Cleveland no levanta
Foto: NBA

El 2017 comenzó de la peor manera para Cleveland. El equipo de Lue tan sólo pudo ganar cuatro de los últimos partidos (que incluyeron duelos ante candidatos como Golden State y San Antonio). En el camino, la franquicia sumó a Kyle Korver para sumar a su arsenal de tripleros, mientras que Kevin Love se ve envuelto en una serie de rumores por un posible traspaso a Nueva York en pos del fichaje de Carmelo Anthony.

Este lunes por la noche, Cleveland cerró su enero con algo que LeBron no vivía hace más de una década. Once años (2006) tuvieron que pasar para que una franquicia acreedora del Rey James tenga un récord negativo en un mes (7-8). Esta última caída se dio ante los Mavericks en Dallas, con triunfo local por 104-97. 

El elenco de Ohio se mostró endeble y apagado. Sin Love por espasmos en su espalda, a Cleveland le faltó el fuego que lo caracteriza. Tan sólo James e Irving tuvieron partidos acordes al nivel del campeón. El alero bordeó el triple-doble con 23 puntos, nueve rebotes y nueve asistencias, mientras que el base sumó 18 unidades. Sin embargo, entre ambos tomaron 40 lanzamientos (75 lanzó Cleveland) y acertaron 18 de ellos, mientras que el dúo registró 11 de las 17 pérdidas de la visita en la noche.

Con un juego individualista y una pobre participación en defensa, Cleveland no pudo recuperarse ante un Dallas que de a poco va encontrando el camino. Después de vencer a San Antonio el domingo, el equipo de Rick Carlisle no tuvo problema en el back-to-back para hacer una gran producción colectiva.

El local tuvo una mayor entrega en el juego y un juego de equipo que le permitió lograr un nuevo triunfo en la temporada. Cinco hombres superaron el doble dígito anotador: Harrison Barnes (24), Wesley Matthews (21), Yogi Ferrell (19), Seth Curry (16) y Dwight Powell (14). En tanto el primero de ellos sumó 11 rebotes para un doble-doble, mientras que el último apareció desde el banco y también aportó dos robos y dos tapas vitales. Por su lado, el argentino Nicolás Brussino jugó casi dos minutos y no pudo hacer casi nada.

La caída de Cleveland deja preocupado a más que uno, pero la realidad indica que sigue siendo el gran candidato a ser campeón. Febrero le tendrá en el camino ocho juegos antes del descanso por el Juego de las Estrellas. Después de un duelo este miércoles con Minnesota, el equipo afrontará una racha de cuatro juegos como visitante en donde visitará Nueva York, Washington, Indiana y Oklahoma.

Después del evento en Nueva Orleans (viernes 20 al domingo 22 de febrero), Cleveland ya tendrá su plantel definido hasta el final de la temporada y volverá con las pilas cargadas para ir por todo en busca de su segundo título en la historia. Hasta entonces, todo parece ser una gran incógnita.

VAVEL Logo