Seattle vuelve a la senda del triunfo y Arizona no levanta
Chris Carson avanza por tierra. Foto: seahawks.com

Los Seahawks llegaron al desierto de Arizona con varios interrogantes a responder. La derrota del último domingo en casa frente a unos Saints que habían perdido a Drew Brees por lesión, los devolvió a la realidad. Y los Cardinals, sin victorias en la campaña buscan confirmar que Kyler Murray es la promesa de éxito que corresponde para una primera selección global. 

El juego en el State Farm Stadium comenzó a resolverse rápidamente. Las dos series iniciales de Arizona terminaron en un gol de campo fallado desde 49 yardas y una intercepción, la primera del refuerzo estelar de los Seahawks Jadeveon Clowney devuelta para seis puntos. En cambio Russel Wilson también en sus dos primeras series enseguida llevó a su equipo a conquistar tres puntos por patada de 52 yardas y luego un touchdown por pase a su ala cerrada Will Dissly desde la yarda 9. 

Para el final del segundo cuarto, Seattle ya se iba en ventaja 20-3. Y el resto fue un partido bajo control por parte de un equipo que demostró que tiene muy en claro a qué juega y otro que aun está buscando esa identidad propia que le permita sentar las bases de alguna buena proyección de victorias a futuro. 

En Arizona, Kyler Murray sigue terminando los partidos con números estadísticos aceptables (22-32, 241 yardas, 1 TD por tierra y 1 intercepción), pero sin embargo se repite en arrancar lento su juego y recién cuando los Cards ya se encuentra abajo en el marcador mueve la ofensiva ganando yardas en el campo. Hasta ahora los malos resultados confirman que el equipo de Kliff Kingsbury se despierta tarde los domingos.

Seattle llegó con su juego terrestre en deuda, principalmente Chris Carson con más pérdidas que anotaciones en lo que va de la temporada. Aunque en esta oportunidad logró cuidar el balón y terminó corriendo en 22 ocasiones para más de 100 yardas. También la defensa de Pete Carroll dio un paso al frente. Por los movimientos y las adquisiciones durante la pretemporada, se esperan grandes cosas de esta unidad que algunos miran como una versión recargada de la “legion of boom”, sin embargo hasta esta fecha no habían producido el golpe de efecto imaginado. La intercepción de Clowney y la sobriedad con la cual dominaron el ataque de Arizona en el segundo tiempo comienzan a respaldar las expectativas de playoffs que tiene la franquicia esmeralda.  

Lo que viene para ambos, son partidos mucho más que importantes. Arizona enfrentará a Cincinatti, en un partido que a priori llegará como candidato y quizás ya con la presión de conseguir su primer triunfo. Habrá que ver como actúa Kyler Murray en ese papel. Mientras que Seattle recibirá en el partido de jueves por la noche a Los Angeles Rams. Un duelo que a pesar de darse en la semana 5 ya empezará a definir el título divisional de la NFC Oeste.

VAVEL Logo