El “Spanish” Vardar alcanza la gloria europea
El HC Vardar campeón de la VELUX EHF Champions League. | Foto: EHF.

El HC Vardar Skopje es el nuevo campeón de la VELUX EHF Champions League tras derrotar en la final al Paris Saint Germain por tan solo un gol de diferencia, 23 a 24. La igualdad fue la tónica dominante de un encuentro en el que la máxima renta fue de tres tantos, pero en el que los macedonios quisieron llevar la iniciativa desde el principio.

Así, tras un primer tiempo de gran dureza defensiva en el que los ataques no pudieron brillar, el Vardar pudo distanciarse en el segundo periodo. Sin embargo, los tres goles de renta fueron insuficientes para doblegar a un PSG que no arrojó la toalla, empatando la contienda a falta de menos de diez segundos. Cuando el duelo parecía condenado a la prórroga, un tanto de Cupic en el último ataque dio a los macedonios su primera Liga de Campeones, dejando al PSG sin el ansiado título europeo.

Gran dureza defensiva

Tras unos primeros ataques en los que ninguno logró ver portería, fue el joven Nedim Remili quien abrió la lata para los franceses. Sin embargo, iban a ser los macedonios quienes llevaran la iniciativa en este comienzo de partido, poniéndose rápidamente por delante gracias al acierto de Cupic desde los siete metros, 2-3. Los parisinos se mostraban demasiado imprecisos en ataque, situación que aprovechó el ruso Shishkarev para poner el 2-5 a los 11 minutos, gracias a una rápida contra.

Serdarusic llamó a filas a los suyos, logrando reducir las diferencias hasta el 4-5. Fue entonces cuando emergieron unos inspiradísimos Omeyer y Sterbik, con unos porcentajes cercanos al 50% que impedían grandes movimientos en el marcador. Así, a los 20 minutos de partido una nueva contra del Vardar, permitió a Dibirov devolver la renta a los tres goles, 4-7.

Poco les duró la alegría a los hombres del Raúl González, ya que el PSG volvió a responder de la mano del gran Nikola Karabatic, hasta poner el empate a diez a falta de menos de tres minutos para la conclusión del primer acto. Así, cuando parecía que las tablas iban a ser el resultado al descanso, una pérdida del Vardar hizo que Stepancic anotara a la contra, poniendo a los suyos por delante tras el 1-0 inicial, 12-11.

Todo por decidir

A pesar de haberse ido a vestuarios por debajo en el marcador, los hombres del Vardar no tardaron en retomar el mando del encuentro aprovechando las paradas de Sterbik y su mayor efectividad en ataque. Así, un acertado Dibirov (máximo goleador del encuentro con seis tantos) hizo el 14-16, dando paso a unos minutos de auténtico frenetismo.

A diferencia de lo ocurrido en el primer tiempo, los ataques empezaron a cobrar protagonismo, sucediéndose un intercambio de goles que mantenía la renta en los dos tantos. El PSG apostó por atacar sin portero para lograr reducir diferencias, pero dos goles consecutivos del Vardar aprovechando la ausencia de guardameta devolvieron la renta a tres cuando el PSG parecía más cerca de lograr el empate, 17-20. Como venía sucediendo durante todo el partido, en cuanto los macedonios alcanzaban la máxima diferencia provocaban la reacción parisina, de manera que el empate regresó al marcador en el minuto 52 tras dos perdidas del Vardar, 21-21.

De esta forma se llegó a la recta final del choque con todo por decidir, pero los hombres de Raúl González seguían aprovechando las imprecisiones galas en ataque. Las cosas se pusieron muy de cara para estos cuando a falta de tres minutos y con 21-23 en el marcador atacaron para devolver la renta a los tres goles, pero Omeyer detuvo el tiro de Cindric y Remili hizo el 22-23. El partido estaba en manos del Vardar y una nueva acción de Cindric provocó la exclusión de Luka Karabatic. Sin embargo, Dibirov envió fuera un tiro que hubiese supuesto la sentencia y el PSG logró empatar a falta de tan solo siete segundos.

La igualdad había reinado durante los 60 minutos y el partido parecía abocado a la prórroga, cuando el técnico Raúl González pidió tiempo muerto para preparar una acción rápida que evitara el tiempo extra. Así fue, tras el saque de centro Alex Dujshebaev conectó con Ivan Cupic y aprovechando la superioridad numérica el croata batió a Omeyer desde el extremo derecho para poner el definitivo 23-24.

De este forma, la enorme temporada realizada por el HC Vardar de Raúl González y David Davies termina de la mejor forma posible, con el primer título europeo para los macedonios. Esta es también la primera Liga de Campeones para Alex Dujshebaev, Jorge Maqueda y para un Joan Cañellas que en su sexta Final Four ha logrado levantar por fin el título.

VAVEL Logo