El camino de Rafael Nadal en el Open de Australia
Rafael Nadal en el Open de Australia 2019. Foto: zimbio

El camino de Rafael Nadal en el Open de Australia

Como en ocasiones anteriores, Rafael Nadal se reinventa a sí mismo, viniendo de un parón de cuatro meses por lesiones; en el Abierto Australiano llega a la final en gran nivel sin ceder un solo set, y en todo el torneo sólo ha cedido su servicio en dos ocasiones.

doc-tennis
Carlos Solano Perez

El camino de Rafael Nadal en el Open de Australia

En las semifinales del US Open en septiembre del 2018 Rafael Nadal tuvo que abandonar por lesión de la rodilla derecha, dos meses después en noviembre anunció que daba por terminada la temporada del 2018 y se sometería a una cirugía en el tobillo derecho.  

A principios de año, da a conocer su calendario que inicia el año 2019 en Brisbane torneo 250, pero al practicar sintió dolor en el muslo izquierdo y al realizarle una resonancia magnética se observó una pequeña distensión, por lo que indicó que no participaría, y sin torneos previos llegaría al Abierto Australiano.

El panorama no era para nada alentador, sino todo lo contrario. Carlos Moyá su entrenador mencionó, que están haciendo pequeñas modificaciones al saque, que necesita Rafa ser más agresivo, y que mejor que desde el saque. Al inicio del torneo Nadal mencionó que llegaba con sentimientos positivos, ya que había hecho muchas cosas antes de que iniciara el torneo.

Y empezó el torneo, en primera ronda su rival fue un australiano, James Duckworth 238 del ranking ATP. Cuatro meses sin competir representa un desafío para cualquier tenista profesional. Pero Rafa lo sorteó sin complicaciones por 6-4, 6-3, 7-5 en dos horas y 15 minutos. Para la segunda ronda enfrentó a otro jugador local, Matthew Ebden. El australiano 47 del mundo tampoco forzó al tenista mallorquín que lo venció por 6-3, 6-2, 6-2 en hora y 56 minutos. Se empiezan a ver los cambios en el saque de Nadal, con un tenis más agresivo.

En la tercera ronda tuvo como rival por tercera ocasión consecutiva a un australiano, el joven sensación Alex De Miñaur, 27 del ranking y nuevamente Rafa dio cátedra, con un poderío sin respuesta se impuso  6-1, 6-2, 6-4. En cuarta ronda suponía un juego más demandante contra el checo Tomar Berdych, 57 del ranking ATP quien lo derrotó en Melbourne en el año 2015. Pero el balear lo superó por 6-0, 6-1 y 7-6(4) en dos horas y cinco minutos. A punto estuvo de perder un set, pero el juego agresivo del orgullo de Manacor, y la condición física que está al 100% fueron los argumentos principales del español. Ya en cuartos de final enfrente estuvo un jugador revelación del torneo, Frances Tiafoe. El número 39 venía de derrotar a Dimitrov. La experiencia del manacorí fue notoria, dominó a placer con potentes tiros de fondo, grandes servicios. Desde el juego inicial en que perdió en dos ocasiones su servicio, no ha vuelto a perder turno de saque alguno. Fue superior al norteamericano por 6-3, 6-4, 6-2.

Al conocer el sorteo del cuadro, todos pensamos que la semifinal sería contra Federer. Sin embargo, la sorpresa del torneo el griego Stefanos Tsitsipas eliminó al suizo y enfrentó al rey de la arcilla. Y una vez más, el toro español le pasó por encima con un contundente 6-2, 6-4, 6-0. Impecable triunfo.

Así llegamos a la gran final, Rafael Nadal está a un triunfo de hacer historia como el único jugador en la era Abierta en ganar dos veces cada torneo de Grand Slam. Roy Emerson lo consiguió en etapa amateur y Rod Laver consiguió la mitad como amateur y la otra como profesional. Nadal ganó en Melbourne Park hace 10 años, y ha perdido en 3 ocasiones más. En esta, su quinta final se reencontrará a Nole, con quien cayó en el año 2012 en 5 horas y 53 minutos en la final más larga en la historia de las finales de Grand Slam.  Djokovic suma 6 títulos de Australia, es el número 1 y es el Campeón Defensor.

Sin duda alguna será un partido inolvidable, no será tan largo como la final del 2012 ya que los estilos han cambiado, el hijo pródigo de Mallorca juega más agresivo, acortando los puntos. Un juego que seguramente se resolverá en 5 sets. La gran final esperada, el 1 contra el 2. ¡Qué inicie la fiesta!

MEDIA: 5VOTES: 3
VAVEL Logo