Soy Leyenda
La mirad y el objetivo fijo: ganar. (Fuente: web)

"Querido básquetbol, estoy listo para dejarte ir", comenzaba la carta con la que Kobe Bean Bryant, como testifica su documento de identidad, conmovió al mundo del básquetbol el 29 de Noviembre 2015. Uno de los mejores (si no el mejor jugador de éste siglo) le decía adiós mediante un comunicado en The Player's Tribune, el portal donde los deportistas norteamericanos se expresan libremente. En la misma, entre tantas cosas, expresaba:  

"Desde el momento en que usé las medias de mi padre y lanzaba tiros imaginarios para ganar en el Gran Forum de LA sabía que una cosa era real: me había enamorado de ti. Un amor tan profundo al que le di de mi todo. Mi mente, mi cuerpo, mi espíritu y mi alma. He hecho todo por ti. Tú le diste a un niño de seis añis el sueño de ser Laker y yo siempre te amaré por ello. Per no puedo amarte por más tiempo.  Mi corazón puede soportar los golpes, mi mente puede manejar la rutina pero mi cuerpo sabe que es la hora de decir adiós. Estoy listo para dejarte ir, quiero que lo sepas. Así que ahora ambos podremos saborear cada momento que nos queda juntos. Lo bueno y lo malo. Nos hemos dado todo lo que tenemos.  

Te amo."  

El anuncio, aunque previsible por el bajón debido a las constantes lesiones de sus últimas campañas, no dejó de ser una sorpresa.

Es extraño, pero cuando se termina la carrera de un ícono del deporte, las sensaciones se entremezclan. La tristeza resulta inevitable pero la grandeza de las consagraciones ganan la pulseada final. Y Black Mamba, como se autedenominó, deja una huella gigantemente profunda en la mejor liga del mundo. Dejará de practicarlo profesionalmente, pero la marca indeleble que deja su periplo es aún más valorable.

A continuación, diez puntos sobresalientes de su carrera: 

  • - Con 18 años y 72 días, Kobe fue el jugador más joven en debutar en la NBA. El 3 de Noviembre de 1996 ante Minnesota Timberwolves hizo su estreno oficial con modestos 12 puntos. (Años más tarde Jermaine O'Neill y Andrew Bynum le arrebatarían dicho logro). Al año siguiente, estableció otra marca. Que fue la del jugador titular más joven en disputar un All-Star (19 años). Ese mismo año se consagraría también en el popular Torneo de Volcadas.
  •   

- Para el inicio de la 06/07 decidió cambiar, por sugerencias comerciales, su mítico nº 8 por el 24. 

- "Vino", otro de sus apodos, participó en 18 All-Star Game.    

- A lo largo de su carrera consiguió la fantástica cifra de 33.643 puntos. Es el 3º máximo de la historia, sólo superado por Karl Malone y Kareem Abdul-Jabbar. 

  • -   11 veces fue elegido en el mejor quinteto de la NBA, igualando en lo más alto con Karl Malone. 
  •  

- 25 veces logró alcanzar, al menos, los 50 puntos. Sólo Wilt Chamberlain (118) y Michael Jordan (31) lo superan. 

-  La noche del 22 de Enero de 2006, Kobe marcó ¡81 puntos! en la victoria de los Los Angeles Lakers sobre Toronto Raptors. Dicha marca es la segunda más alta de la historia.  

-  En la temporada 2006/2007, entre el 16 y el 23 de Marzo, Kobe logró marcar más de 50 puntos en tres partidos al hilo. Sus víctimas fueron Portland Trail Blazers, Minnesota Timberwolves Memphis Grizzlies.  

- En la 2007-2008 fue galardonado MVP de la temporada tras promediar 35 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias. 

- Ganador de 2 preseas doradas con la Selección de los Estados Unidos (Beijing 2008 y Londres 2012) 

- A lo largo de sus dos décadas en la NBA, consiguió 5 títulos (2000-2001-2002 y 2009-2010). 

La lista de logros es interminable. Desde ser el jugador más joven en llegar los 10.000 puntos (24 años, 193 días) a marcar 12 triples consecutivos en 2003 y ante Seattle Supersonics

La cadena de sucesos increíbles es de lo que se compone su trayectoria. Desde excentricidades propias de una figura de su talla (como dirigirse a los entrenamientos en helicóptero o poseer un estanque con tiburones, por citar algunos) hasta casarse en secreto con su actual esposa porque su familia no aceptaba que contrajera matrimonio con una mujer de raza blanca y sin orígenes afrocamericanos. O mismo sus lesiones, la más grave en 2013: rotura del Tendón de Aquiles y que al fin y al cabo sería determinante para su futuro. 

Por movimientos similares y talento nato fue el primero en considerarse el "heredero" de Su Majestad, detalle para nada menor. Ambos comparten muchas cosas: la agresividad y alta competencia con la que jugaban, su deseo de ser el mejor sin importar el costo y el hambre constante de gloria. Uno era el espejo de otro pero el otro no le gustaba cuando lo comparaban al punto de declarar: "yo no quiero ser el próximo Jordan, quiero ser el mejor Bryant". 

El 13 de Abril de éste año fue la última función de quien fuera el mejor jugador de ésta década, hasta la explosión de otro fenómeno como lo es Lebron James. Como local y ante Utah Jazz, salió al parqué sabiendo que debía dejar todo para esa gente que lo acompañó desde siempre. 18 mil fans (desde su entorno familiar hasta Jack Nicholson ​pasando por David Beckham) disfrutaton de un recital inolvidable. Black Mamba se despachó con 60 espectaculares puntos y cerró así una carrera de película. Hollywoodense, porque tuvo absolutamente de todo. Esa especie de montaña rusa a la que están expuestos día a día los deportistas de élite, desafiando a todos y a sí mismo.

Porque así se construyen las leyendas y Kobe Bryant ya es parte del Panteón de los Dioses. 

VAVEL Logo