El Barça se impone al Kiel en una victoria sufrida
Ludovic Fàbregas, máximo goleador del partido con 6 goles /  Fuente: FCB Handbol

El Barça sigue implacable en la vigente edición de la EHF Champions League. El conjunto de Xavi Pascual suma siete victorias en siete encuentros y se mantiene como líder invicto del grupo B con 14 puntos, tras haber superado al THW Kiel por 29-25.

Los azulgranas llegaban al encuentro en una gran dinámica tras superar el pasado jueves al Kiel con una brillante actuación, y ambos equipos se volvían a ver hoy las caras en el inicio de la segunda vuelta de la fase de grupos de la Champions. Los catalanes tenían la intención de conservar su invicto y afianzarse en la primera posición, mientras que los alemanes llegaban a Barcelona sedientos de venganza tras haber sido superados en su campo y con la necesidad de sumar puntos para no descolgarse de las dos primeras plazas las cuales otorgan el acceso directo a los cuartos de final de la competición.

El partido empezó siguiendo el guión esperado: un duelo muy disputado donde ninguno de los dos equipos conseguía descolgarse en el marcador. El Kiel cogió la iniciativa en los primeros compases del partido con un parcial de 0-2, pero el Barça contestó rápidamente y puso el empate a 2.

Los minutos pasaban y los dos equipos se mostraban muy sólidos tanto en ataque como en defensa, donde los porteros de ambos conjuntos, Kevin Møller y Niklas Landin, cogieron el protagonismo con un recital de paradas en ambos lados. Los azulgranas dieron el primer aviso al abrir una brecha en el marcador en el minuto 23 y colocarse tres goles arriba tras un parcial de 4-0. Flip Jicha, viendo el asedio de los jugadores del Barça hacia su portería, se vio obligado a pedir un tiempo muerto, el cual tuvo efecto ya que los zebras reaccionaron de inmediato y el partido se fue al descanso con un resultado de 13-12.

El Barça no se encontraba muy cómodo. Le costaba conectar con sus extremos y echaban en falta los goles de Dika Mem, su máximo goleador en la competición, quien no abrió su registro particular de goles hasta la segunda mitad. Por su parte, el Kiel, viendo la falta de gol de su estrella Sagosen, se encomendaron a Zarabec quien adoptó el rol de goleador con tres tantos.

La segunda parte siguió la misma tónica. Duelo muy igualado, con ambos equipos muy consistentes en todas las facetas del juego, y donde los porteros seguían con su pique personal. La igualdad en el marcador se mantuvo hasta los últimos minutos del partido, donde el Barça, aprovechando la superioridad numérica por los dos minutos a Wiencek y comandados por Makuc y Fàbregas , cogió una ventaja de cinco goles a la que los alemanes no pudieron hacerle frente.

El partido acabó 29-25, un resultado que no refleja la gran igualdad que hubo durante todo el encuentro y que deja al conjunto catalán líder solitario de la tabla, mientras que hunde a un Kiel que cada vez se ve más lejos de los puestos que dan el acceso directo a los cuartos de final. El conjunto de Jicha se mantienen en cuarta posición con siete puntos, tres por debajo del Aalborg danés quienes ganaron su enfrentamiento contra el Veszprém, segundo con once puntos, y se afianzan en la tercera posición con diez puntos.

Los blaugranas viajarán el próximo miércoles a tierras danesas para enfrentarse precisamente al Aalborg, donde buscarán mantener el invicto para seguir con su fase de grupos perfecta.

VAVEL Logo