Jorge Lorenzo: "Tardé entre 30 o 40 segundos en darme cuenta que lo había conseguido"

Tras un final de temporada apoteósico ha llegado el momento de hacer un balance de la temporada. Esta vez Jorge Lorenzo ha pasado por “El Homiguero” programa de Atresmedia donde ha hablado de como vivió el momento en el que se proclamó campeón del mundo, la clave de su éxito y la polémica en la que se ha visto involucrado en este final de campeonato.

El piloto de Yamaha ha hablado de la clave de su éxito, donde destaca la concentración, escuchar música en parrilla y tener claro que tiene que hacer en cada momento, sin pensar en el futuro ya que cualquier error puede hacerte perder tiempo: “Hay varios momentos donde tu corazón va a 200. Quizás uno de ello sea la parrilla donde los 15 minutos se hacen interminables, que nunca se acaban. que estamos todos parados, donde te están grabando. Yo me pongo la música, escucho "Linkin Park", "Red Hot Chilli Peppers", "Oasis", algún grupo español. Ahí el corazón esta bastante acelerado, con la música lo relajas. Después cuando terminas la vuelta de calentamiento, llegas a la parrilla y en el semáforo el corazón vuelve más o menos a 200. Llegas con la moto a tu punto de salida, notas como el corazón se acelera un montón, haces dos respiraciones profundas para que bajen las pulsaciones. Salir demasiado relajado también es malo, en alguna ocasión he estado demasiado relajado y he salido demasiado tarde o demasiado pronto como fue en Austin 2014. Lo mejor es no pensar, sentir y mirar al frente y pensar en la siguiente curva”.

Por otro lado, comentó como se preparó para el Gran Premio de la Comunitat Valenciana, donde con siete puntos en juego, los días antes del evento envió un mensaje al equipo mandando fuerzas y que se concentraran, ya que no quería que nada fallase: “Fue un fin de semana muy estresante con mucha presión. (...)Me acuerdo que el jueves yendo para Valencia en coche, donde iba de copiloto ya que no me gusta conducir, dije 'voy a escribir algo al equipo', tenemos un chat en Instagram del equipo y les dije 'tenemos que hacer el mejor fin de semana de nuestras vidas. Así que mirar que todo este bien, que nada falle, que todas las piezas estén bien ajustadas, todos los tornillos bien apretados', pero a mi me tocaba lo más importante, que era llevar la moto y intentar ir lo más rápido posible”.

Getty Images

Una carrera a ciegas

No hay peor cosa para un piloto que estar rodando en cabeza, teniendo que controlar toda una carrera de principio a final y tener el inconveniente de no poder saber en que vuelta estás rodando, jugándote el título en la última cita del calendario. Es fue precisamente lo que le pasó al espartano, que rodó prácticamente a ciegas durante 30 vueltas, hasta que cruzó la línea de meta bajo la atenta mirada de la bandera a cuadros ondeando: "En Valencia no sabia que era la última vuelta precisamente, fue la única vez en mi vida que no sabia que estaba rodando en la última vuelta. Intentaba mirar el marcador del circuito, pero esta carrera no se porque, no se si estaba muy escondido o muy difícil de ver pero no lo veía. En la pizarra me marcaban tanta información (…), que las vueltas no las podía ver, ya que pasaba muy rápido por meta y la mitad de las vueltas no las podía ver. Cuando vi la bandera fue increíble, no me lo podía creer y se me alargó la sonrisa hasta las orejas".

"Fue muy bonito, nunca había llorado sobre una moto, con el caso puesto y encima de una moto, pero esa vez no pude evitar llorar"

Por otro lado, la consecuencia de esa victoria tardó poco en aparecer en su estado emocional. El balear siempre había imaginado como sería su victoria, pero fue de tal modo, que tras escuchar la ovación de la afición, pudo vivir en su piel la emoción de ganar el título en la última carrera del año, haciendo que se emocionase por primera vez encima de una moto: "Fue muy bonito, nunca había llorado sobre una moto, con el caso puesto y encima de una moto, pero esa vez no pude evitar llorar. Hay una sensación que sentimos los pilotos cuando cruzamos la línea de meta y hemos ganado. Durante un par de semanas o incluso tres estas imaginándote consiguiendo esa victoria que sabes que te va a costar tanto, que finalmente cuando la consigues te quedas como parado, como normal, no estás eufórico. Porque estás 45 minutos antes con tal nivel de concentración que cuando acaba las emociones no te salen. Cuando pasé línea de meta, tardé entre 30 o 40 segundos en darme cuenta de lo que había conseguido y poner contento y eufórico que cuando pare la moto después de la primera curva sabía que me esperaba Kike que iba a darme la bandera española. Cuando paré, empecé a respirar y a darme cuenta de que lo había conseguido y ahí fue cuando empecé a emocionarme y a llorar por última vez en mi vida. Estuve toda la vuelta llorando, no pude prácticamente celebrar la victoria con el fan club, estaba cabizbajo llorando, cuando volví a la moto no pude casi ni saludar al publico".

Getty images

Sepang descoloca a Lorenzo

Es por todos de sobra conocido la situación provocada por Valentino Rossi en Sepang, donde el italiano decía que había una especie de complot entre Lorenzo y Marc Márquez, para que su compañero en Yamaha ganara el campeonato: "Esa teoría de repente se le pasa por la cabeza a Valentino después de la carrera de Australia. Valentino después de acabar la carrera le pide como perdón a Márquez por haber entrado tan fuerte en una curva, en ese momento no cree en esa teoría. De repente unas horas más tarde o unos días después, en la rueda de prensa de Sepang, empieza a decir eso. Nos quedamos atónitos, no dábamos credito a lo que estaba diciendo. Por ejemplo en Aragón, creo que quedaban cinco carreras para que acabara el campeonato, cuando Marc ya estaba muy lejos del Mundial y prácticamente lo tenia perdido, él me quería coger, iba segundo y estaba tirando a muerte. Si él tuviese esa teoría, el hace segundo de manera fácil y le resta más puntos a Rossi. En Australia me pasó en la última vuelta, si él quiere quitarle más puntos a Valentino en el Campeonato hace segundo, así que esa teoría no sé como salió".

"La relación actual con Márquez es cordial"

Lorenzo considera que pese tener una relación con el piloto de Cervera con muchos altibajos, están en un punto de cordialidad, donde ambos se respetan en la pista, gracias al deporte que comparten: "La relación actual con Márquez es cordial. Antes si que hubo ese enfrentamiento porque hubo ese toque en Jerez en su primer año cuando ganó, entonces tuvimos un confrontación, tanto en la pista como fuera de ella. Después entendimos los dos que esto era un deporte, que los dos somos españoles. Hablé con Marc sobre la patada, él cree que Valentino no estuvo bien y que le intentó sacar de la pista".

Getty Images

"Nuestra relación era mejor que nunca este año"

Tras Malasia su relación con "Il Dottore" dio un giro radical ya que tras lo sucedido en la rueda de prensa ha enfriado la relación que tenían: "Con Valentino tras Sepang no hemos vuelto a hablar. Yo intento no tener ningún problema con ningún piloto, no sé si los tiene él. Por ejemplo, hace varios días me dijeron que nos ha dejado de seguir en Twitter y en redes sociales, por mi parte no tengo problemas con nadie y creo que cuando pase el tiempo se olvidará. Ahora creo que el tiene la frustración de saber que ha tenido y ha perdido una gran oportunidad de lograr su décimo título y eso le fastidia y le duele. Cuando pierdes echas la culpa a todos menos a tí mismo. Es difícil aceptar la derrota, e imagino que ese sentimiento de frustración le hace actuar a veces de forma errónea".

"La relación con Valentino era muy buena y cada vez mejor antes de Sepang"

"La relación con Valentino era muy buena y cada vez mejor antes de Sepang. Cuando íbamos acercándonos a Sepang, la lucha por el campeonato se centraba en nosotros, ya que Márquez había cometido muchos errores y se había ido en varias carreras al suelo perdiendo puntos. Por ejemplo en Mugello nos intercambiamos un mono Rossi y yo, porque tengo un museo de campeones de F1 y de motos, yo le dí un casco y el a mi un mono, nuestra relación era mejor que nunca este año".

VAVEL Logo