La dinastía de los Manning
Foto: NFL VAVEL // Fotomontaje: Adrián Cobo

Una de las familias más exitosas de todos los tiempos han sido los Manning, comenzando el imperio con Archie Manning y en los más recientes años con el retirado Peyton y el actual quarterback de los New York Giants, Eli Manning. Entre todos ellos suman más de mil touchdowns en poco más de 45 temporadas, aunado a éxitos y récords que difícilmente se volverán a repetir en el fútbol americano.

Archie: el origen del legado

Inició como jugador colegial en el equipo universitario de Ole Miss. De hecho, puede presumir que en el primer juego colegial transmitido por televisión nacional en horario estelar en los Estados Unidos brilló con luz propia, lanzando para 436 yardas y tres touchdowns, sin embargo, cayeron por un punto ante Alabama. Tal fue el nivel mostrado que la escuadra retiró el número 18 (único jersey retirado en la historia de la institución) y, posteriormente, fue incluido en el salón de la fama del fútbol americano universitario.

Para el Draft de 1971 fue elegido como segunda selección global al ser reclutado por los New Orleans Saints. A pesar de permanecer diez temporadas, nunca logró una campaña ganadora, aunque destacó bajo varios rubros, uno de ellos en 1972 cuando fue el quarterback con más intentos de pase, envíos completos y yardas aéreas, pero New Orleans acabó con récord de dos ganados, once perdidos y un empate.

En 1976 se perdió toda la temporada por una cirugía en el hombro derecho y un par de años después fue nombrado como mejor jugador de la NFC a pesar del récord perdedor del equipo con siete triunfos, a cambio de nueve derrotas.

En sus últimas temporadas militó para los Houston Oilers y Minnesota Vikings, acabando con uno de los peores récords para quarterbacks que al menos tienen cien aperturas iniciales: 35 ganados, 101 perdidos y tres igualadas.

Foto: New Orleans Saints
Foto: New Orleans Saints

Durante toda su carrera lanzó para 23,911 yardas, 125 touchdowns y 173 intercepciones, teniendo su mejor registro en 1980 con New Orleans al lanzar 3,716 yardas.

A comparación de sus hijos, Archie no tuvo la fortuna de jugar en equipos ganadores, tanto a nivel colegial como profesional, sin embargo, tuvo la capacidad y las habilidades para destacar individualmente, principalmente con los New Orleans Saints; señalando que los aficionados en muchas ocasiones llevaban bolsas de papel al estadio apenados por la situación del equipo. En palabras de Paul Newberry, Archie era "la penosa cara de un equipo que no parecía hacer nada bien". Con todo lo anterior, Manning jugó dos veces el Pro Bowl; además, por sus labores humanitarias y deportivas, fue muy querido tanto por los aficionados de los Saints como por los ciudadanos de Louisiana.

Archi tuvo tres hijos: Cooper en 1974, Peyton en 1976 y Eli en 1981.

Peyton: el más grande

La grandeza de Peyton data desde su estancia en la preparatoria en la Escuela Isidoro Newman, con quien tuvo más de 7,200 yardas y un récord de 34-5. Desde niño, Peyton admiraba a su padre por la historia y dedicación que había tenido, sin embargo, en la selección de la universidad prefirió irse a jugar con Tennessee, por encima de Ole Miss. A pesar de que una temporada antes de llegar a la NFL acabó como segundo en la votación para el trofeo Heisman, en 1998 los Indianapolis Colts lo seleccionaron como la primera selección del Draft, equipo con el cual jugó 14 temporadas y disputó dos Súper Bowls; la primera de ellas en la edición XLI, llevando a los Colts a ganar el campeonato imponiéndose a los Chicago Bears 29-17 y adjudicándose la nominación como el jugador más valioso del partido; y en la Súper Bowl XLIV, la cual cayeron 31-17 ante el equipo de New Orlenas, donde curiosamente jugó su padre.

Con los Colts ganó en siete ocasiones la división sur de la AFC y ostenta múltiples récords, entre los cuales destacan: mayor número de pases de touchdown (369), mayor cantidad de pases en una sola temporada (49, en el año 2004), anotaciones como novato (26); más temporadas con al menos 4000 yardas (1999-2004 y 2006-2010), mayor número de yardas para los Colts (54,828), mayor número de pases completos en un partido (40, contra Houston en el 2010) y mayor número de yardas por pase (472, contra Kansas City en el 2004); Además, en el 2004 logró el rating más alto en la liga, al alcanzar la cifra de 121.1.

Foto: Indianapolis Colts
Foto: Indianapolis Colts

La temporada del 2011 no la jugó Peyton Manning debido a una lesión en el cuello que requirió cirugía y puso en duda su continuidad en la NFL. A principios del 2012 se anunció que Peyton dejaba a los Colts y se convertía en agente libre. Varios equipos de la NFL estuvieron interesados en él, pero la escuadra que adquirió sus servicios fueron los Denver Broncos.

En cuatro temporadas logró llegar a dos Súper Bowls con el conjunto de Colorado. La primera de ellas la perdieron por amplio marcador contra los Seattle Seahawks en la edición XLVIII, aunque para la Súper Bowl 50 gracias a su defensiva, se impusieron a Carolina Panthers 24-10. Justamente este fue el último partido de una de las más grandes leyendas de la NFL, quien se retiró en lo más alto.

Con los Denver Broncos también consiguió muchas marcas, destacando: cuatro títulos divisionales de la AFC Oeste y dos campeonatos de la Conferencia Americana, mayor porcentaje de pases completos en la campaña (68.6%, 2012), mayor número de pases de touchdown (7, contra Baltimore en 2013), más temporadas con más de 100 en rating (2012-2014).

Con los dos equipos que jugó Peyton acumuló 6,125 pases en 9,380 intentos, 71,940 yardas, 539 touchdowns y 251 intercepciones. Logrando superar las cinco mil yardas (5,477) en el 2013 con los Denver Broncos.

También logró cinco veces el nombramiento de mejor jugador de una temporada, ganó Super Bowls con equipos distintos, quarterback titular con más triunfos y líder pasador en envíos de anotación y yardas.

Sin duda, Peyton Manning estará en el Hall of Fame dentro de unos años, entrando en la discusión de si es el mejor quarterback de todos los tiempos, sobre todo, recordando la rivalidad que tuvo contra Tom Brady de los New England Patriots. La calidad en sus lanzamientos, así como su toque, precisión e inteligencia en cambiar jugadas y aprovechar los errores del rival, convirtieron a Peyton en uno de los más grandes de este deporte.

El final de la carrera del ilustre pasador se manchó por las especulaciones de la utilización de la hormona de crecimiento cuando todavía jugaba para los Colts, además de ser nombrado partícipe del maltrato que sufrían las empleadas en la Universidad de Tennessee.

Eli: el más patriota de todos

Al igual que su hermano mayor Peyton, Eli jugó en la Escuela Isidoro Newman, sin embargo, él sí decidió jugar con la Universidad de Ole Miss, institución con la que obtuvo 10,119 yardas y un récord de 28-15. En el Draft del 2004 fue seleccionado por los San Diego Chargers, pero inmediatamente se realizó un cambio que lo mandó a jugar a New York con los Giants.

Durante su primera campaña apenas jugó en nueve partidos, pero en la siguiente temporada comenzó a convertirse en uno de los jugadores líderes que necesitaban los Giants. Para el 2007 el equipo clasificó como comodín a los playoffs, instalándose en la final de la Conferencia Nacional y venciendo a los Green Bay Packers en el Lambeu Field, último duelo que disputó con los Packers el mítico Brett Favre. En la Súper Bowl XLII derrotaron a los New England Patriots 17-14, quienes venían de ganar todos sus juegos y con varias jugadas memorables los vencieron. En la edición XLVI se volvió a enfrentar a los New England Patriots y les repitió la dosis, imponiéndose 21-17. Es el único quarterback que le ha ganado al pentacampeón Brady dos veces el Vince Lombardi.

Recientemente, fue mandado a la banca cortando una innumerable racha de 210 partidos consecutivos jugando como titular con los Giants y se cuestiona si va a seguir con el equipo de la Gran Manzana en un futuro.

En el transcurso de 14 campañas, Eli suma 4,387 envíos de 7,323 intentos, logrando 51,287 yardas, 338 touchdowns y 225 intercepciones contabilizadas hasta la semana 15 del 2017; también cuenta con una marca no tan presumible, puesto que acumula más de 100 derrotas con un mismo equipo.

Foto: New York Giants
Foto: New York Giants

Eli vivió bajo la sombra y comparación de su hermano Peyton, en torno a la polémica de si era tan bueno como él. En muchas ocasiones criticado por el mal manejo en la toma de decisiones, provocando múltiples intercepciones y, por ende, partidos perdidos. Lo que no se puede ocultar es que de igual forma tiene dos anillos de campeonato en dos apariciones en la Super Bowl y en ambas oportunidades, derrotando a otro legendario quarterback, Tom Brady. Son innegables sus buenos números y excelentes estadísticas que muy probablemente lo llevarán al Hall of Fame cuando se retire.

Mención honorífica a Cooper Manning

El mayor de los hermanos Manning se perfilaba para ser uno de los jugadores que llegase a la NFL, pues había ingresado a la Universidad de Tennessee, sin embargo, en el verano antes de iniciar las prácticas se le detectó a la temprana edad de 18 años estenosis espinal, lo que dio fin a cualquier actividad deportiva.

La familia Manning es sinónimo de éxitos y hazañas que, si bien Archie no contó con la misma fortuna que sus hijos, ellos supieron aprovechar su entorno para ser de los mejores en su posición. Además, siempre se discutirá cuál de los Manning fue mejor, específicamente entre Peyton y Eli por jugar en la misma época, pero ambos serán reconocidos entrando al Hall of Fame.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo