Lo que Case te da, Case te quita

En uno de los partidos más extraños del año, Keenum completó cuatro touchdowns en un partido que parecía perfecto para acabar con dos ints que aún así no impidieron la victoria de los Vikings.

Lo que Case te da, Case te quita
Adam Thielen recibe para Touchdown. Fuente: Minnesota Vikings
Washington Redskins
30 38
Minnesota Vikings
Washington Redskins: Kirk Cousins 26/45 para 327 yardas 1 td y 1 int. Jamison Crowder 4 recepciones para 76 yardas, Vernon Davis 7 recepciones para 76 yardas
Minnesota Vikings: Case Keenum 21/29 para 304 yardas 4 td y 2 int. Latavius Murray 17 carreras para 68 yardas y 1 td. Adam Thielen 8 recepciones para 166 yardas y 1 td Stefon Diggs 4 recepciones para 78 yardas y 1 td

Los fans de los Minnesota Vikings necesitan un desfibrilador cuando ven a su equipo debido a que ni una sola semana son capaces de conseguir una victoria sin algo de incertidumbre. En este caso después de la mejor primera parte ofensiva de los Vikings y de un Keenum estratosférico, dos fallos aprovechados por la defensa de los Redskins dejaron el partido totalmente abierto para los últimos minutos.

Como dice el titular Case Keenum anotó cuatro touchdowns y demostró un manejo del equipo que no se veía desde hacía años en la franquicia del norte de Estados Unidos. Además una intercepción a Cousins y una buena serie de jugadas defensivas permitieron que al descanso se llegase con un marcador de 28-17 y la sensación de que los Vikings eran algo a tener muy en cuenta para los Playoffs de la NFC.

El primer drive de la segunda parte fue igual con los Vikings poniendo un 35-17 que ya parecía definitivo, especialmente debido a que los cinco tds fueron de jugadores distintos y el ataque bailaba. Cuando en el ataque de los Redskins el equipo de Washington fue limitado a un FG parecía que el partido estaba sentenciado, pero en ese momento llegó la locura.

Un mal pase de Keenum acabó en una intercepción de Dj Swearinger sin que los Redskins pudieran aprovecharla. Pero la siguiente jugada ofensiva de Minnesota fue otra intercepción que en este caso si acabó en un touchdown que puso emoción al partido. Pero a pesar de todo esto y de un FG anotado más por parte de Washington, la defensa fue capaz por si sola de aguantar el ataque dirigido por Kirk Cousins.

Thielen es el hombre

En un partido más, el jugador originario de Minnesota ha decidido demostrar que sigue siendo uno de los mejores WR de toda la liga.Con 166 yardas, un touchdown y ocho recepciones el jugador sigue demostrando que está al mejor nivel de toda su carrera, siendo un peligro incesante debido a su conexión con Case Keenum. Unido a él hay que pensar en Stefon Diggs, el cual sin esos grandes números está liberando por completo a su compañero y a Kyle Rudolph, el cual volvió a tener un gran día en terceros downs.

Por otro lado Jarius Wright y David Morgan anotaron el primer TD de sus carreras en sus únicas recepciones del partido. Unido todo esto a la potencia de Latavius Murray, el ataque de los Vikings demostró que está en su mejor versión con juego de carrera y de pase a pesar de la baja de Dalvin Cook.

Por otro lado los Redskins recuperaron a la línea ofensiva y eso permitió a Cousins tener bastante más facilidad que en el enfrentamiento con los Seahawks Pero fue insuficiente para parar a la defensa de los Vikings la cual consiguió provocar solo un sack (pero decisivo en el último cuarto) con Danielle Hunter y la primera intercepción de Alexander en su carrera.

Mención aparte merecen Andrew Sendejo quién impidió dos touchdowns debido a su dureza en la endzone, Terrence Newman, el cual a sus 39 años logró defender las últimas jugadas sin ningún tipo de problema y Harrison Smith con sus ocho placajes y su movilidad dentro del durísimo entramado defensivo planteado por Mike Zimmer.

Por otro lado aunque los Redskins tienen aún opciones de Playoff estas cada vez se alejan más con derrotas como las de hoy. Los Vikings por otro lado están ya en un espectacular 7-2 que a cualquier otro equipo le aseguraría el playoff, pero como ya se ha dicho anteriormente: con Minnesota no se puede dar nada por seguro hasta que no acabe la temporada. Aún así son días de vino y rosas en el estado nevado a la espera de que Teddy tome su puesto como QB.