Teófilo Cubillas: El prodigio conocido como el 'Nene'

En el aniversario 115 del Club Alianza Lima, también homenajeamos a quien podría ser calificado como el máximo ídolo de la institución 'blanquiazul'.

Teófilo Cubillas: El prodigio conocido como el 'Nene'
Foto: libero.pe

Al rededor de Sudamérica, existen ídolos que son y siempre serán recordados de manera trascendental a través de los tiempos. Pelé en Brasil, Maradona en Argentina, Valderrama en Colombia, Figueroa en Chile.

Hoy, por los 115 años de Alianza Lima, conmemoramos la carrera de uno de los jugadores más simbólicos del Perú y del contienente. No solo por su técnica y simpatía en el gramado. Sino también por su lealtad como persona. Hablamos del gran Teófilo Cubillas. 

Teófilo Juan Cubillas Arizaga nació el 8 de marzo de 1949 en la localidad limeña de Puente Piedra. Desde pequeño, con una gran devoción por el Fútbol, probó suerte en su niñez en el Huracán Boys. Por aquellas épocas, el Colegio donde estudiaba, el Ricardo Bentín de Rímac (afiliado con la filial de Sporting Cristal), estaba intersado  con contar con sus servicios.

"Si volviera a nacer, escogería al Perú como mi país, al Fútbol como mi profesión, a Alianza Lima como mi equipo".

Teófilo Cubillas.

Sin embargo, el corazón del 'Nene' palpitaba para otros rumbos. En el barrio de La Victoria, se encontraba el equipo al cual admiraba desde que poseía memoria: Alianza Lima.

Con su inconfundible técnica, Cubillas probó suerte con los 'blanquiazules' a los 16 años. Bastó tan solamente un año para que hiciera su debut en Primera División. Sorprendentemente, en su primer año como profesional, el 'Nene' se convertiría en el máximo anotador de la edición de 1968 del Torneo Descentralizado. En el año de su debut, Cubillas también le anotaría un doblete al Independiente de Avellaneda argentino en la goleada de 6-1 proporcionada al 'Rojo' en un partido amistoso.

Por 3 años, las habilidades del '10' de los 'grones' sorprendieron lo suficiente para que fuese convocado por el técnico Didi a la Copa del Mundo de 1970. Mundial en donde la Selección Peruana se clasificó eliminando a la Argentina y año en donde Cubillas se lució anotando 5 goles (1 a Marruecos, 2 a Bulgaria, 1 a Alemania y 1 a Brasil). Siendo el tercer máximo goleador y el jugador revelación del vistoso campeonato. 

Con la 'bicolor', Cubillas también se consagraría como campeón de la edición de 1975 de la Copa América venciendo en la final a Colombia. Además de volver a anotar otros 5 goles en la Copa del Mundo de 1978 disputada en Argentina.

Cubillas también optó por el inicio de la globalización  del Fútbol Mundial para probar suerte en el extranjero. Primero en Portugal, en tierras 'lusas' en donde consiguió los títulos de 1976 y 1977 de la Copa de Portugal con el Porto. Previamente, también se haría con el título de 1973 de la Liga de Suiza con el Basilea. No obstante, también sentía que debía volver a pisar suelo casero para lograr cosas históricas. 

De vuelta a La Victoria, el 'Nene' se haría con el bicampeonato 77-78' conseguido por una de las más gloriosas generaciónes de Alianza Lima. Época en donde se contaba con uno de los mediocampos más elegantes del país compuesto por Hugo Sotil, José Velásquez y César Cueto. Los tres, personas idolatradas en suelo 'íntimo'.

Formación de 1977-78

Es por ello que a finales de la década de los setenta, Cubillas dejaría el Perú para jugar en el naciente Fútbol de Estados Unidos. País en donde militaría por el Fort Lauderdale Strikers. Acutalmente, el 'Nene' posee muchos centros de entrenamiento para menores en el país norteamericano. Además de ejercer labores como consultor en su amado Alianza Lima y ser un miembro inspector de la FIFA.

Teófilo Cubillas. Un hombre que simboliza la perfecta combinación de la picardía peruana con la elegancia del Fútbol de los cracks mundiales. Es sin duda, una de las personalidades más simbólicas que representa tanto el deporte de los 'grones', como el Fútbol Peruano en general.