Entrevista. Snezana Aleksic: "Me gustaría volver a jugar en Quimsa"
Snezana Aleksic. Foto: Vavel

Entrevista. Snezana Aleksic: "Me gustaría volver a jugar en Quimsa"

La base montenegrina fue uno de los puntos altos del conjunto santiagueño en el último Final Four. En una nota exclusiva con Vavel, nos contó sobre su primer llamado para jugar en Argentina, su adaptación y sus gustos personales.

ramigaraffa
RamiroExequiel Garaffa

Yugoslavia fue una de las criaturas políticas modernas más polifacéticas y complicadas. Fue fundado en 1918, después de la Primera Guerra Mundial, una vez que la Triple Entente le dio el mazazo final a la Triple Alianza.

Yugoslavia tenía regiones cultural, étnica y económicamente distintas: habitaban allí croatas, eslovenos, serbios, macedonios, bosnios y montenegrinos. Estos últimos tienen un alfabeto cirílico y son católicos ortodoxos, al estar imbuidos por la cultura rusa. La Patria Balcánica disfrutó del talento de jugadores que dejaron su huella en el básquetbol mundial, más allá de las diferenciaciones anteriormente mencionadas: se puede mencionar a Drazen Petrovic, Dejan Bodiroga, Vlade Divac, Peja Stojakovic, Toni Kukoc, Marko Jaric (compañero de Manu en el mítico Kinder Bologna) y se puede seguir enumerando hasta el hartazgo, porque la materia prima en aquella región salía en escala industrial. 

El Siglo XXI trajo consigo una enorme evolución del básquetbol femenino e incontables mujeres que, día a día, escriben su historia para dejar su huella. En Montenegro, Snezana Aleksic no iba a ser la excepción porque sus pasos por el Valencia, el Dynamo de Rusia y otros equipos del viejo continente, se iba a sumar Argentina como nuevo destino. Su celular último modelo indicó que tenía una llamada perdida de su representante, apenas Aleksic lo vio, se contactó con él y su manager le preguntó si tenía interés en jugar en la Liga Nacional Femenina y ella, sin titubeos, dio el sí. "Estaba interesada en ver que tipo de básquet se juega en Argentina", reveló la talentosa base.

Apenas pisó suelo santiagueño, Aleksic se sintió a gusto no solo con la ciudad sino también con todo el plantel de Quimsa liderado por Pipio Pedemonte. "Tuve un gran feedback con Mauricio que, a mi modo de ver, es un gran coach y sobre todo una buena persona. Él me dio toda la libertad para jugar y tuvo mucha confianza en mí, que es algo muy importante en mi posición", reconoció. En ese sentido, la final contra Berazategui en el último Final Four dejó un gusto amargo, aunque la montenegrina hizo su balance y destacó: "Me parece que tuvimos una buena temporada con el equipo porque en los momentos difíciles dimos el máximo y por eso estoy orgullosa de mis compañeras".

Fanática de la natación y de Manu Ginóbili, cuando se le preguntó sobre su futuro en la Liga Nacional Femenina, no tuvo pelos en la lengua y respondió: "Espero jugar en Quimsa la próxima temporada pero todo dependerá de los dos partidos clasificatorios que tenga que jugar con la Selección de mi país porque si ganamos tendremos que jugar un championship el año que viene. Es prematuro saberlo, pero lo importante es que hay un deseo de ambas partes de que siga en el equipo".

Entre sus gustos personales, a Aleksic le gusta mirar los partidos del seleccionado argentino de básquet y de fútbol por la calidad de los jugadores, el temperamento y la fortaleza que tienen. Y también tiró una perlita sobre el juego que disputó Quimsa contra Unión Florida cuando tuvo que medir su juego contra la habilidosa y dinámica Melisa Gretter: "Todos esperaban el duelo entre ella y yo, pero la verdad es que adoré jugar contra Melisa. Me gustó enfrentarla".

La temporada en Europa comenzó y Snezana trabaja, incansablemente, para dar su mejor versión. La curiosidad fue sabia con la playmaker porque, a partir de eso, pudo conocer el país y sacar conclusiones del básquetbol argentino. ¿Volverá a Quimsa? Con el tiempo se sabrá.

VAVEL Logo