Se acabó la era de Rick Bowness en Dallas
Fuente: NHL.com

Después de tres temporadas, Rick Bowness ya no seguirá al frente del banquillo de los Dallas Stars. El técnico ha preferido dar un paso al costado por decisión propia y no finalizar los dos años de contrato que tenía aún por cumplir.

“Después de considerarlo con mi mujer Judy, creemos que lo mejor es dejarlo y permitirle a la organización tener la oportunidad de buscar una dirección diferente en el banquillo. Me gustaría agradecer a todos los aficionados tan pasionales y a mi staff por su apoyo y trabajo duro durante mi estancia aquí. Ha sido un honor para mí y mi familia poder representar a los Stars y a la ciudad de Dallas”, escribió Bowness en su carta de despedida.

Desde su llegada a la franquicia en diciembre de 2019, -cuando fue cesado Jim Montgomery-, el récord del canadiense ha sido de 89-62-25, lo que es igual a un 57,7 % de victorias que le colocan en el quinto puesto dentro de ese apartado.

De más a menos. En su primera campaña en Dallas, la pandemia hizo acto de presencia e interrumpió la competición durante unos meses hasta que en la burbuja se pudieron disputar los playoffs. Allí, los Stars estuvieron a punto de alcanzar la gloria. Perdieron en la final por 4-2 ante los Lightning, pero esa brillante actuación le valió a Rick su ampliación de contrato. No obstante, la temporada 20/21 fue una pesadilla, el equipo no pudo llegar a la postemporada, aunque se rehízo para entrar este año. Forzó a los Flames hasta el séptimo partido, pero los canadienses terminaron imponiéndose.

Fuente: <strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/masdeportes/2022/05/14/nhl/1111641-florida-panthers-acaba-con-27-anos-de-frustracion-y-pasa-a-segunda-ronda.html' href='https://www.vavel.com/es/masdeportes/2022/05/14/nhl/1111641-florida-panthers-acaba-con-27-anos-de-frustracion-y-pasa-a-segunda-ronda.html'>Dallas Stars</a></strong>
Fuente: Dallas Stars

“Su dedicación e implicación en el juego y el impacto que ha tenido en un gran número de jugadores, entrenadores y ayudantes durante las cinco décadas que lleva en la liga es inigualable. Ha dedicado su vida a nuestro deporte y para nosotros es un honor decir que los Dallas Stars son parte de su legado. Cuando le llamamos para ser el líder de nuestro equipo, se hizo cargo al momento y nos ayudó a pasar por una serie de eventos globales sin precedentes y que ha tenido su efecto en jugadores y entrenadores tanto dentro como fuera del hielo. En nombre de toda la organización, le quiero desear a Rick, Judy y el resto de su familia lo mejor de aquí en adelante”. Esas fueron las palabras de Jim Nill, General Manager de la franquicia, en la despedida del técnico.

¿Seguirá Bowness en los banquillos?

Definitivamente, sí. Confirmado por él mismo. “El entusiasmo, la presión y todo, eso es para lo que vivimos. Soy un hombre viejo, pero todavía me queda mucho por dar”, explicó Rick. Con 2.562 partidos a sus espaldas entre asistente y entrenador principal, -el que más en toda la historia-, ahora tendrá que buscar un nuevo proyecto y quedará por ver si es en un nuevo equipo o repetirá destino. Como técnico ya estuvo en Winnipeg, Boston, Ottawa, New York Islanders, Phoenix y Dallas, una lista a la que se suman Vancouver y Tampa Bay, donde Bowness estuvo como ayudante.

¿Por dónde pasa el futuro de los Stars?

Venga quien venga, tiene trabajo. El equipo tiene varias carencias que resolver, sobre todo en ataque. Dallas fue el tercer peor equipo de la temporada en goles anotados con igualdad numérica, aunque en el otro lado de la pista terminó como el sexto conjunto que menos tantos concede. Respecto a los equipos especiales, el cuadro tejano terminó décimo en el Power-Play, pero 22º a la hora de jugar en inferioridad. En definitiva, hay que equilibrar las balanzas.

Todavía es pronto para hablar de sustitutos, sobre todo porque en Estados Unidos se suelen barajar varias opciones y la decisión tiende a no ser precipitada. Los medios locales ya hablan de Rick Tocchet, aunque la reciente destitución de Barry Trotz podría ponerle en el punto de mira.

VAVEL Logo