El invicto de los 49ers sigue intocable
La noche de Halloween dió para alguna celebración "particular" // Foto: San Francisco 49ers

Era una semana corta para los 49ers, que tenían que resolver la papeleta de jugar el Thursday Night Football tras apabullar a los Panthers la jornada anterior. El rival no se antojaba muy difícil, pero los Cardinals llevaban dando la cara durante toda la temporada, y en un duelo divisional, la competitividad se suele llevar más al extremo.

No fue un guión preestablecido el de este encuentro, ya que lo esperable era que la defensa de los de la bahía una vez más, fuera la que dominara y se encargara de llevar el peso del partido, pero no fue así. De nuevo, tanto el trabajo ofensivo de Kingsbury como el talento de Kyler Murray fueron capaces de desactivar los planteamientos rivales y conseguir mover el balón con fluidez, y no es la primera vez que lo consiguen esta temporada. 

Ya lo advirtió el ex-entrenador de Texas Tech al llegar a Arizona, quería tener su prototipo de QB para que su sistema funcionara, y parece que con Murray lo ha conseguido. Otra de las agradables sorpresas del partido fue la irrupción del recién adquirido RB desde Miami, Drake. El ex de los Dolphins corrió casi por las mismas yardas en un partido para los Cardinals como en los 6 anteriores para Miami. Algo de más merito todavía si tenemos en cuenta a que defensa se estaban enfrentando.

Sin embargo, para vencer a estos 49ers hace falta mucho más, y si algunos anticipaban que el día en que su defensa no rindiera a su máximo nivel saldrían a la luz sus carencias ofensivas, ayer quedó demostrado que no es así. Garoppolo jugó uno de sus mejores encuentros de la temporada con más de 300 yds y 4 TD de pase. El mariscal contó con dos buenos aliados, uno ya conocido y otro al que parece que se está adaptando a las mil maravillas. El primero es un Kittle que se sigue destapando como uno de los TE más prolíficos en cuanto a yardas por partido se refiere. El otro miembro de la ofensiva de San Francisco que brilló en el encuentro fue su adquisición antes del cierre de mercado, Emmanuel Sanders. El veterano WR ha conseguido asimilar el sistema ofensivo de Shannahan a la perfección y en sus dos primeros partidos está cuajando unos números muy interesantes.

Con el resultado de 28-25 la cosa queda así, San Francisco está postulándose cada vez más seriamente como un aspirante a todo y de momento ningún equipo a encontrado la fórmula para batirles. Los Cardinals por su parte, siguen demostrando mejoría partido tras partido, y la que muchos vaticinaban como una temporada para tanquear se esta convirtiendo en una en la que se pelean todos los partidos, demostrando que cuentan con un núcleo joven capaz de darle más de una alegría a la franquicia en un futuro. 

VAVEL Logo