Blair Walsh sigue fallando

Tras su error en el partido de la WildCard frente a los Seahawks, el kicker de Florida ha sido incapaz de recuperarse mentalmente, disparando fuera constantemente patadas decisivas.

Blair Walsh sigue fallando
Blair Walsh hace un FG frente a los Minnesota Vikings. Fuente: Seattle Seahawks

El partido de Walsh frente a los Redskins fue sencillamente horrendo, con 3 FG fallados para la desesperación de la afición de los Seattle Seahawks y una pequeña sonrisa para los aficionados de los Minnesota Vikings. Porque hay que ser sinceros, la afición norteña aún no ha perdonado su error y especialmente su provocación durante el partido de pretemporada entre ambos equipos. ¿Pero este odio y preocupación es normal?

La respuesta a ambas preguntas es sí. Después de la fatídica patada Walsh ha demostrado ser incapaz de superarlo, pasando de ser un kicker seguro a uno que es de los peores de la liga. Y las cifras del año pasado nos muestran que este retroceso no fue algo que solo viese la afición de Minnesota, si no que había pasado a ser únicamente superior a Roberto Aguayo antes de ser cortado.

De un buen 87,2% de Fg anotados pasó a un 75% mientras que en extra points pasó a tener el dudoso honor de solo anotar el 79% de los que lanzaba. Con estos porcentajes el jugador fue fulminantemente despedido, especialmente después de una bochornosa actuación en Detroit que resultó decisiva para que el equipo de Minnesota no llegase a playoff. El jugador fue cortado después de la décima semana y parecía que su carrera en la NFL estaba terminada.

Pero los Seattle Seahawks en una jugada arriesgada se negaron a ofrecer un gran contrato a Steven Hauschka y optaron por elegir a Blair Walsh como el hombre encargado de los FG. Parte de la afición esperaba que el jugador al salir de los Vikings volviese a recuperar su cabeza fría y se transformase una vez más en lo que se vio durante la temporada regular de 2015.

Y durante las primeras semanas así lo pareció, con una gran pretemporada y un arranque de la temporada esperanzador. Pero en un partido decisivo como el que enfrentó al equipo de Seattle frente a los Redskins, el Kicker realizó una de las peores actuaciones que se recuerdan, fallando tres FG de menos de cincuenta yardas y siendo decisivo para la derrota de su equipo. Con estas cifras el jugador ha pasado de ser el quinto mejor al vigesimoquinto, en el peor partido que se recuerda desde Mike Nugent con los Bengals.

Curiosamente el jugador parece sufrir en el frío ya que sus peores actuaciones han sido en partidos con climatología adversa. Pero definitivamente lo que afecta a Blair Walsh es la presión. Mientras que en partidos donde no se dependa de él no falla, en momentos donde él se sepa decisivo será totalmente incapaz de anotar y de mostrar la pierna que todos saben que tiene.

Aunque pueda parecer duro, está claro que Blair Walsh actualmente no tiene lugar en la NFL y no lo tendrá hasta que no sea capaz de recuperarse mentalmente de lo que ocurrió en esa infausta tarde de enero. Por lo que hemos visto ese día no está ni cerca, así que habrá que ver qué ocurre en los próximos partidos porque no sería sorprendente que el jugador de Florida acabase cortado antes de que terminase la temporada o que provocase una desgracia si el equipo de Pete Carroll llega a playoff.