Andreas Pérez, alma de guerrero

Hoy se ha marchado una gran promesa del motociclismo y ante todo una gran persona, el mundo del motociclismo se ve ennegrecido con noticias como esta per es la triste y cruda realidad. Andreas, luchador incansable, trabajador nato y apasionado del motociclismo dejó su vida en el Circuito de Barcelona, hoy y siempre será recordado por su personalidad y alegría en todo momento.

Andreas Pérez, alma de guerrero
Fotomontaje: Martín Velarde | Vavel España.

La noticia llegó el domingo, día 10 de junioAndreas Pérez, piloto del Reale Avintia Academy, sufrió un grave accidente mientras disputaba la segunda manga de carreras en Moto3, Mundial Junior, tras la gravedad del incidente en el que se vio involucrado fue evacuado en helicóptero hacia el Hospital Sant Pau de Barcelona. Tras la caída, en la curva cinco, varios pilotos perseguidores no pudieron evitar esquivar al jóven piloto. Ingresó con daños cerebrales muy graves y poco después los médicos le diagnosticaron muerte cerebral, la esperanza se apagaba para familiares y amigos que confiaban en que Andreas ganara la salida a pista más dura de su carrera deportiva. 

Finalmente en la mañana del lunes 11 se comunicó el fallecimiento del catalán, aunque su corazón fue fuerte y siguió luchando. A sus 14 años perdió la vida donde más disfrutaba, hoy le recordamos con su esencia, lo que fue y será. 

Año 2012. Foto: Blog personal de Andreas Pérez.
Año 2012. Foto: Blog personal de Andreas Pérez.

 

 

SU LLEGADA A LOS CIRCUITOS 

Con tan solo tres años, en 2006, subió por primera vez a una moto, una afición inculcada por sus padres, aquellos que le acompañaron en la aventura de ser piloto. Andreas llevó su pasión por el motociclismo de forma más competitiva a los siete años, momento en el que compitió por primera vez en un Campeonato, con tan solo diez años se proclamó Campeón de Cataluña de 50cc. Las recompensas llegaban para el piloto de la eterna sonrisa que junto con su melena se hacían ver por donde el de Mollet del Vallés pasaba. 

Sumando trofeos y experiencias, a la derecha Sergio García,año 2012. Foto: Blog personal de Andreas Pérez.
Sumando trofeos y experiencias, a la derecha Sergio García,año 2012. Foto: Blog personal de Andreas Pérez.

LABRANDO SU FUTURO EN MOTOCICLISMO 

Tenía once años cuanto dio el salto al Campeonato de España de Velocidad, un paso adelante como piloto profesional y en 2017 llegó al nuevo Campeonato creado por Dorna, la European Talent Cup, lo hizo con el Reale Avintia Academy, equipo presente en el Mundial de MotoGP, y a pesar de ser una categoría nueva y de tener que adaptarse a la Honda logró resultados notables, finalizando cuarto en la general, con 126 puntos, a un solo punto del bronce. A final de temporada, corrió en la categoría de Moto3, antes del salto a la categoría Junior del CEV. 

2018, EL SALTO A MOTO3 

Comenzó su debut en el Mundial Junior sin poder asistir a la primera carrera, en Estoril, el 23 de marzo se rompió la clavícula izquierda tras estar recuperado al 100% de otra lesión anterior, rotura de cúbito y radio. Su Campeonato comenzó en la segunda fecha del calendario, en Valencia, pero de nuevo la mala suerte le acompaño, en la primera manga de carreras no pudo completar la primera vuelta y en le segunda carrera tampoco pudo sumar kilómetros. Así llegó a Le Mans, resentido de la lesión de clavícula a un circuito que no conocía, pero finalizó en el top 25. Llegó la cuarta cita marcada, en casa, en el Circuito de Barcelona, se disputarían dos carreras en la jornada del domingo, en la segunda Andreas dio sus últimos giros en moto, una pasión sobre la que se despidió de todos. 

Durante los entrenamientos libres en el Circuito de Valencia. Foto: Rocío Hellín | Vavel España.
Durante los entrenamientos libres en el Circuito de Valencia. Foto: Rocío Hellín | Vavel España.

 

CONOCIENDO A ANDREAS 

En su día a día el catalán estudiaba, practicaba inglés y montaba en moto aparte de entrenar el físico en el gimnasio. Durante una semana de carreras cuidaba especialmente la alimentación y la hidratación y dejaba a un lado el estrés montando en bici. Su capacidad de mejorar era uno de sus puntos débiles, "cuando llevo un tiempo quizá soy muy conformista. Los pilotos del Mundial siempre quieren más, si quedan primeros quieren saber cómo mejorar más para tener más distancia con el segundo."  

En una entrevista en exclusiva a Vavel dijo haber cumplido sueños, como estar en el FIM CEV Repsol, y su sueño, ser Campeón del Mundo de MotoGP, para él la constancia y el sacrificio era la parte más dura de ser piloto. 

Todo el paddock se queda con un gran hueco en el CEV pero el alma de Andreas Pérez Manresa seguirá presente, ¡allá donde esté!