Rubi, entrenador de la SD Huesca

El ex jugador catalán se pone a las órdenes del equipo oscense.

Rubi, entrenador de la SD Huesca
SD Huesca

Joan Francesc Ferrer Sicilia, nacido en Vilasar de mar, ubicado en Barcelona en 1970, más conocido por el apodo de Rubi, por su pelo rubio, fue confirmado en Junio como entrenador de la SD Huesca tras la marcha de Juan Antonio Anquela al Oviedo.

Rubi empezó su carrera como jugador en su población natal, Vilasar de mar, pasó por varios equipos catalanes como el L´hospitalet, Manlleu, Terrasa o el Espanyol B, retirándose como jugador en el año 2001.

Alejado de los comportamientos que se consideran usuales entre los jóvenes futbolistas, más preocupados por asuntos banales, el catalán se forjó también en las aulas de la universidad, donde se licenció en Empresariales. 

Después con las botas ya colgadas, Rubi terminó encontrando su sitio en el banquillo,el Sabadell, Espanyol B,el Ibiza y el Benidorm fueron los primeros pasos del entrenador hasta que en 2011 se introdujo en el cuerpo técnico del Girona como asistente. La salida de Raúl Agné durante la temporada 2011/2012 y el paso de Javier Salamero al banquillo, hicieron que ejerciera de segundo entrenador. Rubi cogió el testigo del zaragozano en la 2012/2013 para conducir al Girona al ‘play off’ de ascenso, cayendo ante el Almería en la segunda y definitiva ronda.

Se decidió después por la propuesta de Tito Vilanova, quien lo quería en su grupo técnico tras relevar a Pep Guardiola en el banquillo del FC Barcelona.  Allí se convirtió en uno de los principales aliados de Messi. La enfermedad de Vilanova y la entrada del Tata Martino no cambiaron el trabajo del preparador, que concluyó su periplo en la ciudad condal al cierre del curso 2013/2014. Se marcho al Valladolid, en Segunda. De nuevo alcanzó el ‘play off’ de ascenso, pero Las Palmas le apartó de la Primera División.

La reválida y subida a la máxima categoría del futbol español, le llegó al entrenador catalán la campaña 2015/2016 para acceder al Levante, en el cual no pudo evitar el descenso del equipo levantino aquella temporada. El técnico catalán tomó las riendas del Sporting en enero de ese año después de que su antecesor en el cargo, Abelardo Fernández, presentara su dimisión,  aunque tampoco pudo evitar el descenso a Segunda División del equipo esportingista.

Rubi llega ahora a la capital oscense, con un buen bagaje como entrenador y con experiencia en todas las categorías profesionales y además cuenta con una gran consideración dentro del futbol nacional, además de ser visto como un experto a nivel táctico.

Su propuesta de juego es vistosa. Le gusta dominar las dos áreas,  con orden, disciplina y esfuerzo, con excelente capacidad de trabajo, entrenamientos de calidad y tácticamente muy bueno.

SD Huesca