Podio agridulce para López 
captura de pantalla

La edición N°88 de Le Mans, se presentó el fin de semana pasado y se despidió con un argentino en el podio. Un joven piloto cordobés que fue en busca de la Doble Corona, en donde obtuvo una sorpresa que ningún Argentino quería ver, pero al final de la Aventura se lleva una recompensa que la mayoría deseábamos.

El Sábado por la mañana José María Pechito López, arriba del Toyota Hybrid N°7 y juntos a su equipo compuesto por el japonés Kamui Kobayashi (Ex Fórmula 1) y el británico Mike Conway (Ex Indy car), enfrentaron el desafío más exigente de la categoría con dos objetivos bien claros en la cabeza, Ganar las 24hs de Le Mans y Salir campeón en dicho evento.

Si bien tenía que esperar que el segundo Toyota Hybrid (N°8) finalice cuarto o peor, las posibilidades estaban, aunque fuera difícil.

La carrera comenzó, el primer Stint lo hacía el británico Conway, posteriormente subiría Kobayashi. Las primeras horas eran luchas constantes en las cuatro categorías participantes, ambos Toyotas marcaban la diferencia con respecto a los demás LMP1.

Tocando la sexta hora de carrera, llegaba la parte más complicada, la noche. (Recordemos que Francia en septiembre tiene los días más cortos y las noches más largas) se baja Kobayashi y sube López. Impecable, rápido, el argentino hizo muy bien su parte y empezó a sacarle amplia ventaja al segundo Toyota y a los LMP1 Rebelión.

La carrera estaba siendo perfecta para el equipo compuesto por el argentino, eran fuertemente candidatos a la victoria, pero todavía faltaba mucho. 

Hora 12, Mitad de Carrera y todavía era de noche, además de que se esperaba lluvia. Correr en Le Mans a altas velocidades y de noche ya era peligroso, con lluvia... Era un extra que se sumaba y un punto a tener en cuenta para aquellos debutantes y la categoría amateur.

Volvía a ser turno de que Kobayashi suba al auto. Encarando una nueva hora de carrera, prolijo, rápido y aumentando la distancia con sus perseguidores, Sin embargo el circuito de Le Mans puede cambiar las cosas en cuestión de segundos y así fue. esa positiva imágen en donde se muestra el buen rendimiento y dominio del Toyota N°7 se dió vuelta totalmente.

Llegando a la hora 13 de Competición, el auto N°7 sufre problemas con el turbo, no tardó demasiado en entrar ya que se encontraba cerca, entra en boxes para reparar el problema y empieza a perder terreno, la punta pasaba a ser del Toyota N°8 y Kobayashi seguía en boxes.

Después de casi media hora en el garaje se pudo solucionar el problema, pero para entonces el auto N°8 ya le había aventajado 7 vueltas de diferencia y los LMP1 de Rebelión le sacaron dos vueltas cada uno.

Todavía faltaba mucho de competencia, y siendo de noche el mínimo despiste te puede perjudicar, pero ya se veía el enojo por parte del equipo por esa mala suerte.

Una hora más tarde López subía al auto a dejar todo, motivado y con todos los sentidos activados empezó a superar autos de manera limpia, rápida y sin errores. Nuevamente cumpliendo con un excelente Stint, acortando distancia. A falta de ocho horas de carrera y amaneciendo le dejaría el volante Conway a solo 6 vueltas de diferencia con el líder.

Últimas horas de Carrera, la luz del sol empezó a mostrarse en pista, el Toyota N°7 por más rápido que estuviera no podían descontar esas vueltas y se volvía un resultado complicado de revertir. 

La situación se mantenía, el Toyota N°8 sin errores lideraba, los Rebelión que ocupaban el tercer y cuarto puesto mantenían la distancia entre sí, obviamente con la intención de asegurar el doble Podio. faltaban tres horas de carrera, Pechito tomaba el control y empezaba a volar, literalmente venía más rápido que el propio líder. 

Aunque la distancia con el Toyota N°8 era casi imposible de acortar (a no ser que sufra un despiste o un accidente leve y demore en boxes), López se acercó bastante al tercero

Última hora de Carrera justamente el rebelión Racing poseedor del tercer lugar se despista solo, llega a chocar levemente el paradón pero continua, esto le venía perfecto a López que seguía descontando. 

En esa misma vuelta el Rebelión entra en boxes se demora con los arreglos, pechito pasa por recta y es nuevo Tercero! 

Minutos después ya con una vuelta de ventaja sobre el rebelión sale el auto de seguridad, se pierde la diferencia y queda a 6 Segundos del Rebelión que venía detrás. A 20 minutos del final ambos coches entran en boxes, pechito fue más rápido y sale por delante para después mantenerse en esa tercera épica posición, hasta el final. 

El turbo lamentablemente no quiso darle la victoria al Toyota N°7, se dio un resultado que generó impotencia sabiendo que merecía más y con el detalle de estar peleando el título, pero a su vez entregando esa tranquilidad de saber que dejó todo. 

"Primero quiero felicitar al equipo, al auto 8, es un gran logro para Toyota ganar esta gran carrera por tercera vez, por todo el trabajo de los mecánicos, que estuvieron muy ocupados durante la noche y el día ayer, Todos hicieron un trabajo fantástico.

Desafortunadamente para nosotros no terminó como queríamos. De mi parte lo único que puedo hacer es ver lo positivo, ver el trabajo que hicimos como pilotos. Mike y Kamui hicieron un trabajo fantástico, yo hice mi parte”. Dijo después pechito en declaraciones.

Todavía hay chances, falta una fecha por disputarse en el calendario WEC. Aún está la ilusión de ver a López levantar un nuevo título mundial, en esta oportunidad El Campeonato mundial de resistencia. 

La Próxima cita y la última del año serán las 8 horas de Bahrein en donde pechito buscará Coronarse Campeón y teñir nuevamente un título Celeste y blanco

Foto: Toyota Gazoo Racing Wec (Tweter)

 

 

 

 

VAVEL Logo