Anuario VAVEL 2017. Gilles Muller: cuanto más mayor, más logros
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL

El comienzo del año fue en Oceanía, lugar donde encontró muy buenas sensaciones, luego de no tener una buena actuación Brisbane, perdiendo en la primera ronda contra el norteamericano Jared Donaldson, luego el zurdo jugador de Luxemburgo, viajó a Sidney donde hizo un torneo perfecto, ganándole al ucraniano Alexander Dolgopolov por 3-6, 6-3, 7-5, al australiano Matthew Barton 6-1, 3-6, 6-4, en cuartos al uruguayo Pablo Cuevas 7-6, 6-4, llegando a la final tras ganarle al serbio Viktor Troicki en dos sets, 6-3 y 7-6 (6), sin ceder ningún juego con su servicio. Con el triunfo de Muller, dejo a Viktor Troicki sin revalidar su corona en el Apia International por tercera vez consecutiva. El ganador del torneo de Sidney en 2015 y 2016 puso fin a su racha ganadora de 13 encuentros. Muller consiguió su venganza de la derrota de hace dos años, cuando el serbio lo derrotó en la misma ronda y de forma contundente. Además, el jugador de Luxemburgo, gracias a ese triunfo lograba escalar al mejor ranking de su carrera. Pero Muller iba por la gloria, y tras su sexta final, logró su primer título como profesional tras vencer en la final del ATP 250 de Sidney al británico Daniel Evans por 7-6 (5) y 6-2. Tras un primer set que se decidió por detalles, en el segundo Muller aceleró la marcha y conquistó el choque en casi hora y media de juego.

Luego de su primer título en un torneo del ATP Muller viajo a Melbourne para jugar el Australia Open, en la primera ronda se encontró contra Taylor Fritz, quien venía de un mal fin del 2016 y esta no fue la excepción, el jugador de Luxemburgo le ganó en set corridos, padeciendo los dos primeros pero luego afianzándose en el tercero. El jugador de Luxemburgo llego en el Australia Open hasta segunda ronda, ahí lo frenó Milos Raonic, el canadiense que hasta esa altura del año se encontraba contundente le gano en tres y terminó con las aspiración de Muller.

Luego de Australia, Gilles viajó destino Bulgaria donde se jugó el ATP de Sofía, en la capital de Bulgaria logro llegar a cuartos de final, tras vencer al francés, proveniente de la Ronda Clasificatoria, Mathias Bourgue por 6-3 y 6-2, y en octavos al siempre duro Youzhny por 6-3 y 7-5. Sus sueños de campeonato terminaron de la mano del español Bautista Agut quien le gano en un cerrado partido por 7-5 y 7-6 (5).

Luego de Bulgaria, hizo parada en Holanda para jugar el ATP 500 de Rotterdam, donde después de pasar fácilmente la primera ronda, se topó con quien a la postre iba a ser el campeón del torneo el francés Tsonga quien le gano muy fácilmente por 6-4 y 6-2 en tan solo 62 minutos, con una excelsa versión la mostrada por Jo-Wilfried Tsonga, que seguía sin conceder un solo set en Rotterdam. Luego de Holanda, Muller tuvo una breve estadía en Dubai, donde perdió en primera ronda con el alemán Kohlschreber.

La próxima parada del año fue en Indian Wells, Muller comenzó muy bien el torneo, ganándole al checo Vesely en set corridos, pero después en la tercera ronda cayo sin atenuantes con el japonés Key Nishikori por 6-2 y 6-2. Tras la derrota con el japonés, Muller viajó a las playas de Miami donde tuvo la misma suerte, ya que primero le gano al durísimo italiano Andreas Seppi y para después perder con el checo Tomas Berdych en set corridos.

La gira en arcilla

Muller tiene la ventaja de adaptarse a todos las superficies, un jugador con tantas batallas y tantos torneos encima. Por ello viajo a Montecarlo para su primera parada en este viaje por la superficie de polvo y se enfrentó al legendario Tommy Robredo quien estaba a esa altura del año volviendo de lesiones y le ganó fácilmente, mostrando que también se puede adaptar para esta superficie. Pero en segunda ronda, se topó con Andy Murray quien el ganó por un doble 7-5, en un partido que lo hizo sufrir mucho más de la cuenta al jugador escoces, ya que el jugador luxemburgués tuvo muchísimas oportunidades de adelantarse en el marcador, teniendo quiebre a su favor y teniendo por momentos el control del partido.

Luego de Mónaco, tuvo su mejor actuación en arcilla, en el Millenniun Estoril Open de Portugal, tuvo una tremenda actuación donde llegó a la final perdiendo con el español Carreno Busta en un intenso partido. Previamente Gilles le había ganado al portugués Pedro Souza, al siempre difícil Taro Daniel y semifinales a un inesperado Kevin Anderson quien venía de sacarse de encima al segundo favorito del torneo el francés Richard Gasquet. La final estuvo en casi todo el partido controlada por el español, pero Muller sorprendió a propios y ajenos por el despliegue que mostró en el segundo set y que evito por momento que Carreño despliegue toda su artillería desde el fondo de la cancha. Con esta gran actuación, Muller empezó a tener buenas sensaciones en arcilla, y fue así que en Madrid logró pasar la primera ronda venciendo al gran Tomy Haas en dos set, para luego perder con su bestia negra del año, el canadiense Milos Raonic.

Ambos torneos le sirvieron de preparación para ir a París, tratando de seguir con su racha de ser un jugador versátil en todas las superficies, pero la suerte le fue esquiva en el sorteo y en su camino se encontró contra el español Guillermo Garcia Lopez que le ganó en cinco sets y lo despacho en primera ronda.

Césped bienvenido, césped

Muller, jugador de césped como pocos, logró su segundo título del ATP en 's-Hertogenbosch, Holanda. El ATP 250 de esta ciudad lo vio en su mejor versión, ya que es muy difícil pasar de la arcilla al césped sin tener problemas estabilidad, bien parado en la cancha y mostrando una calidad notable. Esa calidad se demostró primero venciendo al italiano Seppi, luego al inglés Bedene y después ganado el torneo con dos notables triunfos el primero ante Alexander Zverev, donde el saque de Giles fue decisivo en el partido y el aleman Zverev no tuvo forma de quebrar en ningún momento al luxemburgues. Tras la victoria contra Zverev, Muller capturo todos los misiles de Karlovic y le gano de la única manera que se le puede ganar al croata, en un doble 7/6 haciendo dos miniquiebres por set.

En Quenns, volvió a demostrar que el césped es su habitad natural, tras ganarle al habilidoso francés Mannarino, luego a misilero Tsonga y después al durísimo Sam Querrey, llegó a las semifinales donde se encontró con otro de los mejores jugadores en césped el croata Cilic, contra quien perdió en un tremendo partido en tres set por 6-3, 5-7 y 6-4.

Wimbledon fue un momento épico para Muller, ya que demostró todas sus aptitudes en el césped. Tras ganar la tres primeras rondas, el jugador de Luxemburgo se enfrentó en octavos de final a Rafael Nadal, y ambos jugaron un partido histórico, para un escenario tal como la catedral del tenis mundial. Tras Muller ganar los dos primeros set, llegó la recuperación del jugador español y ambos en base cada uno a su juego, encararon el quinto set donde tras cuatro horas y 48 minutos de encuentro, Muller se quedó con el partido tras ganar por 15-13 luego de haber desperdiciado cuatro bolas de partido. Luego de la batalla épica ante Nadal, Muller tuvo otra batalla ante Cilic, pero esta vez la suerte volvió a quedar del lado del croata, quien tras cinco set y luego de que el jugador de Luxemburgo se quede sin físico en el quinto set, el croata se quedó con el partido por 3-6, 7-6(6), 7-5, 5-7 y 6-1. Grandiosa actuación de Muller en Wimbledon que le permitió ingresar entre los veinticinco mejores del mundo.

Luego de Wimbledon Muller viajo a los Estados Unidos donde volvió a tener una gran actuación en el ATP 250 de Atlanta, donde volvió a llegar a otra semifinal. Sus pasos comenzaron con el triunfo sobre el australiano proveniente de la Qualy Quentin Halys a quien derrotó en tres sets tras dos horas de juego. Muller que no le molestó para nada el paso del césped al cemento, luego se enfrentó con el ascendente Tommy Paul, un joven norteamericano quien había dejado en el camino a Hyeon Chung, y al tunecino Malek Jaziri, ambos partidos en tres sets, no fue oposición en Atlanta para Muller quien lo venció por 6-3 y 6-1. En semifinales se encontró contra un intratable John Isner, quien luego fue el campeón del torneo, que le ganó con una inusual facilidad por 6-4 y 6-2.

El jugador de Luxemburgo, que seguía avanzando en el ranking de la ATP, llegó hasta las puertas del top veinte, quedando en el puesto 21 y con posibilidades de concretas de avanzar y llegar hasta ese momento al Master de Londres, pero a veces la gran exigencia comienza a complicar en los tramos finales de la temporada, y en Washington tras ganar en primera ronda al ruso Tursunov, perdió en cuartos de finales con Tommy Paul en tres set. Tras la derrota en cuartos en la capital de los Estados Unidos, Muller atravesó en Cincinnati la segunda ronda contra Harrison ganándole en tres set en el tie break del tercero. Su estadía en Cincinnati terminó en la tercera ronda cayendo en tres set con el español Albert Ramos, pero su sello ya se había trasladado por todas las superficies y ello empezó generar un cuidado especial entre sus rivales. Luego de buenos resultados en la previa al US Open, lo ponía como un candidato a pasar la segunda semana, pero luego de ganarle al australiano Bernard Tomic, cayó en cuatro set contra el italiano Paolo Lorenzi, poniendo así fin a una positiva gira norteamericana.

Luego del USOpen, Gillles Muller por una lesión en el codo prefirió dejar de jugar el resto de la temporada y así comentaba, "Tomé esta decisión después de consultar con mis médicos, fisioterapeutas y mi equipo", explicó Muller. "Llegué a una etapa donde la lesión puede empeorar y puede influir en el inicio de mi temporada 2018. Fue en Metz, su último partido del año, una temporada increíble para Muller, donde se gano el respeto de todos sus rivales y con su juego logro llegar a conquistar dos títulos y conseguir su mejor ranking en el ATP.

VAVEL Logo