Sergio León protagoniza la gesta

Acabó ganando al fin Osasuna su primer partido, tras vencer a la SD Eibar en Ipurua en un duelo que tuvo claro protagonista, y no es otro que Sergio León, que de nuevo, se ha llevado al bolsillo a los aficionados del club navarro con una sobresaliente actuación.

Sergio León protagoniza la gesta
Sergio León protagoniza la gesta | Fuente: LaLiga
SD Eibar
2 3
CA Osasuna
SD Eibar: Riesgo; Luna, Capa, Mauro (Ramis, min. 62), Lejeune; Dani García, Escalante (Nano, min. 46), Rico, Bebé (Jota, min. 70), Pedro León; Enrich.
CA Osasuna: Nauzet; Flaño, Unai, David; Berenguer, Oier, Digard (Fausto Tienza, min. 70), Roberto Torres, De las Cuevas (Otegui, min. 79); Oriol Riera y Sergio León (Javi Álamo, min- 81).
MARCADOR: 1-0, min. 1, Escalante. 1-1, min. 28, Sergio León. 1-2, min. 31, Sergio León. 2-2, min. 45, Sergi Enrich. 2-3, min. 59, Roberto Torres.
ÁRBITRO: Mario Melero López, comité andaluz. Amonestó a Digard (min. 15), Capa (min. 62) y Sergio León (min. 75).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada del campeonato regular de la Liga Santander, disputado entre SD Eibar y CA Osasuna en Ipurua, ante unos 5.300 espectadores.

Se llevó el gato al agua por primera vez en la presente campaña el equipo dirigido por Enrique Martín, que logró remontar un doloroso tanto inicial de la SD Eibar en Ipurua, en un partido pasado por agua y que estuvo marcado por diversas actuaciones individuales, como la del centrocampista Roberto Torres, la de Oriol Riera, y sobre todo, por el espectacular despliegue de Sergio León, que sigue sumando enteros a ídolo de la grada rojilla echándose al equipo a las espaldas una vez más.

Empezaría el partido augurando sufrimiento para los navarros, nada más lejos de la realidad, puesto que acabaron sufriendo para llevarse la victoria, pero todo parecía que iba a acabar peor, y más cuando a los 18 segundos, un despiste defensivo dejaba a Escalante solo en la frontal para enviar el balón teledirigido al fondo de la portería de Nauzet, no sin antes peinar el larguero el esférico.

La fragilidad defensiva de los rojillos quedó retratada en ese inicial despiste que podría haber salido muy caro, y para mayor pesar, el equipo no logró llegar a cuajar una buena reacción tras verse detrás en el marcador, una adversa circunstancia que sufrió acometidas por las bandas protagonizadas por Pedro León y Bebé, que empujaban a Oier y Berenguer hasta el punto de no permitirles sumarse a la ofensiva.

No obstante, con el transcurso de los minutos, la presión agobiante de los armeros iría cesando, y esto permitiría que Osasuna se soltase un poco, y lo que esto conllevó, es la aparición del gran héroe de la noche, Sergio León; aunque fue Oriol Riera quien dio el primer aviso cuando trató de batir a Riesgo con un remate de cabeza.

Sergio León se convierte en héroe

Cuando se acercaba la media hora de juego, de idas y venidas, llegaría una internada por banda de Berenguer, en una muy buena acción ofensiva, que acabó con el esférico llegando a la cabeza de Sergio León, para que este batiera sin complicarse a Riesgo

Ya tras haber empatado el partido, se envalentonó el atacante recién llegado desde el Martínez Valero, y es que su trabajo y su presión vio recompensa justo a los dos minutos de firmar el empate, porque cazó un mal despeje de Riesgo para poner a placer su segundo gol en el marcador, dando la vuelta así al electrónico y provocar el delirio de la hinchada rojilla.

Estos dos goles dejarían en KO al Eibar, mientras que los navarros buscaron colocar el tercero antes de que llegara la reacción local. Pudo ponerlo Roberto Torres a balón parado, pero Riesgo aparecería para blocar el remate.

Y llegaría entonces un trágico momento para Osasuna, porque según se iba aproximando el descanso, volvía a aparecer el club armero con peligro y con continuas ofensivas, y al final, cuando quedaban segundos, Sergi Enrich aprovecharía el desorden de la zaga visitante para colocar en el fondo de la red el gol del empate para el Eibar, ante un Nauzet que tal vez pudo hacer más para evitar el gol.

Segunda parte llena de emoción y goles

Osasuna parecía hundido tras el empate, y llegó el descanso, quince minutos para reflexionar y mejorar. Sea lo que fuere que le dijo Enrique Martín a sus hombres, funcionó. Nada más empezar, Digard puso en pie de Oriol Riera un gran pase para que este estuviese cerca de desigualar el marcador.

También tuvo, de nuevo, la suya Roberto Torres, con otro lanzamiento en un libre directo pasados los cinco minutos de segunda mitad. Y diez minutos más tarde, tuvo la tercera, y no falló. Realizó un control de ensueño tras un centro largo en el interior del área y cruzó el balón ante Riesgo con un potente y muy bien colocado remate ante el que poco pudo hacer el guardameta armero.

Una vez más, KO para el Eibar. Tardaría en encontrar la reacción el combinado de José Luis Mendilibar, que buscó en los cambios, uno de ellos por problemas físicos, en concreto, la entrada de Ramis por Mauro; un revulsivo que le permitiera puntuar, no obstante, se encerraría bien atrás Osasuna, lo que, combinado con lo mojado que estaba el césped y que los armeros aparentaban algo espesos, bastó para que el Eibar no llegase a mover el marcador.

No obstante, al borde del final del encuentro, besó las mallas, y mereciéndolo, Oriol Riera, cuyo gol fue anulado por fuera de juego, no obstante, se llevó el reconocimiento de su afición, que ha quedado satisfecha con su capacidad de sacrificio. Sin ese gol que hubiera supuesto la tranquilidad, tuvo que llevarse un sobresalto el club de El Sadar cuando un testarazo de Dani García hizo volar a Nauzet para evitar el empate a tres, en el primero de los tres minutos de añadido, no obstante, el marcador no se movió y Osasuna pudo al fin celebrar su primer triunfo.