Digno cierre del 2017 para Dallas
Butler anotó el único Touchdown del partido | Foto: NFL

Nada se jugaba el domingo al medio día en el Lincoln Financial Field en el último duelo de la temporada regular entre el mejor equipo de la Conferencia Nacional: los Philadelphia Eagles que tenían asegurado el primer sembrado y su descanso para la semana de comodines. Mientras que los Vaqueros ya llegaron eliminados de cualquier posibilidad de postemporada después de la dolorosa derrota que sufrieron hace siete días en el AT&T Stadium frente a Seahawks.

Difíciles condiciones

Desde la primera serie ofensiva se vio que las dos escuadras batallarían mucho para poder establecer un ataque prolongado, debido a que la temperatura promedio en la ciudad era de alrededor de -8°C, afectando a todos los jugadores en sus posiciones. Se vieron errores en las rutas de los receptores que junto a pases cortos de Dak Prescott, se convertían en pases incompletos que cortaban los ataques.

En la frontera de Philadelphia, fue un juego para el equipo titular que solo estuvo dentro del emparrillado en el primer cuarto, al culminar este el coach Doug Pederson decidió sentar a sus jugadores para darles descanso y pensar ya en lo que será el duelo divisional en dos semanas. Aunque los sustitutos entraron buscando un puesto titular, siguieron cometiendo los errores del primer cuarto donde no lograban convertir en tercera oportunidad y en algunas ocasiones decidían ir por el primer down en cuarta oportunidad.

Con está serie de errores por parte de los dos equipos, se llegó a la primera mitad con el marcador empatado sin puntos, siendo Dallas el equipo que más se acercó al menos a una opción de gol de campo. Pero, por las condiciones climatológicas el coach Jason Garrett no optó ya que el viento era sumamente fuerte. El marcador siguió con el empate hasta el tercer cuarto y esto solo indicaba que se podría definir con solo una anotación.

Al fin llegan los puntos

Para el inicio del cuarto cuarto, llegó la fórmula que todos conocen en el equipo texano para producir puntos. Ataque encabezado vía terrestre por Ezekiel Elliot y pases seguros en trayectorias cortas de Dak Prescott. Fue avanzando así el equipo de la estrella solitaria, hasta arribar poco antes de la zona roja donde llegó la jugada grande del partido. Prescott encontró a Brice Butler que se escapó para más de 20 yardas logrando el touchdown.

La pizarra  se quedó (6-0) porque de nueva cuenta en partidos consecutivos, Dan Bailey falló un intento de gol de campo, esta ocasión fue un punto extra y otro gol de campo de alrededor de 30 yardas. Este corto marcador fue suficiente para la victoria visitante y que Dallas Cowboys termine con récord ganador por segunda temporada al hilo, aunque fuera de los playoffs.

VAVEL Logo