Festín conquense en el derbi castellano-manchego
Thiago Alves preparado para lanzar a portería en el 'derbi' // Foto: Miguel Morales

El GlobalCaja Ciudad Encantada se impuso con autoridad a los chicos de César Jesús Montes ante un Sargal abarrotado de gente, donde el ambiente a balonmano rebosaba por lo cuatro costados. El partido comenzó con una gran dosis de intensidad, nervios y muchas ganas por parte de ambos conjuntos. La igualdad en pista se hacía notar en los primeros cinco minutos de juego, donde los alcarreños vencían por la mínima, (3-2) a un Ciudad Encantada ‘enchufado’ desde el primer momento. JJ Hombrados y el joven Samuel Ibáñez lograban detener varios lanzamientos de uno y otro equipo, haciéndose notar en sendas porterías.

Los ataques del cuadro local encontraban fácilmente la portería alcarreña. Sin embargo, a los hombres de César Jesús Montes les costaba algo más ver portería. Donde algunas imprecisiones de los violetas les hacían cometer pérdidas de balón, que eran aprovechadas por los conquenses.

Cumplido el primer cuarto de hora del partido, el Ciudad Encantada y el BM Guadalajara estaban igualados a ocho tantos en el marcador, destacando las intervenciones del portero local Samuel Ibáñez y del veterano Hombrados, que hacían que el resultado hasta el momento no fuera superior.

Conforme pasaban los minutos la igualdad de los dos equipos hacía presagiar un bonito final de la primera mitad, con otras buenas intervenciones de los guardametas de los conjuntos manchegos. A partir del minuto 20 de juego, el Ciudad Encantada empezaba a ‘abrir’ una pequeña brecha  de tres en el electrónico, gracias a los goles del Tibu Vallés, Dani Tolmos y Thiago Alves. Que situaban a los conquenses 13-10 en el marcador del Pabellón Polideportivo “El Sargal”, a falta de ocho minutos para el final del primer tiempo.

Parcial de 3-0 para los hombres de Lidio Jiménez que estaban desplegando un gran juego colectivo. Esta situación provocó que el técnico alcarreño solicitase tiempo muerto en el minuto 22 de partido, para dar nuevas instrucciones a sus jugadores y darles un ‘respiro’ ante la clara superioridad de los locales. Que mantendrían la ventaja de tres goles minutos después del tiempo muerto solicitado por los visitantes.

Sin embargo, Lidio Jiménez pidió tiempo muerto a falta de cinco minutos para el descanso para dar un ‘pequeño’ descanso a sus hombres ya que podían aumentar la diferencia de tres goles conseguida en el último tercio de la primera mitad. Y así hicieron. Los conquenses se iban a los vestuarios dominando en el marcador por siete tantos de diferencia (18-11). Y con la descalificación del pivote del BM Guadalajara, Ales Abrao, por propinarle un manotazo a un jugador del Ciudad Encantada a falta de pocos minutos para la conclusión del primer tiempo. En una buena primera mitad de los locales, donde la afición local no dejó de animar a su equipo en todo momento.

Al comienzo de la segunda mitad, el Guadalajara cambió de portero. Hombrados, que fue de más a menos en el primer tiempo, dejó paso al joven Carlos Barbero. En el partido, Thiago Alves, que cuajó uno de los mejores partidos en Cuenca con diez tantos, ponía el 19-11 en el marcador. Racha conquense que era cortada por un gol del central Victor Montoya desde los nueve metros. Pero de nuevo otro ‘vendaval verde’, capitaneado por el cerebro del equipo, Rafa López, volvía a poner tierra de por medio en el marcador del pabellón conquense. Poniendo el 20-12 en el marcador, logrando así la máxima diferencia hasta el momento (ocho goles). Aunque un tanto desde la línea de nueve metros del mejor jugador por parte de los alcarreños, el lateral José María Bozalongo, recortaba diferencias. Pero seguidamente, un contraataque bien llevado por los locales volvía a poner la renta de ocho goles a favor de los conquenses.

De igual modo que ocurriera en el primer tiempo, el entrenador del BM Guadalajara pidió tiempo muerto apenas cumplidos seis minutos de la segunda mitad. Gracias, en gran medida, al acierto del Ciudad Encantada en ataque, y del muro en defensa local. El cual era imposible de perforar en los primeros minutos del segundo acto.

Mientras transcurrían los minutos, ambos equipos seguían su tónica general. El GlobalCaja seguía desplegando un gran juego colectivo, con jugadas que siempre veían portería rival; y un Guadalajara que iba ‘a remolque’ en un derbi castellano-manchego ‘soñado’ por el aficionado conquense. De tal modo que a falta de diez minutos para la finalización del partido, el Ciudad Encantada controlaba el derbi. Un choque entre los dos equipos representativos de la región castellano-manchega en la máxima categoría del balonmano masculino nacional, La Liga BAUHAUS ASOBAL que se decantaría para el lado de los conquenses tras vencer 36-28 a los alcarreños.

El Ciudad Encantada, que estrenaba pista azul por ser el ‘Partido Estrella’ de la jornada 12ª del campeonato nacional liguero, “apuntillaba” a los alcarreños a falta de pocos minutos para el final, donde Tibu Vallés, Thiago Alves y un ‘paralotodo’ Samuel Ibáñez fueron de los más destacado del cuadro local en el primer derbi oficial de la temporada.

En cambio, por parte del Guadalajara, el lateral izquierdo José María Bozalongo con ocho tantos, los mismos que el brasileño Fabio Chiuffa (cinco de ellos desde los siete metros) fueron de lo mejor de un club alcarreño que se coloca decimotercero en la clasificación, a un punto del descenso. Sin embargo, el Ciudad Encantada sube hasta la octava posición de la tabla, con nueve puntos. El próximo partido de los conquenses será a domicilio ante el GO FIT. Los alcarreños recibirán la visita del Ángel Ximénez Puente Genil, rival directo en la lucha por la permanencia.

VAVEL Logo