Victorias fáciles para Vikings y Redskins

Si algo destaca de los dos partidos de la pasada noche, es que en ambos la superioridad de uno de los equipos fue patente. Los Vikings arrasaron a unos Falcons incapaces de hacer funcionar su ataque, mientras que los Redskins consiguieron anular a unos Giants a los que nada les salia bien.

Minnesota Vikings 20 - Atlanta Falcons 10

El partido que enfrentó a los Minnesota Vikings y los Atlanta Falcons tiene un nombre propio, Adrian Peterson. Peterson lideró el ataque de los visitantes sin demasiados problemas y fue el jugador más destacado de ambos equipos.

Peterson fue el jugador más destacado del partido

Ya desde el primer cuarto las jugadas de Peterson, actual líder de la NFL en yardas de carrera, marcaron el ritmo del ataque de los de Minnesota y con un acumulado de 29 carreras para 158 yardas dejan patente su gran aportación al juego de anoche.

Los Vikings abrieron el marcador en el primer cuarto con un touchdown de carrera de Peterson, mientras que su defensa contuvo con gran eficacia a unos Falcons que cometieron demasiados errores, empezando con un fumble, recuperado por Minnesota y a lo que la defensa de Atlanta respondió con una de sus pocas jugadas destacables de la noche, una intercepción a Teddy Bridgewater cuando intentaba un pase profundo al tight end Kyle Rudolph.

Por parte de Atlanta, Matt Ryan realizó una de sus peores actuaciones. Sería interceptado por primera vez en el segundo cuarto y en lineas generales no fue capaz de comandar un ataque efectivo, permitiendo varios turnovers, lo que sumado a una defensa prácticamente desaparecida dejó el partido en manos de los visitantes y consiguiendo una única anotación durante esta mitad, un gol de campo en el segundo cuarto.

Atlanta consiguió una única anotación en el segundo cuarto

La segunda mitad comenzaría con los Falcons al ataque, en un drive que terminó con la segunda intercepción a Ryan de la noche y que marcaría el ritmo de los locales durante este cuarto. Tampoco Minnesota sacó demasiado rédito a este tercer cuarto, solo lograron anotar un field goal, pero en el cuarto el partido se les puso de cara con un nuevo gol de campo y la que, sin duda, fue la jugada mas destacada de la tarde, una carrera para touchdown de Peterson de 35 yardas. Ya en los minutos finales, Atlanta conseguiría su único touchdown del día, un pase corto de Ryan a Nick Williams.

En resumen. No se puede decir que fuera un partido memorable, pero mientras los Vikings consiguieron una necesaria victoria, la cosas de complican y mucho para los Falcons, a los que las actuaciones de Matt Ryan en los últimos partidos dejan en una situación bastante complicada.

New York Giants 14 - Washington Redskins 20

De este partido que enfrentó a los New York Giants y a los Washington Redskins se cumple el tópico de que el marcador final no refleja la realidad del partido. Porque aunque el resultado se decantó por el lado de los capitalinos, no se puede decir que hicieran un buen partido, aunque tampoco los de Nueva York realizaron una gran actuación.

No empezó bien Eli Manning la tarde, sufriendo, solo en el primer cuarto un fumble que los Giants recuperarían, y dos intercepciones, que marcarían su actuación el resto del juego. Errores de lectura, pases no completados, su estadística muestra 51 intentos de pase para 26 completados, y una actitud derrotista a lo largo de la primera mitad que marcaron la pauta al resto del equipo.

Mal arranque de un Eli Manning que pareció contagiar a los suyos durante la primera mitad

Nada especialmente destacable tampoco en el juego de los de Washington durante el primer cuarto, que se conformaron con no permitir marcar a los Giants, pero en el segundo cuarto encadenaron varias series que terminarían en anotación. La primera un gol de campo al que seguirían dos touchdowns. El primero, un pase largo de Kirk Cousins a DeSean Jackson y el segundo por una carrera de una yarda del propio Cousins y que pudo llegar antes, ya que en jugada anterior se les había anulado a los Redskins un touchdown, un pase corto a Jamison Crowder por un error del jugador.

En la segunda mitad las cosas no mejoraron mucho para los visitantes, en el cuarto cuarto los Redskins consiguieron un gol de campo más, que afianzaría su ventaja a los 20 puntos finales. No sería hasta el cuarto final que los Giants dieran señales de vida, consiguiendo dos anotaciones para touchdown, que no solucionarian demasiado de cara a la mala imagen presentada, pero maquillaron el resultado. La primera un pase largo de Manning a Randell y la segunda una increíble recepción de Odell Beckham Jr.

El partido finalmente sirvió para poner de manifiesto los problemas de los New York Giants, con un ataque limitado cuando Manning no logra conectar con sus receptores y una defensa sin profundidad. Mientras que los Redskins, sin hacer un gran partido, presentaron su mejor cara y darán un respiro a las criticas a su entrenado Jay Gruden.

VAVEL Logo