Con Prigioni en el quinteto inicial, los Clippers volvieron a caer

Cualquier argentino que se haya quedado hasta altas horas de la madrugada de este viernes, se hubiera sorprendido al observar al número 9 de la franquicia angelina en rol de titular. Claro, Pablo Prigioni salió a saciar las difíciles y duras ausencias de nada más y nada menos que un All Star como Chris Paul, lesionado en la ingle, la misma molestia que no le permitió disputar minutos en partidos anteriores, y de un triplero de raza como J. J. Redick.

Lo cierto es que Prigioni jugó como titular su primer partido de fase regular anoche, cuando Los Angeles Clippers cayeron 118-104 ante unos inspirados Phoenix Suns. Pablo tuvo que hacerse cargo de la creación de puntos del equipo junto al hijo de Doc, Austin Rivers. Seguramente, esa falta de continuidad, ya que el argentino ni siquiera integró el banco de suplentes en varios encuentros, hicieron que, el principal arma de los Clippers que es la conexión entre el base y Griffin, no se haya notado.

Sumado a las ausencias de CP3 (Paul) y Rivers, la visita tuvo que lidiar con la actitud infantil de Blake Griffin. El nacido en Oklahoma, desencajado de sí mismo, cometió su segunda falta técnica de la jornada y, cuando aún faltaban más de 24 minutos, salió expulsado del parquet del Talking Stick Resort Arena.

Los Suns siempre estuvieron por encima en el marcador. Incluso, con Griffin en cancha, ya que el primer parcial se lo adjudicaron 30 a 25, y esa diferencia supieron ampliarla con el correr de los minutos y gracias a las claras ausencias de los az de Doc Rivers. Y los que supieron destacarse fueron: Brandon Knight (¡37! Puntos, 4 asistencias y 2 rebotes) y su compañero Eric Bledsoe con un doble doble que pudo ser triple (26 unidades, 9 pases gol y 10 recobres).

Finalmente, Prigioni culminó la noche con 6 puntos (0/1 en dobles y 2/5 en triples), 4 rebotes, 3 asistencias, 3 robos, 2 pérdidas y 3 faltas personales en poco más de 23 minutos. Ahora, la franquicia que integra el cordobés, que tiene récord 5-4, tendrá revancha mañana cuando reciban a Detroit Pistons.

VAVEL Logo