Barcelona Lassa espera rival en la final
N'Guessan, autor de 6 goles en la primera etapa | Foto: fcbarcelona.es

Barcelona Lassa se metió en la final de la XXVII Copa ASOBAL y buscará su séptimo título consecutivo en la competición nacional (13ro en su historia). Con un primer tiempo apabullante (21-10) el líder de la Liga Loterías Asobal definió el encuentro y sacó el billete para la definición de mañana (16:45).

Los dirigidos por Xavi Pascual se tomaron la revancha del empate a 26 ocurrido hace solo 10 días en el Municipal David Santamaría, sacando grandes diferencias por medio del contragolpe gracias a una sólida defensa 6-0 y a la buena actuación, una vez más, de Gonzalo Pérez de Vargas (13 paradas).

Por su parte, los de César Montes no pudieron meterse en juego en ningún momento y aunque en la segunda etapa pudieron establecer un intercambio de goles más parejo, nunca pudieron bajar la diferencia a menos de nueve tantos, lo que frustró su sueño de llegar a la final en su primera presentación en este certamen.

Defensa y contragolpe, la fórmula del éxito para el Barça

Desde el comienzo del encuentro los catalanes buscaron ser protagonistas y tomaron las riendas del juego rápidamente basando su juego en dos aspectos fundamentales: defensa sólida y contragolpe, más unos primeros 30 minutos impecables del francés Timothey N’Guessan en el posicional, que convirtió 6 goles en igual cantidad de lanzamientos.

A los diez minutos la diferencia era de cuatro goles (7-3) ya que cada posibilidad de ataque desaprovechada por el Guadalajara era tomada por el Barcelona Lassa y transformada en gol ante la impotencia del experimentado portero español José Javier Hombrados, que no pudo repetir las 17 paradas del encuentro anterior (3/24 en paradas - 12,5%-). Su peor verdugo fue N’Guessan: el francés terminó con 100% de efectividad  y comandó el posicional de su equipo no solo convirtiendo, sino dando continuidad y alimentando a sus extremos Rivera Folch y Ariño.

A partir de allí, los dirigidos por Xavi Pascual mostraron una exhibición en la transición defensa/ataque y en el contragolpe directo de la mano de un sólido Gonzalo Pérez de Vargas y de Ariño, Gómez y Tomás. Mientras que del otro lado solo el pivote Javi García (4/4) respondió y se notó la mala tarde de Chema Márquez, actual máximo goleador de la Liga ASOBAL, que terminó con un tanto en nueve lanzamientos.

Así, a los 23 minutos, la diferencia llegó a diez goles (17-7) y no bajaría de allí hasta el final del encuentro. Con un parcial 4-3 para el Guadalajara el marcador llegó al descanso con ventaja de 11 para los catalanes, que ya tenían un pie dentro de la final (21-10).

Concentración hasta el cierre

A pesar de la amplia diferencia, el conjunto catalán todavía tenía la sangre en el ojo por haber perdido su récord de 133 victorias consecutivas en Liga ASOBAL  ante su rival y es por eso no quitó el pie del acelerador en ningún momento.

A pesar de una notoria mejoría en el juego de los dirigidos por Montes, de la mano de José María Bozalongo (terminó con 4 goles), el Barcelona continuó sacando provecho a las situaciones de contragolpe e hizo imposible la remontada de su rival.

La rotación le dio aire a los catalanes y les permitió aguantar la intensidad defensiva, lo que llevó a que se extendiera aún más la diferencia que se redondeó en catorce tantos cuando se escuchó el pitazo final (36-22).

VAVEL Logo