Querido Ángel Nieto: Descansa en paz, campeón

El 12+1 veces campeón del mundo no ha logrado recuperarse de las lesiones sufridas en el accidente de tráfico que tuvo lugar la semana pasada.

Querido Ángel Nieto: Descansa en paz, campeón
Fotomontaje: Martín Velarde Falcón | VAVEL

Se fue. Hoy, jueves 3 de agosto entorno a las 19:30h, se confirmaba la terrible noticia: Ángel Nieto ha fallecido en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario en Ibiza.

El fatal accidente tuvo lugar el pasado miércoles 26 de julio en Santa Gertrudis. Ángel Nieto, mientras circulaba con su quad, fue embestido por un turismo, golpeándose fuertemente la cabeza. Tras ello, el expiloto español no ha logrado recuperarse del edema cerebral causado en dicho accidente.

Las expectativas eran muy buenas y, tras una semana de evolución muy favorable, el estado de salud del 12+1 veces campeón del mundo empeoró de manera considerable durante la madrugada de hoy. Hasta el último día, los pronósticos eran esperanzadores y, de hecho, todo apuntaba a que podría despertar del coma inducido en los próximos días.

Presentaba síntomas de afectación neurológica y fue operado de urgencia. Se le practicó una “craniectomía descompresiva” por el aumento de su presión intracraneal pero, por desgracia, el piloto no respondió favorablemente.

Los especialistas de la Policlínica en la que ha fallecido Nieto, informaban: “Su pronóstico es muy grave y se teme por su vida”, y tras permanecer desde las tres de la madrugada intentando remitir dicha situación, ha sido imposible. 

Sus hijos, Ángel y Pablo, acudieron a Ibiza para estar junto a su padre. En el caso de Pablo, teniendo incluso que cancelar el viaje a Brno, donde tenía planeado dar una rueda de prensa, con el fin de agradecer los apoyos recibidos durante estos días.

Nieto mostró a España éste deporte y compitió entre 1964 y 1986, logrando siete mundiales de 125cc y seis de 50cc. A día de hoy, sólo es superado por Giacomo Agostini. El motociclismo español no se entendería sin Ángel Nieto. Por desgracia, el genio de las dos ruedas nos deja para dar paso a una leyenda. 

Descansa en paz, campeón. Te vas del mundo terrenal volando con las alas que te alzaron en tu moto y te permitieron conseguir tanto título, y queda la leyenda de tu vida, que resultará imborrable e imperecedera.