Lions vencen a Browns en un gran partido

Los Detroit Lions vencen tras un gran encuentro en casa a unos Cleveland Browns que mostraron durante tres cuartos una gran lucha cara a cara, pero achacaron la ausencia de su quarterback titular en el último y crucial cuarto

Lions vencen a Browns en un gran partido
Nervin Lawson anotando un touchdowns despues de provocar y recuperar un fumble // Imagen: www.detroitlions.com
Cleveland Browns
24 38
Detroit Lions
Cleveland Browns: DeShone Kizer, 21/37, 232 yds, 1 td, 1 int, 57yds carr // Isaiah Crowell, 16 att, 90 yds // Seth DeValve, 4 rec, 70 yds // Kenny Britt, 2 rec, 38 yds, 1 td
Detroit Lions: Matthew Stafford, 17/26, 249 yds, 3 td, 1 int // Ameer Abdullah, 11 att, 52 yds, 1 td // Golden Tate, 6 rec, 97 yds, 1 td // Eric Ebron, 2 rec, 39 yds, 1 td

Cleveland Browns y Detroit Lions se enfrentaban en la jornada del Sunday Football, en lo que todo el mundo pensaba que un partido sin gran expectación y con la sensación de conocer el resultado final antes del inicio. Estas sensaciones preconcebidas son las típicas al observar que uno de los dos equipos llega con un parcial negativo de 0 – 8, pero esto es NFL, nunca se sabe en qué momento te sorprenderá, pero hay que tener bien claro que lo hará. El objetivo de los Browns a estas alturas de temporada, consiste en encontrar esa victoria que les permita borrar el dígito más horrible que hay para un equipo, como lo es el de 0 victorias. Por su parte, los Lions llegaban a su partido de la semana 10, con un parcial neutro de 4 – 4, luchando contra los Green Bay Packers por la segunda posición de la NFC Norte y pensando a priori en un partido que podrían solventar sin demasiadas complicaciones.

Primera mitad

El encuentro comenzaba con un primer cuarto en el que la sorpresa principal registraba el nombre de Cleveland Browns. Los de Cleveland rentabilizaban su primer drive del partido con un field goal que abría su marcador en pocos minutos. A continuación, en el siguiente drive a favor de Lions, la defensa de los Browns conseguía interceptar un pase de Matthew Stafford, dando de este modo la posesión al ataque dirigido por DeShone Kizer, que transformaria en un touchdown a falta de 8:39. El marcador solamente variaría en una ocasión más, esta vez a favor de Detroit, los cuales conseguían anotar un field goal a falta de 6 minutos para el final del cuarto.

Cleveland Browns no conseguía un inicio de partido con una puntuación tan alta en su primer cuarto desde el 10 de octubre de 2016, dato que muestra el estado del equipo.

El segundo cuarto dio comienzo con un gran y largo drive de los Lions, dicho drive consiguió ser finalizado con un touchdown por mediación de Ameer Abdullah, que sirvió para poner las tablas de nuevo en el marcador. También jugo un importante papel durante el segundo cuarto la defensa local, consiguiendo anotar en la recta final del cuarto un touchdown de 44 yardas tras provocar un fumble y posteriormente recuperar y conducir el ovoide hasta la zona de anotación.

Los Browns contaron con la posibilidad de responder a las dos anotaciones consecutivas de Detroit con una fantástica situación a las puertas de la end zone, pero fueron incapaces de realizar una anotación antes de que el reloj señalara el final de la primera mitad, dejando un marcador de 10 – 17 al descanso.

Segunda mitad

Tras el descanso, de nuevo se pudo ver como los Browns seguían buscando luchar cara a cara por el partido, realizando un drive fantástico que finalizaría con un touchdown de Isaiah Crowell, consiguiendo igualar el marcador a 17. No satisfechos con ello, Cleveland volvió a golpear de nuevo a través de otro touchdown ejecutado esta vez por el propio quarterback, DeShone Kizer, que sin duda estaba siendo el líder de los suyos.

Como si de un partido de tenis se tratara, Detroit consiguió devolver el golpe a falta de 56 segundos del tercer cuarto, dejando todo por decidir en el cuarto y definitivo cuarto.

Con todo por decidir, los Browns recibieron un golpe que sería la causa que desequilibraría el encuentro, el que fuera su locomotora durante todo el encuentro, DeShone Kizer sufría un contundente sack a falta de 11 segundos del final del tercer cuarto que le obligaría a abandonar el terreno de juego durante unos cuantos drives de su equipo.

Dejando todo en manos del quarterback suplente, Cody Kessier, los Browns iniciaban el último cuarto aturdidos y desorientados por la falta de su guía hasta entonces. Fue el momento en el que Detroit supo aprovechar dicha situación y desequilibró el partido anotando dos touchdowns que no obtuvieron respuesta por parte de los visitantes. DeShone Kizer volvió al terreno de juego, pero ya era demasiado tarde, el daño estaba hecho y el encuentro llegó a su final con un definitivo 24 – 38.

Situación de ambos equipos

Con esta victoria los Lions consiguen convertir su parcial en positivo con un 5 – 4, lo que les permite seguir manteniendo la segunda plaza de la NFC Norte que luchan con los Green Bay Packers. La próxima semana viajaran a Chicago para enfrentarse ante los Chicago Bears.

Cleveland Browns sigue sin conocer la victoria durante esta temporada 0- 9, algo que sigue mermando a un equipo que sigue ocupando fielmente la última posición de la AFC Norte. La próxima semana recibirán en casa a los Jacksonville Jaguars, donde sin duda les espera otra dura lucha por conseguir la victoria.