Anuario VAVEL Moto3 2017: Nicolo Bulega, año decepcionante
Anuario VAVEL Moto3 2017: Nicolò Bulega, año decepcionante / Foto: Martín Velarde - VAVEL

Bien es conocido que, por norma general, el Mundial de Moto3 suele ser cosa de varios pilotos, más si cabe después de una temporada en la que el campeón del mundo, Brad Binder, dominó de principio a fin una temporada que no tuvo mucha historia. Con un nuevo campeonato por empezar, uno de los pilotos que entraba en las quinielas de todo el mundo era Nicolò Bulega. El piloto italiano del Sky Racing Team VR46 disputaba su segunda temporada en el Mundial, con la etiqueta de favorito, después de haber realizado un primer año brillante y lograr el título de Moto3 Junior en 2015. Pero nada más lejos de la realidad.

El año del piloto del equipo de Valentino Rossi ha sido más que decepcionante, no logrando llegar al podio en ninguna de las 18 citas del campeonato con un cuarto puesto como mejor resultado de la temporada. La primera mitad de la temporada fue bastante irregular, con el mejor resultado del curso en el Gran Premio de Sachsering, y una segunda parte incluso peor que la primera.

Una primera mitad irregular

La primera carrera de la temporada no pudo ser peor para Bulega. En el Gran Premio inaugural en Qatar, el italiano no pudo pasar de la decimocuarta plaza, en una carrera ganada por Joan Mir, que a la postre, acabaría convirtiéndose en campeón. Esperaba que la situación vivida en Qatar fuera un mero espejismo y todo fuera a mejor el resto de la temporada, pero no fue así. En Argentina, ni siquiera logró entrar en los puntos, pero logró revertir un poco la situación con el quinto puesto conseguido en el GP de Austin.

Con la llegada a Europa, el italiano cogió un poco de aire logrando un séptimo puesto en Jerez, pero la cosa no fue mejor posteriormente. Fuera de los puntos en LeMans, décimo en Mugello, noveno en Catalunya y décimo otra vez en Assen. En el ecuador del Campeonato llegaría, el que a la postre, sería el mejor resultado de la temporada.

Segunda mitad: confirmación de la decepción

El descanso no le sentó muy bien a Bulega, quedando de nuevo fuera de los puntos en el Gran Premio de Brno, alejándose definitivamente de la lucha por el campeonato y con la única expectativa de lograr un podio, o incluso, su primera victoria mundialista, la cual no llegaría.

Desde ahí, un undécimo en Austria, fuera de los puntos de nuevo en Silverstone, quinto en Misano, decimocuarto en Aragón, duodécimo en Japón, undécimo en Phillip Island, retirada en Sepang y caída en Valencia para acabar un año para el olvido del italiano, a la que se unió la muerte de su jefe técnico en el mes de octubre que le afectó profundamente en la parte final del campeonato.

Nicolo Bulega no ha tenido muy buena temporada. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL
Nicolo Bulega no ha tenido muy buena temporada. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL

Lo mejor, las carreras antes del verano; lo peor los resultados de toda la temporada

En una temporada, en la que pueden ocurrir muchas cosas, pocas de ellas han sido positivas para el piloto del Sky Racing Team VR46. Lo único destacable de la temporada fueron las últimas cuatro carreras antes del parón veraniego, donde encadenó cuatro carreras en los puntos, siempre en el Top-10, y con el cuarto puesto de Sachsering como mejor plaza.

Otro momento destacable de la temporada fue el test que realizó con la Moto2 en el circuito de Misano, con su mismo equipo, disparando los rumores sobre un posible cambio de categoría debido a los malos resultados de Stefan Manzi durante toda la temporada, y al buen rendimiento que estaba dando el italiano Denis Foggia que se acabaría siendo el campeón de Moto3 Junior, y a la más que posible marcha de su compañero Andrea Migno al equipo de Aspar para la temporada 2018. Finalmente, Bulega permanecerá en el equipo del Sky en Moto3.

Pero como toda temporada, no todo es de color de rosa y también hay momentos malos, que en el caso de Nicolò Bulega ha sido mayoritario durante la campaña. Excepto en carreras puntuales, los resultados han sido muy pobres, teniendo en cuenta las grandes expectativas que se tenían puestas sobre él antes de empezar la campaña. A todo esto, se unió la muerte de su jefe técnico en el mes de octubre que le dejó moralmente muy tocado de cara a la parte final de la temporada.

La agresividad, su punto fuerte.

Aunque no haya sido su año más fuerte, siempre ha sido conocido por su agresividad en pista, sobre todo en la carrera donde se muestra muy fuerte. La experiencia también le ha otorgado ese punto de madurez para saber elegir el momento más adecuado para lanzarse a por sus rivales, aunque este año no haya dado mucha muestra de ello este año, pero que seguro que se verá el próximo año.

Bulega ya tiene la vista fija en 2018. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL
Bulega ya tiene la vista fija en 2018. | FOTO: Lucas ADSC VAVEL

En cuanto al equipo del piloto italiano, el Sky Racing Team VR46, no ha sido una temporada sencilla para ellos. La pérdida la temporada pasada de su mejor piloto, pero también el más polémico, Romano Fenati, le hizo dar un pequeño bajón de calidad, pero que, en buena, medida supo paliar con la llegada de Bulega. En este 2017, se ha tenido que conformar con la única victoria de Andrea Migno, en el GP de Mugello, quien logró la novena plaza en el Mundial de Moto3 con 118 puntos, por delante del propio Bulega. La marcha de Migno al equipo de Aspar la próxima temporada, la intentarán paliar con la llegada del campeón junior de Moto3, Denis Foggia.

Como conclusión, hay que decir que la temporada de Nicolò Bulega ha sido decepcionante, y que de cara al 2018, intentará lograr el mejor resultado posible para buscar plaza en la categoría de Moto2 en 2019, quien sabe, si como Campeón del Mundo.

VAVEL Logo