Maverick Viñales: "Mejor que preguntéis a Yamaha porque yo no sé qué pasa"
Foto: Marc González - VAVEL

Maverick Viñales está viviendo lo que puede estar siendo su peor fin de semana desde que se unió a Yamaha. El de Roses se ha mostrado enfadado con los problemas de su M1 y su desconcierto al no encontrar la solución. Parece que cualquier cambio les hace dar un paso para atrás y no para delante. Esta situación resulta preocupante en su lado del box ya que, justo hace un año, dominaban los primeros test de la temporada con un ritmo imbatible. "Voy un segundo más lento que en los test. Será mejor que preguntéis a Yamaha porque yo no sé qué pasa", explicaba molesto.

Este sábado, el español de Yamaha no ha sido capaz de meterse entre los diez mejores pilotos de la parrilla, viéndose obligado a pasar por la Q1. Durante esta sesión cronometrada, Viñales parecía mejorar sensaciones para meterse en la lucha por las poles pero finalmente fue derrocado por los hermano Espargaró, bajando hasta la tercera plaza. Por lo tanto, mañana saldrá en décimo tercer lugar. Todo un desastre para el #25.

"Como piloto estoy muy frustrado y espero que el equipo también lo esté. No estoy en un agujero pero mentalmente es una situación complicada. Hay veces que no vas al 100% y vas muy fluido, y aquí doy el máximo y estoy el 13º", declaró.

Maverick, enfadado con su posición en parrilla / Foto: Marc González
Maverick, enfadado con su posición en parrilla / Foto: Marc González

Ante la confusión de la prensa con la posición y los diferentes problemas de la Yamaha, Maverick Viñales quiso explicar mejor lo que sucede dentro del box azul: "La telemetría dice que estamos en el sitio equivocado con la puesta a punto equivocada. La tracción es buena, pero el problema es en frenada, que la moto no entra. Tengo muchas ganas de acabar la carrera".

A estas alturas de la temporada "Mack" comienza a plantearse en qué punto habrían empezado los problemas, confesando que podría haber cogido otros caminos diferentes para llegar en una mejor posición a final de temporada: "Todos tenemos parte de culpa. Puede que hubiera tenido que ser más estricto en pedir las cosas, en fiarme de mis sensaciones y no en las de los demás. No es que no me hayan hecho caso, pero es que no hemos dejado de probar cosas y nos hemos liado. Quizás mi error fue no seguir con el chasis antiguo".

De cara a los test de esta semana, que tendrán lugar en Cheste el martes y el miércoles, Yamaha no tendrá la nueva moto de cara a preparar la temporada 2018, hecho que a sorprendido a todo el paddock. Maverick Viñales espera que los resultados mejoren respecto a este fin de semana: "Espero que en el test cambie todo, por más que no haya nada nuevo". 

VAVEL Logo