Los Buccaneers y Tom Brady hacen
historia en el Lambeau Field
Brady jugará un SB con un equipo diferente a los Patriots // Foto: Agencias

La magia de Aaron Rodgers y los Green Bay Packers quedó opacada por la gran historia de los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady en el mismísimo Lambeau Field, ya que sacaron la victoria a domicilio 31-26 y disputarán el Super Bowl LV de la NFL en casa.

El juego comenzó de gran manera para los Bucs, ya que montaron una primera serie sólida y la culminaron en las diagonales con el envío de Brady a Mike Evans de 15 yardas para abrir el marcador.

Los Empacadores reaccionaron hasta el segundo cuarto al hacerse presentes en la pizarra con el bombazo de Rodgers a Marquez Valdes-Scantling de 50 yardas.

Sin embargo, un largo envío de Brady a Evans y un acarreo que dobló la esquina Leonard Fournette de 20 yardas, le dio la ventaja una vez más a la visita.

Green Bay retornó al campo y se instaló en zona de goal en donde no pudo anotar en tres ocasiones y se tuvo que conformar con un gol de campo de 24 yardas de Mason Crosby.

Costosa equivocación

Con menos de dos minutos en el reloj, Green Bay amenazaba con hacer puntos, pero Rodgers fue interceptado a medio campo; con menos de 14 segundos, los Bucs se la jugaron en cuarta para mover las cadenas y, luego, Brady sorprendió con el envío a la zona de anotación con Scotty Miller de 39 yardas, colocando el 21-10 al descanso.

Los “Queseros” necesitaban anotar rápidamente a inicios de la segunda mitad, pero un fumble de Aaron Jones dejó en la yarda nueve al rival, situación que no desaprovecharon con el pase de Brady a Cameron Brate de ocho yardas, ampliando la diferencia a 18 puntos.

Llegó la reacción, pero no les alcanzó

A raíz de ese momento Green Bay tuvo un cambio radical y cuatro minutos después Robert Tonyan realizó la atrapada en las diagonales para hacer el touchdown.

Más tarde, llegó la primera intercepción de “The Goat”, donde los Packers lo pudieron convertir en puntos gracias a la recepción de dos yardas de Davante Adams.

En un atípico último periodo, Tom Brady fue interceptado en dos series consecutivas, pero los de casa no pudieron mover las cadenas y no le sacaron provecho.

Sobre la recta final, Ryan Succop aumentó la ventaja a ocho gracias a su patada de 46 yardas; por lo que Green Bay regresaba con la necesidad de hacer touchdown, no obstante, en zona de goal no pudieron concretar y en cuarto down en lugar de jugársela, solamente sacaron tres puntos.

Fue entonces que la ofensiva de Tampa ligó varios primeros y dices para asegurar la victoria y para hacer historia porque serán la primera franquicia que disputará un Super Bowl en casa; ahora esperarán al ganador entre los Kansas City Chiefs y los Buffalo Bills.

VAVEL Logo