Resumen Campeonato de Europa de Rallyes 2014 I Parte I: lo mejor
E. Lappi / J.Ferm (Skoda Fabia S2000) Campeones ERC 2014 (foto: Skoda Motorsport)

De todas las cosas que han sucedido en una temporada destacamos las siguientes:

Nadie tuvo un dominio absoluto

La cifra es espectacular, ha habido nueve vencedores de prueba distintos en 11 citas. Sólo ha habido un piloto que ha repetido victoria, el Campeón Essapeka Lappi, que aún ganado tres citas (Letonia, Irlanda del Norte y Suiza) ha tenido que esperar hasta la última prueba para proclamarse vencedor.

Acompañando al joven finlandes, ha habido otros ocho vencedores, muchos de ellos figuras de la especialidad, Robert Kubica (Jänner), Craig Breen (Acrópolis), Bernardo Sousa (Açores), Freddy Loix (Ypres), Ott Tanak (Estonia), Vaclav Pech (Barum), Yazeed Al-Rajhi (Chipre) y Sthepane Sarrazin (Córcega).

Entre ellos hay figuras emergentes, veteranos con una larga carrera, habituales del Mundial en diferentes categorías y otros que consiguieron su rally de fantasía.

Si a estos pilotos, les unimos los demás que han destacado por diferentes motivos, la lista abarcaría a pilotos como Keving Abbring, Kajetan Kajetanowicz, Vassily Gryazin o Sepp Wiegand. La calidad ha sido alta en todas las pruebas disputadas a lo largo de la temporada.

Variedad de monturas

La clase superior de vehículos juntaba varias categorías de coches FIA que han mostrado que cada una de ellas tiene su razón de ser y que todas juntas han dado un espectáculo muy igualado. Vehículos de casi todas las clases han ganado al menos un tramo a lo largo de la temporada, S2000, R5, RRC e incluso R4. Todos ellos han conseguido podios, un gran abanico de opciones pero todas ellas con sus opciones.

A final de temporada se han incorporado dos nuevas clases, los R-GT y R3T. Ya estaban desde principio de temporada, pero ha sido al final cuando se han incorporado y, sobre todo, han planteado un futuro interesante dentro del ERC. El próximo año habrá dos pruebas que serán parte de la Copa FIA R-GT, el Ypres Rally y el Tour de Corse, que desde ya serán puntos álgidos de la temporada.

Con respecto a los R3T, parece que los resultados obtenidos por los nuevos Renault Clio R3T en las últimas citas del certamen animará una lucha en pos del Campeonato de Dos Ruedas Motrices. Menos pruebas puntuables la harán más interesante y más accesible.

Campeonato Junior

Una de las apuestas más fuertes de al temporada, y parece que del futuro. Buscando un primer paso de los pilotos junior dentro de la competición internacional y con unos costes mucho más razonables de lo que supone el mismo certamen a nivel Mundial.

Las bases han sido claras y sencillas, libertad de elección de coche siempre que esté homologado en la categoría R2, una de las más numerosas en la mayoría de los certámenes nacionales, pocas pruebas y cobertura informativa a la altura y la fórmula ha dado sus réditos.

Curiosamente el Campeón, Stephane Lefebvre, ha sido el mismo que ha ganado la categoría a nivel del Mundial de Rallyes. Mejor vencedor no podía haber.

Ha sido importante el apoyo de las federaciones nacionales a esta propuesta, así Francia, Bélgica e Italia han apoyado a sus jóvenes pilotos en sus primeras aventuras en el extranjero. Cuando no han sido las federaciones, han sido las marcas a nivel nacional las que lo han hecho, como Peugeot UK.

Cantera Mundial

El repaso de los pilotos crecidos al amparo del ERC (IRC anteriormente) que han llegado a lo más alto del Mundial de Rallyes es importante: Neuville, Mikkelsen, Meeke o Hanninen son ejemplos claros, Kubica también empezó su andadura en los tramos del ERC. Son un número más elevado de los que han llegado a la cima del WRC desde sus categorías inferiores, por lo que el ERC se está convirtiendo en la principal cantera de pilotos para el WRC.

De la “cosecha” de futuribles estrellas del Mundial podríamos destacar: E. Lappi, el Campeón empieza a tener el Mundial en su punto de vista, C. Breen, ya ha compaginado ambos certámenes en esta temporada, K. Abbring, de los pilotos más rápidos en el ERC que ya ha ganado su categoría en pruebas del Mundial, o a algún año vista, Lefebvre, el campeonísimo junior, Gryazin o Camilli.

Apoyo televisivo

El promotor del Campeonato de Europa es Eurosport Events, por lo que la difusión televisiva tenía que estar garantizada a través de la cadena deportiva paneuropea. Apoyándose en la televisión, las posibilidades de crecimiento son aún mayores, amplio impacto y mucho público objetivo.

La cobertura es bastante similar a la que tiene el Mundial, con resúmenes diarios y un programa post rally con análisis interesantes y dónde tienen cabida todas y cada una de las categorías. En este aspecto es bastante más democrático que el WRC, donde si no eres equipo oficial tu tiempo en pantalla es muy limitado.

Recuperando los nombres míticos

Por las circunstancias actuales, en las que para tener una prueba en el máximo nivel es más importante el dinero que la historia, es bueno ver cómo, con un presupuesto más ajustado, organizaciones como las del Rally Acrópolis y el Rally de Córcega encuentran su acomodo en el seno del ERC. En muchos casos es tiempo de reinventarse y buscar una nueva personalidad para algunas de esas pruebas que ya no tienen cabida en el Mundial.

Una de las bazas que está jugando el ERC a su favor es unir su nombre al de pruebas míticas que buscan su nueva identidad en el Campeonato Europeo. Polonia ya ha ascendido de nuevo a la máxima categoría tras un tiempo de consolidación en el ERC, ¿habrá más casos? Lo que sí está claro es que la importancia de organizar y mantener una prueba de nivel internacional como el ERC es uno de los mejores caminos para regresar a la máxima competición.

Costes lógicos

En el ERC se está imponiendo la regla de bajar los costes. Desde el promotor saben que a menos costes, más facilidad para la participación, no sólo para el equipo privado, sino para los semioficiales, que pueden, por un costo contenido, foguear a los nuevos nombres de la especialidad y buscar un mercado interesante para sus productos.

Las medidas siguen encaminándose a ello, y en este año se vio reflejado en la nueva normativa de utilización de neumáticos. Más restricción, más simpleza, menor gasto y más espectáculo, una fórmula que intentan exportar a todas las áreas del Campeonato.

El trabajo va por el buen camino, y poco a poco los aficionados empiezan a re descubrir un Campeonato de Europa de Rallyes que, no nos engañemos, ha estado durante muchos años a la deriva. Hay competición, hay espectáculo y seguro que responderá aún más el público según se vaya asentando.

Para España toda esta revolución está pasando totalmente desapercibida, para el mundo de los rallyes en nuestro país es como si no existiese. Al no haber cita en nuestro país, los pilotos lo desprecian, la afición no se interesa y entre todos estamos perdiendo el tren. Una única aparición de un piloto español en esta temporada, fue Xevi Pons en el Ypres Rally con el Ford Fiesta R5 de KRS Rallyes. Poco bagaje.

VAVEL Logo