Wall hizo festejar a Washington
Foto: NBA on ESPN

Después de ser electo como el mejor jugador del este en diciembre, John Wall sigue dando que hablar en la NBA. El base de los Washington Wizards es vital para el equipo, tanto por su anotación como capacidad para repartir asistencias y jugar buena defensa en toda la cancha.

Este martes por la noche, como local y ante Chicago Bulls, Wall volvió a demostrar porque es una superestrella de la liga. El base sumó 26 puntos y repartió 12 asistencias para un doble-doble, pero además se quedó con cinco rebotes, robó una pelota y tapó un lanzamiento para que su equipo consiga un triunfo vital por 101-99.

Chicago llegó a estar al frente por 18 puntos en la primera mitad. Sin los claves Wade (lesionado) y Butler (descanso), Fred Hoiberg buscó establecer un fuerte juego en la pintura. Más allá de las discusiones, ésta vez sí optó por poner a Rajon Rondo, quien desde el banco anotó casi la mitad de sus lanzamientos de campo (6/13) para doce unidades, además de dar seis asistencias y lograr tres robos.

Otro jugador vital en la visita fue el novato Denzel Valentine. El alero acertó en cinco de sus once intentos desde lejos, para aprovechar los huecos que generaron las presencias internas López, Gibson y el mismo Felicio, logrando acertar 19 puntos a lo largo de 30 minutos.

Sin embargo, Washington resurgió en el tercer cuarto, quebrando el buen esquema defensivo de Chicago para un 32-16 en el cuarto. El mismo se vio liderado por justamente Wall, quien no sólo aportó ocho puntos sino que también generó el espacio para que Beal pueda acumular 10, mientras que Morris y Gortat sumaron cuatro cada uno.

Con ésta remontada, el desenlace fue muy parejo. Valentine y Portis cumplieron cuando aparecieron en cancha, mientras que Carter Williams necesitó de cinco lanzamientos al aro para sumar cinco puntos. Del otro lado, Morris anotó diez (incluyendo dos triples) dando así un final muy cerrado.

Tras dos fallas ofensivas al hilo de la visita, Wall se encontró con la pelota en sus manos quedando poco más de 14 segundos en el reloj y con el juego igualado en 99. Allí agotó un poco el tiempo, encaró hacia la derecha, pasó a Carter Williams y López estuvo muy lejos para cerrarle un cómodo doble que le dio la ventaja a Washington (101-99) con 5,2 en el reloj.

Del otro lado McDermott intentó un triple, Wall se quedó con el rebote pero hubo un balón dividido con López con dos centésimas en el reloj. Más allá de la diferencia de altura, el base le ganó el salto al pívot rival para asegurar el triunfo.

VAVEL Logo