Previa Yamaha GP de Japón: el Ave Fénix del paddock
Foto: Marc González - VAVEL

Entre Valentino Rossi y Maverick Viñales, el equipo japonés suma un total de once podios en lo que va de temporada: cuatro victorias, cuatro segundos y tres terceros. Esto le sitúa en segunda posición de la clasificación por equipos, a tan sólo 17 puntos de su eterno rival: Honda. No obstante, este no ha sido un buen curso para Yamaha. El equipo se ha encontrado con dificultades desde la primera parte de temporada. Aunque en un principio todo parecía haber empezado sobre ruedas, con Viñales ganando tres de las cinco primeras carreras disputadas, poco después –concretamente en la séptima cita del Mundial, el GP de Catalunya– llegarían los rompecabezas para la marca nipona.

El equipo ha sufrido, además, controversia dentro de sus filas acerca de los problemas que acechaban a la marca. Rossi apuntaba al diseño de la M1 como el principal de sus males, señalando que la montura actual ha perdido sus principales puntos fuertes a la hora del paso por curva y la entrada a los virajes, provocando así problemas de subviraje, es decir, la moto no gira y al tener que forzar, la rueda trasera derrapa generando el popular spinning. El italiano explicaba así el excesivo desgaste de los neumáticos en las citas españolas, acentuado también por las extremas temperaturas que alcanza el asfalto.

Sin embargo, Viñales lo tenía muy claro: el problema eran los neumáticos. El de Figueras no veía nada que objetar acerca de la mecánica de la moto; lo que verdaderamente estaba sacrificando a Yamaha era Michelin, que, a juicio del español, trae unos neumáticos perfectos para unos circuitos y en el siguiente GP los cambia y el agarre es pésimo

El diseño de la M1, los neumáticos, el chasis… A pesar de toda la polémica que ha envuelto a la marca nipona a lo largo de toda la temporada, el equipo ha conseguido cosechar buenos resultados y recuperarse de las adversidades del pasado. Poco a poco, los ingenieros de Yamaha están logrando ofrecer una moto más competitiva y solucionar los problemas de base que tantos quebraderos de cabeza han sembrado este curso.

Maverick Viñales, todo o nada

Maverick Viñales llega al Gran Premio de Japón consciente de que tiene que ir a por la victoria desde la primera cita de la gira asiática si quiere tener posibilidades de título. Los 28 puntos que lo separan de Márquez hacen que ni ganando las cuatro carreras que quedan tenga el título asegurado, por lo que no depende de él. Después del disgusto en Motorland, donde terminó cuarto pero sufrió problemas de tracción durante todo el fin de semana, el español sabe que lo tiene difícil: “Un Mundial siempre es complicado y si cada vez hay más distancia y quedan menos carreras se hace más difícil. Yo creo que si queremos tener opciones hay que intentar estar delante y luchar por la victoria”.

Ante este panorama, Viñales ha reconocido que ha llegado el momento de arriesgar. “Siempre se arriesga lo necesario, al final hay que pensar que aún quedan cuatro carreras y siempre se hacen largas, y más en la gira, donde hay que puntuar bien en todas y sacar el máximo de provecho. Daremos el máximo y trataremos de recortar puntos”, aseguró el de Yamaha. 

Foto: Lucas Andreu - VAVEL
Foto: Lucas Andreu - VAVEL

Aunque el trazado nipón es un circuito al que el estilo de Maverick se adapta bastante bien y donde siempre ha hecho buenos resultados, las previsiones meteorológicas para este fin de semana, especialmente el domingo, no resultan favorables para el equipo japonés. “Siempre nos ha costado mucho, así que intentaremos resolverlo. Si es en mojado hay que salir a intentar estar delante y quedar por delante de Márquez, que es la única opción. En agua será mucho más complicado que en seco”, reconoció el catalán. Acerca de los motivos de las bajas prestaciones de la M1 en mojado, Viñales hizo sus propias valoraciones y volvió a apuntar al problema de los neumáticos, señalando la falta de agarre de la goma trasera en agua, algo de lo que el piloto lleva aquejándose toda la temporada.

Por último, el de Yamaha ha expresado abiertamente su falta de motivación de cara a este fin de semana, afirmando que “es difícil prepararse mentalmente para un fin de semana así, porque sabes cuáles son tus posibilidades en agua y dónde llega la moto. Hasta ahora no han sido suficientes". No obstante, añadió también que “uno nunca tira la toalla. No lo he hecho en mi vida”, aun sabiendo del gran desafío que tiene ante sí para alzarse con su primer título de Campeón del Mundo de MotoGP.

Valentino Rossi, renovarse o morir

‘Il Dottore’ viene de haber protagonizado un sensacional ‘resurgimiento’ hace tres semanas en Motorland. El italiano, que en aquel entonces llevaba tan sólo 22 días de recuperación tras su doble fractura de tibia y peroné en la pierna derecha, se metió en primera fila en las clasificaciones del sábado, colocándose tercero. En la carrera del domingo, Rossi volvió a sacar a relucir el talento con el que consiguió ganarse a todos los tifosi 15 años atrás y completó de manera magistral una carrera en la que muchos apenas le daban posibilidades. Tras mantenerse delante durante toda la carrera, terminó quinto e incluso llegó a luchar con Lorenzo y Márquez por la victoria, demostrando que, a sus 38 años, Valentino Rossi sigue haciendo buen caldo

No obstante, el italiano piensa ya en 2018. Lo primordial es recuperarse bien de su lesión y preparar la temporada que viene, año en que termina su contrato con Yamaha y en el que debe decidir si renueva o no por otras dos temporadas con la marca nipona, lo que supondría competir pasados los 40. “Es muy importante trabajar mucho ya con vistas al año que viene, para estar listos entonces. Pero tampoco me espero grandes cosas”, apuntó Rossi. 

Foto: Lucas Andreu - VAVEL
Foto: Lucas Andreu - VAVEL

El de Tavullia ha entrenado las últimas semanas en pista y en rancho, pero todavía se adolece del pie cuando lo apoya en el suelo y sufre al caminar. El trazado nipón puede resultarle complicado, ya que tiene más curvas a la derecha y le requiere más gestión de la pierna lesionada, aunque ha asegurado que su condición física “es mejor que la de Aragón”. Todo dependerá, por tanto, de las condiciones meteorológicas. Se prevé lluvia para el domingo, algo que, como es sabido, no beneficia en nada a las Yamaha. Rossi se ha mostrado preocupado al respecto, admitiendo que “no hemos conseguido ser rápidos en ningún momento en agua”.

Quinto de la general, las especulaciones acerca de las órdenes de equipo merodean constantemente alrededor de la figura de Valentino Rossi, quien se ha mostrado abierto al respecto: “Habrá que ver si nos piden que ayudemos. En Yamaha normalmente todo es muy abierto”, sentenció el italiano. Conociendo, además, la ambición y talento que caracterizan –casi por igual– al #46, no cabe duda, independientemente de que haya órdenes de equipo o no, que la última palabra la tiene Rossi. El de Tavullia ha querido valorar también las opciones de título de su compañero de equipo, recomendándole atacar ya que “parece que Viñales tenga algún problema en las primeras vueltas de la carrera y es más rápido al final, así que tiene que correr para remontar”, resolvió Valentino.

VAVEL Logo