PlayOffs NBA: Empatan la serie con un nuevo record
Foto: NBA

PlayOffs NBA: Empatan la serie con un nuevo record

El lunes por la noche, en el segundo juego de la serie Philadelphia equiparó la serie en uno al imponerse por 145 a 123 a Brooklyn, en donde estableció un nuevo record y Simmons fue el hombre de la hora al marcar un triple-doble.

ariel-acostamontero
Luis Ariel Acosta Montero

Luego de un primer juego pobre y con un resultado sorpresivo, todo estaba enfocado en la reacción de ambos equipos para el lunes por la noche de como iban a jugar; sin lugar a dudas los 76ers de Filadelfia tenían más ojos en la nuca que nadie por las críticas que se estaban estableciendo en la atmósfera del aro. Pero ellos supieron responder a todo panorama en contra con un majestuoso juego, que le devolvió la mejor versión de si mismo.

Los Sixers consiguieron tener a su quinteto desde el inicio para establecer una rotación por todo el perímetro y así romper las marcas y la defensa de los Nets de Brooklyn, a lo que ellos mantuvieron la estrategia inicial. Pero jugadores como Joel Embiid acabó siendo el MVP del equipo triunfante con 23 puntos y 10 rebotes en apenas 20 minutos de juego.

Otro jugador que se destacó en Philadelphia fue Ben Simmons, quien fue el que más recibió las críticas, pero con buen ímpetu y buenas bandejas, lo que le permitió varias veces hacer el gesto del clásico “Topo Gigio” (manos sobre lo oídos) para que los fanáticos aplaudieran las acciones debido a que pudo puntuar un triple doble de 18 puntos, 10 rebotes y 12 asistencias.

Aun así el pasaje de buenas jugadas no solo se dio debido a los dos basquetbolistas mencionados, sino que también a un trabajo en equipo que permitió a los Sixers, quienes subyugaron el primer cuarto por 34-28 y se yacieron al descanso largo con una mínima ventaja de 65-64, surcar en el tercer cuarto en el cual apuntaron 51 puntos y firmaron el mejor periodo de la historia de la NBA en un partido de playoffs empatando la marca de los Lakers y superando los 50 de los Houston Rockets; lo que le condescendió respirar y jugar con más tranquilidad desde la pintura.

Las unidades que sumaron en dicho capítulo le dieron como ventaja al final del mismo una preeminencia de 29 puntos (116-87); para luego dejar pasar el último cuarto como si fuera un mano a mano sabiendo que la prerrogativa ya estaba dada para cerrar el partido con un intervalo de 20 tantos (145 a 123). Cuestión que finiquitó en otro record para la franquicia debido a que despuntó los 141 que habían anotado en los playoffs de 1967 contra los San Francisco Warriors, era hasta ahora la mejor marca de los Sixers.

Ahora la serie se trasladará a Nueva York, en el Barclays Center donde los Nets jugarán como locales los dos próximos partidos, en donde el primero será el jueves por la noche y el cuarto game será el sábado.

VAVEL Logo