Andrea Dovizioso: "No quería tomar demasiados riesgos"

El piloto italiano ha conseguido terminar segundo después de la caída de Jorge Lorenzo, a quien estaba acercándose tras una mala salida. Es el cuarto podio de la temporada para Dovizioso, que salía desde la cuarta plaza de la parrilla.

Andrea Dovizioso: "No quería tomar demasiados riesgos"
Andrea Dovizioso celebra con su equipo la segunda plaza en Motegi | Foto: Ducati Team

Japón le ha dado a Andrea Dovizioso su cuarto podio del año, en una carrera que él mismo ha calificado como "muy difícil", ya que era muy fácil cometer errores e irse al suelo. Después de quedarse atrás en los primeros compases, ha ido cogiendo a Jorge Lorenzo poco a poco, aprovechando la caída del español en la vuelta 20 para hacerse con la segunda plaza del podio.

Después de una buena salida desde la segunda línea de la parrilla, el piloto italiano de Ducati ha perdido varias posiciones ya que "Valentino le ha encerrado el la curva uno", lo que le ha hecho perder el contacto con los tres de cabeza en la primera vuelta, cruzando la línea de meta en quinto lugar tras el primer giro. Por lo tanto, se ha visto obligado a remontar hasta llegar a las posiciones delanteras. "He mantenido la calma y he empezado a acercarme a Lorenzo vuelta a vuelta", ha explicado Dovizioso, que asegura que "no quería tomar demasiados riesgos" por lo que ha preferido acercarse poco a poco. Cuando ya casi había llegado a la altura del mallorquín, este ha cometido un error que le ha llevado a la grava, lo que ha dejado al de Ducati rodando solo en segunda posición. 

Dovizioso se ha mostrado "muy satisfecho" con las sensaciones que ha tenido con la moto y con cómo ha manejado la sensación, ya que "no se podía arriesgar demasiado porque era muy fácil caerse". Por esta razón, el italiano ha preferido "ser constante y mantener un buen ritmo", para así conseguir un resultado "importante" tanto para él como para Ducati. Además, ha asegurado estar contento porque "han trabajado bien" durante todo el fin de semana, demostrando que la marca italiana tiene "una buena base" para seguir trabajando y mejorando la moto.