldas al área. Recibe de espaldas y con un taconazo orientado hacia la derecha se deshace de su rival y juega en largo a la banda para el desmarque de Munir, que hace un espectacular jugada aguantando la pelota y temporizando para llegada del propio Ibai, al que asiste dentro del área y de primeras hace gritar el gol de la supervivencia del equipo albiazul, que ahora mismo ha ganado más partidos fuera que en Mendizorroza.

Histórico Ibai Gómez

Además del buen sabor de boca con la victoria en el último segundo para el equipo de Abelardo, hay varios datos circulando por la red que resaltan la actuación de Ibai Gómez.

Es el primer jugador del Alavés en marcar tres goles en un partido de Primera División, desde que lo hiciera Nené en la 2005-2006, en la derrota 3-4 ante el Getafe.

Es el segundo jugador en la historia de LaLiga, que marca un hat-trick en los últimos 20´; el 1º fue Araujo en 1968.

Además el equipo en el que juega Ibai Gómez no pierde un partido si él marca desde hace más de cuatro años (Septiembre de 2013, ESP 3-2 ATH). Desde esta fecha, diez victorias y dos empates .

Próximo partido: UD Las Palmas

Con la tranquilidad de debutar con victoria, Abelardo preparará el siguiente duelo ante un rival directo como Las Palmas, el próximo viernes en Mendizorroza, en el partido que inaugura la jornada 15. El equipo insular antepenúltimo con 10 puntos, uno más que el conjunto dirigido por Abelardo. Para el choque, el técnico asturiano podrá recuperar al menos al capitán Manu García, Rodrigo Ely, por acumulación de tarjetas y Christian Santos por doble amarilla, todos sancionados y que no pudieron participar en el partido de ayer.