Las Gigantes no pudieron doblegar a la fiera australiana
Melissa Gretter. Foto: FIBA

Las Gigantes no pudieron doblegar a la fiera australiana

El equipo de Cristian Santander perdió categóricamente 84 a 43 ante Australia en el segundo partido del Grupo "B" del Mundial. Liz Cambage fue la mejor jugadora de Australia con 24 puntos, mientras que por el lado argentino se destacó Macarena Rosset con 13 anotaciones.

ramgaraffa
Ramiro Garaffa

En los papeles previos, incluso cuando se dieron a conocer a las rivales de las Gigantes, los primeros compromisos eran de suma peligrosidad por la jerarquía y por el juego de equipo que desplegaron Turquía y Australia. Es cierto que el ranking puede indicar algo, pero no la totalidad de la propuesta de un equipo.

La escasez de puntos de las Gigantes en el comienzo de esta historia fue un disparador positivo para que las oceánicas se ubicaran delante del marcador. Las australianas propusieron un monstruoso juego interno de la mano de la temible Liz Cambage quien anotó 24 puntos. Esto fue un indicio para las dirigidas por Santander para hacer foco en el interior de la pintura y mejorar el marcaje en esa zona de riesgo. Si bien es cierto este objetivo fue logrado en el segundo cuarto, Australia abrió el fuego perimetral y causó severos daños en la trinchera argenta. El segundo parcial finalizó 40 a 13 a favor del rival.

La charla en el vestuario dio sus frutos y las cosas le salieron mejor a las Gigantes. Tal es así que hicieron de la rotación de balón un arte shakespiriano que detonó la preocupación en la estructura defensiva de Australia. Las generales de esta iniciativa fueron Agostina Burani, Macarena Rosset y Andrea Boquete, quienes perforaron el aro contrario y marcaron un parcial de 9-4 en 2:30, trayendo así preocupación al banco oceánico.

Sin embargo, las cosas se acomodaron para el lado amarillo y volvieron a establecer la calidad y una mejora notable en el juego. Las Gigantes cayeron nuevamente en una laguna y estuvieron varios minutos sin ninguna conversión. Este contexto fue aprovechado por Australia que anotó un terrible parcial: 24 a 0.

En ese momento, el partido era irremontable, por lo que Cristian Santander le dio prioridad a la gestión física y de energía de sus jugadoras con vistas al próximo encuentro ante Nigeria. El ex técnico de Rocamora movió el banco para probar variantes y darle descanso a las jugadoras más importantes del plantel.

El partido culminó 84 a 43 a favor de Australia. El martes, las Gigantes deberán ganarle a Nigeria para llegar con chances a clasificar a la próxima fase del Mundial que se desarrolla en Tenerife, España.

El resumen del partido

Estadísticas del juego

VAVEL Logo