Que noviembre sirva para mejorar en Oviedo

El equipo de Fernando Hierro cierra el penúltimo mes del año con tan solo una victoria y dos sonrojantes derrotas lejos de casa. Pese a ello, continúan en la sexta posición que les permitiría disputar el 'play-off' aunque la versión de juego ofrecida como visitante es muy mejorable.

Que noviembre sirva para mejorar en Oviedo
La plantilla del Real Oviedo celebra el empate frente al Lugo | Foto: Real Oviedo

El Real Oviedo afrontaba un duro mes de noviembre por delante. Los rivales a los que se tendría que enfrentar harían de este mes de competición una tarea muy complicada de supervivencia. Lugo, Huesca, Levante y Alcorcón, serían los clubes a los que el Real Oviedo tendría que hacer frente si quería alargar esa magnífica racha que le permitía mantenerse seis partidos invicto.

El primer encuentro sería en el Carlos Tartiere. En este escenario, el conjunto de Fernando Hierro tendría que recibir a los de Luis César Sampedro, un Lugo que estaba haciendo las cosas francamente bien pero que visitaba el feudo carbayón en busca de una necesaria victoria, pues encadenaron tres derrotas consecutivas y cuatro partidos sin ganar, algo sorprendente debido a su buen inicio liguero, lo cual les había permitido estar en la zona noble de la tabla.

Jorge Ortiz, Rocha y Héctor Verdés celebran el gol del empate | Foto: Real Oviedo

Fernando Hierro, al término del Real Oviedo 1-1 Lugo: "Nos afectó el gol tan rápido, pero el equipo se ha dejado el alma"

En este encuentro, marcado por el césped del Tartiere, que debido a las intensas lluvias producidas durante la semana previa al encuentro, no presentó sus mejores condiciones. El Real Oviedo salió al encuentro un tanto dubitativo, demasiado pendiente del terreno de juego y lo pagó muy caro en la primera mitad, donde los azules se marcharon al descanso por detrás en el marcador debido al gol de Seoane, fruto de la mala suerte que provocó el rechace. Sin embargo, la charla del técnico malagueño pareció servir de algo y los carbayones encerraron durante toda la segunda mitad al club lucense, teniendo varias ocasiones de lograr el empate. Sin embargo, no sería hasta el minuto 89’ cuando Héctor Verdés encontró la portería y puso las tablas definitivas en el luminoso. Todo pareció indicar que, de alargarse el encuentro cinco minutos más, el Real Oviedo se hubiera adjudicado la victoria.

La segunda semana del penúltimo mes del año tendría deparada para el club asturiano la visita a uno de los campos complicados de esta Segunda División. Los de Fernando Hierro llegaban con una confianza y una moral por las nubes, pues con el empate en Lugo eran siete los encuentros que llevaban invictos, lo que les hizo escalar hasta la segunda posición y dormir toda la semana en ascenso directo. Sin embargo, lo que muchos no se imaginarían fue que el Real Oviedo iba a encajar una sonrojante derrota frente al Huesca.

Los jugadores del Real Oviedo, cabizbajos en Huesca | Foto: La Liga

Fernando Hierro, sobre el Huesca 4-0 Real Oviedo: "no he visto el orden y la intensidad de los últimos partidos. Felicitar al Huesca por su merecida victoria"

Los asturianos no salieron prácticamente al terreno de juego y el mal encuentro de la defensa les hizo encajar cuatro goles. Además de ir perdiendo 3-0 al descanso, el Real Oviedo vería fulminadas sus esperanzas de remontada al quedarse con un hombre menos, pues Óscar Gil fue expulsado al comienzo de la segunda mitad. Un muy mal encuentro en el que la principal virtud del club ovetense -la defensa- desapareció. En este encuentro quedó muy tocada la imagen del defensa cedido por el Athletic, Óscar Gil, al cual se le señaló por fallos defensivos en los tres primeros goles, además de una expulsión evitable. Sin duda, los de Fernando Hierro se volvieron a la capital asturiana con una cura de humildad y con los pies en la tierra, y por supuesto, abandonando la segunda posición.

Tercer encuentro de noviembre y a priori sería el más complicado de todos los que estaba afrontando el Real Oviedo en la temporada. Recibían, nada más y nada menos, que al indiscutible líder de Segunda División, el Levante. El conjunto de Juan Ramón López Muñiz visitaba el Carlos Tartiere habiendo encadenado nueve encuentros sin conocer la derrota, lo que les permitía aventajar a su más próximo perseguidor en ocho puntos, diez si eliminamos de la carrera por el ascenso al Sevilla Atlético, filial del conjunto andaluz que no podrá ascender a Primera División en caso de ocupar posiciones de promoción. Un colchón, sin duda alguna, que permitía al conjunto granota visitar el feudo carbayón con tranquilidad.

La plantilla del Real Oviedo celebra en el centro del campo la victoria final | Foto: Real Oviedo

Fernando Hierro, tras vencer al Levante: "Se han dejado la vida y era necesario. Nos vamos muy satisfechos, aunque solo son tres puntos"

Pese a comenzar muy superior en la primera media hora de juego, el Levante no encontró portería con demasiado peligro y los asturianos se crecieron. Un larguero de Linares al final del primer tiempo avisó al conjunto granota de lo que vendría en la segunda mitad. Al término del descanso, el equipo de Fernando Hierro salió con otra actitud bien distinta a la del primer tiempo y con un Jonathan Pereira determinante. Supo coger muy bien las espaldas de los defensas levantinos, lo que permitió el primer gol, que, tras una salida de Raúl Fernández, terminó en la cabeza de Michu para instaurar la locura en el Tartiere. Minutos más tarde, una jugada de pillería del delantero gallego, firmaría el 2-0 definitivo en el partido, lo que supuso la segunda derrota de la temporada para los valencianos.

Uno de los mejores partidos del Real Oviedo hasta la fecha y lo firmaron frente al líder. Así comenzaba esta última semana en la capital del Principado, con una confianza y un optimismo y sobre todo, una sensación de que este equipo puede ganar a cualquiera. El último partido que tendrían que afrontar los de Fernando Hierro en este mes de noviembre sería en el estadio de Santo Domingo, donde esperaba un Alcorcón que pese a su mala posición en la tabla, solo había cedido una derrota en su feudo. El encuentro serviría para comprobar si la versión del equipo azul que ganó al Levante era real o, si por el contrario, fue un espejismo. Viendo el partido invita a pensar más en lo segundo, pues la versión mostrada por los hombres de azul se asemejó más a la ofrecida en Huesca que a la del encuentro frente al Levante.

Nando se lleva las manos a la cabeza tras la derrota de Alcorcón | Foto: Manu Gutiérrez (VAVEL)

Fernando Hierro, tras caer derrotado por 5-1 en Alcorcón: "sin ese alma y ese orgullo es imposible. Esto no es lo que yo quiero como equipo, no es nuestro camino"

Los hombres de Fernando Hierro salieron muy poco intensos y a las primeras de cambio se encontraron con un gol en contra. En este encuentro, la principal virtud destacable en lo que va de temporada de este equipo -la defensa- también desapareció y el equipo asturiano se volvió con cinco goles en contra a Oviedo. Sin duda, la peor derrota de la temporada del Real Oviedo y su peor versión. Jonathan Pereira maquilló un poco el resultado al anotar el único gol carbayón.

Pese a esta última derrota, el Real Oviedo ocupa posiciones de 'play-off', al igual que cuando comenzó el mes de noviembre. Lo único que diferencia al conjunto asturiano en estos cuatro partidos, es que antes se encontraban a un punto del ascenso directo y dos por encima del séptimo lugar y ahora se encuentran a cuatro puntos del ascenso directo y un solo punto por encima del séptimo lugar. La diferencia más grande entre el conjunto que afrontaba su partido contra el Lugo y el conjunto que perdió en Alcorcón es el fin de la racha de siete partidos invictos, y otros cuatro partidos más de competición.

Linares controla un balón frente al Levante | Foto: Real Oviedo
Linares controla un balón frente al Levante | Foto: Real Oviedo

4 puntos de 12 posibles con 4 goles a favor y 10 en contra, es el balance del Real Oviedo en este mes de noviembre

En general, el conjunto de Fernando Hierro ha salvado los muebles en noviembre tras haber firmado un empate, dos derrotas y una victoria, lo cual le hace continua aferrado a las posiciones de ‘play-off’. Además, si antes de comenzar noviembre el conjunto azul era el equipo menos goleado de Segunda División con ocho goles, ahora es uno de los más goleados, con dieciséis.