Desde la defensa
Foto: NBA

Con la sorpresiva derrota ante Phoenix, los Spurs (32-9) volvieron a tomar el sendero de la victoria frente a Minnesota (14-28), que cosechó su segunda caída consecutiva luego de una leve remontada de tres partidos ganados.

Los 34 puntos de Kawhi Leonard (la mayoría en el segundo tiempo) le dieron inspiración a los texanos, tras haber estado perdiendo por siete tantos en el tercer período. Luego, San Antonio puso en uso lo que más lo caracteriza (la defensa) y liquidó la historia. Otra pieza clave en ofensiva fue LaMarcus Aldridge, con 29 tantos.

En los lobos volvió a destacarse Karl-Anthony Towns. El pivote dominicano, otra vez demoledor desde la pintura, sumó 27 tantos y bajó 16 rebotes. Ricky Rubio sigue puliendo su juego desde las asistencias (14) para dirigir a Minnesota, además de lograr 21 conversiones.

La visita, con sus defectos y virtudes, fue el que tomó la iniciativa en el inicio del partido para ponerse al frente. Igualmente, San Antonio contrarrestó hasta convertir el primer cuarto en paridad: 30-30.

Con el parcial de 7-1 en el amanecer del segundo, los lobos sacaron una pequeña distancia (31-37). Popovich vio que el primer equipo no funcionaba y tiró al parqué a la segunda unidad, que respondió mejor y San Antonio otra vez pasó a liderar (40-39). El ingreso de Muhammad en los Wolves, le dio más versatilidad a sus ofensivas y en conjunto con Towns luchando debajo del aro, le dieron control del encuentro (44-51). Minnesota sacó ocho (54-62) faltando 3’, por momentos jugó mejor que su rival a pesar de no tener recambio y cerró 66-71 arriba.

Bastó el descanso para que los Spurs cambien el tono del partido. Reforzaron la defensa, motivo que sirvió para que Minnesota solamente marcara 19 puntos, y encontraron a Leonard, que estuvo desaparecido en la primera parte. Patty Mills respondió bien cuando le tocó entrar, con algunos tiros externos y penetraciones, sumado a la ayuda de Aldridge y su número 2. Levantaron la desventaja y dieron vuelta la historia para entrar al último 92-90.

Una vez controlado los ataques visitantes fue hora de hacer valer la rotación. San Antonio consiguió un parcial de 11-2 para sacar diferencias (103-92). Cuando los texanos lograron dos dígitos de ventaja (110-100), derrumbaron toda esperanza de Minnesota de revertir la situación. Leonard apareció cuando tuvo que hacerlo, los Spurs pudieron controlar el encuentro hasta el final y se quedaron con el triunfo por 122-114.

Estadísticas

http://www.espn.com/nba/boxscore?gameId=400900046

VAVEL Logo