Olimpo de Bahía Blanca 2013: fuera de peligro
Foto: Vavel.com

El año futbolístico arrancó para Olimpo el día 6 de Enero. En el Estadio Roberto Natalio Carminatti estaban todos, desde dirigentes y periodistas hasta la escuadra completa para realizar la primera práctica del año.

La novedad para aquel momento era el regreso de Marcelo Vega después de algunas semanas de licencia, por tal, los 29 jugadores que se presentaron a la práctica y que luego viajarían a la pretemporada de Mar del Plata para afrontar el acondicionamiento físico previo a la competencia eran:

Arqueros: Champagne, Capogrosso, Viola y Bilbao.

Defensores: A. Martínez, E. Martínez, Furios, Moiraghi, Villavicencio, Parnisari, López, Alonso, Villanueva y García.

Mediocampistas: M. Vega, Musto, Gil, Blanco, D. Vega, Lincopán, Gutiérrez, Miranda, Romero y Soto Torres.

Delanteros: Bou, Benítez, Sánchez Sotelo, Riquelme y Vidili.

La pretemporada se realizaría en “la feliz” desde el 7 y hasta el 20 de Enero para luego enfocarse de lleno en el inicio de la competencia que consistirá en tres partidos consecutivos en el Carminatti: el domingo 27 de enero ante Aldosivi por la Copa Argentina, el 4 de febrero ante Crucero del Norte por la 19° fecha de la B Nacional y una semana después otra vez a defender la punta ante Ferro.

Se confirmaban por esos primeros días del año, una serie de amistosos muy interesantes: El 14 de enero ante Unión de Mar del Plata, dos días después el desafío será ante el Shanghai Shenhua de China y la última prueba antes del regreso a Bahía sería el sábado 19 ante Colón de Santa Fe.

Por aquellos días, el DT Aurinegro daba el OK para el regreso de un hijo pródigo del Club: Leandro González. “Con la dirigencia lo veníamos charlando desde diciembre y cuando volví de vacaciones me comentaron sobre las negociaciones y les dije que le den para adelante. Me gusta que puede jugar por el centro o cualquiera de las puntas“, comentó el DT en el predio de práctica de Olimpo y así, “Lean” volvió al Club de sus amores.

Por otro lado, el equipo bahiense lograba colocar dos futbolistas que Wlater Perazzo no tendrían en cuenta: Julio Furch y Martin Rolle arreglaban su vínculo con Arsenal de Sarandí, al mando de un viejo conocido (y muy querido) Gustavo Alfaro.

Y así, llego el momento de la partida a Mar del Plata. Olimpo estaba puntero en la B Nacional y encaraba la puesta a punto: La delegación del Aurinegro concentró en el Hotel Provincial y designó como campo de práctica el predio de Banco Provincia.

“Hasta que no llegue a Mar del Plata no lo cuento.” Así se atajó Walter Perazzo ante la consulta luego de la práctica, sobre la incorporación del segundo refuerzo. Pero la dirigencia ya lo había confirmado: Carlos Ariel Recalde es el volante por izquierda que pidió el cuerpo técnico y la dirigencia cerró esa llegada. El equipo estaba completo.

La pretemporada Aurinegra siguió sin mayores problemas. Buena puesta a punto y victorias en los amistosos jugados, equipo aceitado y dos incorporaciones para completar sectores del campo poco numerosos. Luego de dos semanas en Mar del Plata, el puntero de la B Nacional volvió a trabajar en Bahía Blanca para encarar la semana previa a la competencia: Enfrentaría a Aldosivi por Copa Argentina a quien despachó con una goleada muy interesante por 4 a 1 y de local. Olimpo terminó el 2012 puntero de la B Nacional y muy derecho con los resultados. Y había arrancado el 2013 de la misma manera.

Pasada la instancia de Copa, Olimpo recibía Crucero del Norte, completando la última fecha de la primera fase. Si quedó algo por intentar, fue porque no alcanzó el tiempo y falta de piernas sobre el final. Al igual que ante Almirante Brown en la última localía del 2012, Olimpo volvió a sufrir el planteo ultra defensivo de un rival y en 90 minutos no pudo vencer el arco de Crucero del Norte.

Cuando se lo consultó y en función de lo observado en el entrenamiento de aquella semana, Perazzo amagó con algún cambio p ero la práctica de entre semana y los trabajos con pelota parada previos al partido parecían tener más fuerza y hacían suponer que Olimpo recibiría a Ferro con los mismos jugadores que empataron ante Crucero del Norte.

Contra Ferro fue victoria del Aurinegro con una “ratito” de Gustavo Bou que destrabo el partido con sus gambetas y pases milimétricos y un taco genial en el área, permitieron q Vega y Sánchez Sotelo marcaran para el local.

Después de esa alegría frente al verdolaga, Olimpo viajo a Varela donde perdió por un tanto frente a Defensa y Justicia. Con esa derrota, Olimpo perdía la punta pero aunque la distancia con el cuarto seguiría siendo muy importante, no era la tabla de posiciones lo que comenzaba a preocupar al DT sino aquel presente de buenas y malas: este equipo demostró que no se olvidó de jugar, pero esta vez su lucha se consumió antes del minuto 90. Y eso no había pasado nunca este torneo…

En ese contexto, Olimpo tenía el compromiso por la Copa. No fue gratis ni barato. Costó mucho durante los 90 minutos y dejó secuelas para lo que viene, pero el Aurinegro pasó la prueba y clasificó a 16avos de Final de la Copa Argentina luego de vencer 2-1 a Guillermo Brown de Puerto Madryn.

Luego de eso, Gimnasia (J) fue para Bahía y con un cabezazo de Fernando Gutiérrez, el Aurinegro logro la merecida victoria que lo mantenía en los puestos de ascenso. Olimpo justificó su ventaja en las oportunidades desperdiciadas (Sánchez Sotelo la más clara) y en el manejo de la pelota lejos de Champagne. Y la capitalizó como nunca. Porque, ayudado por otros resultados, se aseguró que en dos semanas llegará bien parado a dos partidos importantes contra Gimnasia LP y Rosario Central.

Olimpo viajó a Mar del Plata a enfrentar, otra vez, a Aldosivi pero ahora por el torneo de la B Nacional. Generalmente al fútbol argentino se lo considera parejo, y por eso las goleadas suelen atribuirse a situaciones puntuales de cada partido, casi excepciones. Pero cuando un equipo golea a otro tres veces una misma temporada, ya hay argumentos más firmes por desgranar. Y Olimpo los tiene: inteligencia, oportunismo, solidez defensiva, criterio ofensivo y a Gustavo Bou. Por eso se impuso claramente en un partido que ni la lluvia pudo emparejar. Aunque sí fue factor importante durante la primera media hora, en la previa el árbitro Suárez autorizó el inicio del partido y su decisión fue correcta.

Gano 4 a 0 Misión cumplida y rendimiento más que aprobado. El cuarto en la tabla de posiciones se sigue alejando y esa situación no le quita emoción a los próximos partidos ante Gimnasia LP y Rosario Central, pero al menos aliviana dramatismo.

Luego de esto, Olimpo sufrió un durísimo golpe: Perdió de local contra Gimnasia (LP) por 3 a 0. No hay peor balance posible para analizar el partido. Goleada en contra de local ante un rival directo, amarillas evitables que condicionaron al equipo que visitará al puntero y orgullo deportivo herido. Pero aún cuando es difícil imaginar cómo podría haber sido más dolorosa la derrota, hay vida después de este golpe. Y próspera a corto plazo, según indicaba la tabla de posiciones y agigantaba la idea previa de que lo de esa tarde no era una final. Esos números significan un colchón importante. Pero también son los números, en este caso crueles, los que desencadenaron la derrota ante Gimnasia.

Y como el fútbol da revancha Olimpo fue a Rosario y le tocó ligar todo lo que no le había tocada hasta ese momento. Durante 90 minutos la pelota fue de Rosario Central, pero dos jugadas puntuales cambiaron la suerte del partido y por eso el Aurinegro se lleva un punto con sabor a mucho del estadio del puntero. En el primer minuto de juego un tiro de esquina del Canalla fue conectado por un rival que definió mal. Dos minutos después Bou se hizo el espacio y Valentini en contra puso el 1-0.

Como era de esperar, el local se fue al ataque y jugando mucho mejor que Olimpo, dio vuelta el marcador. Pero a falta de pocos instantes para finalizar el encuentro, otro gol en contra de un defensor de Central salvó un punto que parecía perdido. Olimpo alcanzó a Gimnasia y el puntero resignó dos unidades. Todo con medio equipo titular ausente o en cancha pero condicionados físicamente, y ante el mejor equipo del momento. Y con el azar de este lado para seguir siendo parte del primer lote de equipos en la tabla.

Olimpo sintió el duro golpe de la derrota ante GELP de local y el afortunado empate en el último minuto ante Central y habrá sido por eso que cuando recibió la visita de Deportivo Merlo, se sintió confundido y fue desprolijo. No salió del 0 a 0 y de a poco se veía que el equipo perdía algo de solidez y algunos mal pensados empezaban a decir que el equipo no aguantaría la presión de mantenerse allá arriba y pelear el ascenso.

Pero resurgió como lo hacen los grandes. Olimpo fue a Junín y con un despliegue de fútbol, calidad y magia de Gustavo Bou (ya considerado como la gran figura del torneo) hicieron pedazos al local y el Aurinegro se trajo una de sus victorias más resonantes: fue 3 a 0 y con (a mi juicio) el mejor gol del torneo. El tercero de Olimpo, una obra maestra de Bou.

Pero el bahiense volvió a sufrir una cachetada y otra vez de local. Boca Unidos lo venció por 1 a 0. Se empezaba a hablar del sufrimiento de local que por suerte, no tenia correlación con el funcionamiento y los resultados de visitante y, ya a esa altura, la diferencia con el cuarto, era muy amplia y sostenía las aspiraciones de ascender que tenia Olimpo.

El equipo viajo a Parque Patricios para enfrentar a Huracán y otra vez su delantero más picante, su jugador estrella destrabó el partido. Porque el Globo se puso en ventaja con un golazo del ex Olimpo Mancinelli. Pero apareció Bou y rápidamente el Aurinegro llego al empate con un golazo del 7 bravo. Pero el incansable delantero, a los 88 minutos fue a presionar, ganó un balón, se saco varios hombres de encima y le puso un centro-pase a Sánchez Sotelo para clavar la vitoria. Otra vez Bou le hacía ganar un partido a Olimpo

Otra vez Copa Argentina. Ahora con sede en Catamarca, con suplentes y ante Vélez. Cualquiera hubiera apostado a que los de Liniers pasaban de ronda pero el sacrificio de los “suplentes” de Olimpo, con orden táctico y algo de buena suerte y con un Capogrosso atajando penales, dieron sus frutos y el Aurinegro consiguió su paso a los octavos de final.

Pero una vez más Olimpo tendría que enfrentar su carma: Jugar de local. Esta vez frente a Banfield, a quien en la primera ronda había vencido con baile.

La situación en Bahía fue otra en cuanto al juego porque el taladro dominó el partido, la pelota pero no pudo quebrar el cero. Ni siquiera mediante el penal que Champagne le atajó al arquero del Taladro, Santillo. La sangre pide victorias con una urgencia diferente a la que imponen los números, fríos y al final del camino definitivo. Y en la tabla de posiciones hay motivos para un brindis tibio, sin cargo de conciencia, por impedir que el equipo de Almeyda se haya acercado.

Olimpo cerró su primer cuatrimestre visitando a Nueva Chicago con quien empató 0 a 0. Por aquel momento, el empate no venia nada mal luego de los altibajos mostrados por el equipo.

Con 21 puntos en juego y a siete del cuarto, el Aurinegro no se llevó lo que fue a buscar a Buenos Aires pero sigue cerca del objetivo. Y así como se cortó la racha de resultados positivos de visitante (tres victorias y un empate ante Central), Olimpo tendría dos oportunidades en casa.

El cuatrimestre del AURIBUS

Para retratar lo sucedido en Mayo, Junio, Julio y Agosto podremos resumirlo en: Ascenso, Festejo y Transición a Primera.

Olimpo venía de un abril con 2 empates, y comenzó mayo así:

Rosario Central

63

Gimnasia y Esgrima (LP)

57

OLIMPO

55

Sarmiento de Junín

48

Gimnasia de Jujuy

47

Banfield

46

En la fecha 32º jugó último, un lunes y todos los resultados lo favorecían, Sarmiento (49) empató en Pergamino, Gimnasia (J) (48) empató ante Aldosivi, Banfield perdió. Olimpo tenía la oportunidad de alcanzar en puntos y superar en tabla al derrotado GELP (57), colocándose escolta de Central (64), que empató, cuando quedaban 18 puntos en juego.

Pero al igual que TODOS, Olimpo desperdició su buena oportunidad, comenzó ganando en casa con tiro Libre de Leonardo Gil, a los 6 min, dominó algo a Instituto pero faltando 3 minutos Borzio se lo empató con una gran jugada. Todo sigue igual, Olimpo 3º, pero a un solo punto de GELP.

En la 33º el GELP le ganó al de Jujuy (una de cal y una de arena), ganó Sarmiento, ganó Banfield y ganó… Olimpo… de local (otra vez), a Atlético Tucumán remontando un gol a los 3 minutos, pero Soto Torres mojó a los 8’ luego de una deliciosa diagonal y centro rasante de Villanueva. Y a los 30’ fue Marcelo Vega con un zapatazo al ángulo después de un despeje quien puso las cifras definitivas, aunque se sufrió al final con despejes en la línea y palos generosos.

En la 34º fue Central el que le ganó al de Jujuy (otra de cal y de arena), GELP también, empató Sarmiento, perdieron Banfield y… Olimpo. Fue contra Patronato, en un partido parejo. Rosario Central subía a primera faltando 4 fechas

Rosario Central

68

Gimnasia y Esgrima (LP)

63

OLIMPO

59

Sarmiento de Junín

53

Banfield

49

Gimnasia de Jujuy

47

Olimpo en Copa Argentina (con suplentes) venía de eliminar a Vélez y llegaron los octavos de éste torneo, y la oportunidad de desempolvar suplentes, y uno de ellos, Recalde pasó entre 2 y tiró un cañón de 30 metros que los ponía en ventaja, pero 2 goles de Salinas, justo cuando entraban Gil y A.Martínez, inclinaron la balanza hacia el resultado final, fue 3-2 (penal convertido por Blanco) y terminó la ilusión de seguir avanzando, pero se comprobó la consistencia de todo el plantel.

Además de la Copa Argentina, la semana tuvo otro “condimento”: el Affaire Bou, el delantero no se presentó a una sorpresiva concentración parcial ‘sólo para solteros’ del sábado por la noche (Bou estaba viviendo con su pareja, quien fue su esposa sólo 1 mes después), indicando que no era justo ni para el ni para sus compañeros, conclusión, en el entrenamiento la mañana siguiente Bou fue separado de los concentrados, primer incidente del vestuario faltando 4 fechas, después Bou pediría disculpas públicas ya que “Yo no soy más que nadie, soy un cuatro de copas” indicó, y Perazzo lo hizo entrar desde el banco en la 36º.

Se iban definiendo cosas en la 35º, Olimpo ganó con 2 cachetazos en el primer tiempo, balazo de Gil de sobre pique desde la medialuna, y Nahuel Benítez definiendo abajo un mano a mano luego de una excelente habilitación de Sánchez Sotelo, el resto: Gimnasia de Jujuy se despedía del ascenso por otra derrota (quedó a 15 con 9 en disputa) y Banfield también, pese a ganar, quedando a 10. Ganaron Central y GELP logrando también su ascenso, y Sarmiento empató… quedando a 8, era cosa de 4, pero casi de 3.

Junio

Olimpo podía aún salir campeón si Central perdía todo y el Aurinegro lo ganaba, gracias a su valla menos vencida.

Si Sarmiento perdía puntos, Bahía festejaba, ya que empatando también se bajaba del carro, decretando en ASCENSO DE OLIMPO, que lo vivió arriba del avión mientras aterrizaba, y comenzó los festejos en el aeropuerto pero la perla de a 36º fue que chocaron los 2 de arriba, y ganó el de abajo. En el bosque y por la mínima GELP venció a Central, aumentando el suspenso, y en el choque de Aurinegros, Olimpo derrotó a A.Brown a domicilio 3 a 1, a puertas cerradas, (otro esperpento de AFA) con un doblete de Sánchez Sotelo y uno de Marcelo Vega, que pudo ser visto en la sede de Olimpo en pantalla gigante para el festejo de su gente, que tomó las calles, la cosa se ponía interesante:

Rosario Central

71

Gimnasia y Esgrima (LP)

69

OLIMPO

65

Al día siguiente se organizó un evento sin precedentes en Bahía Blanca, los jugadores recorrieron toda la ciudad desde el predio/hotel del ACA, en las afueras, hasta la sede, montados en un Autobús de 2 pisos con techo abierto, ploteado con colores y escudos Aurinegros para la ocasión, al mejor estilo Barça, generando una marea interminable de gente acompañando y saliendo a su paso, provocando el delirio de hinchas, jugadores y en general de toda una ciudad, Aurinegra o no, que le reconoció a Olimpo el Gran Mérito de concretar los ascensos a primera división, de manera sólida, rápida, y reafirmando récords en la categoría. Fue una “Fiesta Inolvidable” para todos.

Dos fechas antes, los 3 lograban su objetivo, habría que ver el orden. Gimnasia empató, Central perdió, pero… Olimpo también empató, en un clima de fiesta absoluta, sin goles, y algo más relajado, con Douglas Haig en un Carminatti que por fin podía verlos ascendidos, con show de fuegos artificiales en el final.

Rosario Central

71

Gimnasia y Esgrima (LP)

70

OLIMPO

66

A partir de ahí el mundo Olimpo, relajado por los festejos, comenzó a planear las bajas y altas para primera. Por lo que la última fecha no definía nada, fue derrota con Crucero del Norte, que peleaba por salir del descenso, la parte de arriba de la tabla quedó:

Rosario Central

74

Gimnasia y Esgrima (LP)

73

OLIMPO

66

Banfield

58

Sarmiento de Junín

58

Como datos de la campaña más salientes están la valla menos vencida (22 goles) un porcentaje de puntos cercano el 58% y el balance de las 2 etapas:

Primera Ronda Olimpo: 36 Puntos
Segunda Ronda Olimpo: 30 Puntos
En la 1º Rueda Olimpo saco 5 Puntos más que el 4º, Banfield (36 a 31)
En la 2º Rueda Olimpo saco 3 Puntos más que el 4º, Banfield (30 a 27)

Alegría por lo hecho. Trabajo en el futuro

Comenzaron a definirse algunas cosas que se venían mencionando, primero las bajas: Matías Villavicencio, Gonzalo García, Matías Soto Torres, Leandro González, Pablo Miranda y Marcos Riquelme. Soto Torres, si bien hubiese jugado, no tenía opción de préstamo y se dejó marchar. Parnisari, Ezequiel Viola, Matías López y Romero posteriormente fueron negociados a préstamo. Al día siguiente también fueron descartados Ángel Alonso, Emmanuel Martínez, Carlos Recalde y Fernando Gutiérrez (éste último con 4 goles, participó activamente en el ascenso Aurinegro)

Leonardo Ferreyra y Fernando Meza, fueron las primeras incorporaciones, como refuerzos defensivos.

Bombazo, OLIMPO “Compró” a Ezequiel Cerutti, quien firmó por 4 años, Dagna lo anunciaba como ‘el jugador franquicia’ de las incorporaciones, finalmente lo fue.

Pese a la intención de retener a la figura del torneo, Gustavo Bou se casaba en Concordia para Marcharse al LDU de Quito, Ecuador, a préstamo desde River.

También hubo confirmaciones, que fueron muchas, las que quiso Walter Perazzo y las que pudo el Club:

Champagne, Furios, Moiraghi, Villanueva, Gil, Musto, Blanco, Benítez, David Vega, Capogrosso

Julio

Mes de transición si los hay, comenzó con 3 Refuerzos: Matías Sarulyte, Cristian Trombetta y Christian Camilo Mafla, quien vino a probarse en pretemporada.

El 3 de Julio comenzaba la pretemporada, ésa que años antes dejaba sólo 7 o 8 jugadores, comenzó con 18: Champagne, Capogrosso, Bilbao, Ferreyra, Meza, Sarulyte, Trombetta, Furios, Moiraghi, Villanueva, Parnisari, Gil, D. Vega, Lincopán, Romero, Vidili, Cerutti y Benítez.

Dentro de las malas noticias, Olimpo se quedó sin su otro goleador, Juan Ignacio Sánchez Sotelo jugará en Talleres de Córdoba, ante la negativa del club de comprar su pase, caso similar al que luego se sumó Marcelo Vega, dos bajas importantes (12 goles entre ambos), ambos terminaron arreglando en el mismo club, Talleres de Córdoba.

Se incorporan algunos juveniles a la pretemporada, alguno de ellos estuvieron en el banco y también lograron jugar: Ignacio Torres, Leandro Martorano, Martín Guzzi, Domingo Blanco, Alejandro Otero y Ezequiel Vidal. Completando 26 jugadores que viajaron a Mar del Plata.

Se incorporó a prueba el colombiano Andrés Ricaurte, quien posteriormente sería descartado por Perazzo, Jonatan Blanco quien faltaba firmar, y uno conocido: Martín Pérez Guedes volvió Olimpo a préstamo por un año. También se agregó Adrián Martínez quien firmó hasta 2017.

Con sus idas y vueltas (como casi siempre) Paulo Rosales se sumó a Olimpo, al igual que Gustavo Oberman, dos refuerzos “de nombre”, al que se sumó en la práctica el casi desconocido Dylan Gissi, quien vino a prueba y terminaría siendo “El Héroe” de la remontada final. Curiosamente éstos 3 jugaron en los amistosos con Boca, y Gissi ya jugó “de 4”.

Matías Ibáñez “va y viene” de Argentinos Juniors en otra situación poco seria de Caruso Lombardi, a partir de ahí, su situación con Olimpo estuvo en el limbo.

Con los amistosos de Unión, Boca, Lanús, el plantel toma contacto y forma para su próxima competencia, faltan delanteros…

Agosto

Llega el mediapunta colombiano Javier Reina, sin pretemporada y deberá ponerse a punto junto a Rosales, Oberman, y la otra nueva incorporación, el joven delantero paraguayo proveniente de Boca, quien abonaría su sueldo ya que debe recuperarse físicamente: Orlando Gaona Lugo

Sobre el cierre del libro de pases, Agustín Vuletich, joven delantero libre de Vélez se ponía la 9 Aurinegra.

Se abre la veda

Con todo lo realizado en el receso, con todos los sueños, con gran parte de los “ascensores” a 1ª, con los refuerzos que el DT Walter Perazzo y el presidente Alfredo Dagna quisieron y/o pudieron vestir de Aurinegro, Olimpo retornó un domingo 4 de Agosto a su octava temporada en la máxima categoría ante quien sería “El Campeón”, San Lorenzo, en su casa y con todo “fresco”.

Para arrancar sobre seguro Perazzo jugó sus fichas de más confianza:

Champagne; Meza, Furios, Moiraghi, Villanueva; Martínez, Musto, Gil, Pérez Guedes; Cerutti y Benítez. Banco: Capogrosso, Sarulyte, Ferreyra, Blanco, Vega, Rosales y Vidal.

Es decir 3 cambios respecto a la B: Meza, Pérez Guedes y Cerutti, y el cambio de posición de Adrián Martínez

Luego de una serie de rebotes Cauteruccio puso el 1 a 0, luego de otra, empató Benítez, Olimpo pudo definirlo con P.Guedes, que se estrenó en las pifias, dominó hasta el descanso y fue parejo los primeros 15’, CASLA empezó a inclinar sin preocupar, hasta que un foul de amarilla contra Gil no fue cobrado, un despeje de Furios terminó habilitando (con el nuevo reglamento) a un Cauteruccio adelantado, que lo dejó sin nada a 2 minutos del final. La descripción específica de ésa jugada se justifica en el hecho que ése 2-1 en contra bajó la confianza de un Olimpo que comenzó a tener yerros no imaginables en la B, a partir de esa derrota. El ingreso a Primera había sido amargo al final, pero reconociendo que se podría ganar a un grande, más adelante daría sus frutos.

La semana de trabajo traía otra noticia, Pablo Lugüercio (libre) ingresó a Olimpo sobre el cierre final. Con éste última contratación los nuevos refuerzos serían 14:

Ferreyra, Meza, Sarulyte, Trombetta, Gissi, Mafla, Pérez Guedes, Reina, Oberman, Rosales, Gaona Lugo, Lugüercio, Cerutti y Vuletich.

Segunda Fecha, primera en casa ante Tigre, Perazzo confió en los mismos, pero en cancha se extendió el sentimiento del final del debut, sustos defensivos de Moiraghi, valuarte de la mejor defensa del torneo anterior, sensación de inseguridad, un remate de Villanueva y atajadas de Champagne, luego se asentó, pero mucha fricción, fue todo lo que dejó futbolísticamente jugando de local. El 0-0; 1 punto, y punto.

En la ensalada de refuerzos poniéndose bien, y titulares sin definición, la “templanza” de Perazzo, adherente a los cambios ‘leves, tanto que no hizo ninguno, se encaró la 3ª con el sólido Arsenal. El local fue firme en defensa y con variantes en ataque, fue derrota 3-1 y “hizo precio” ya que fue mal anulado un gol a Furch (que junto a Rolle se lucieron ante su ex-club). En Olimpo lo mismo, falta “punch” arriba y confianza para encarar y jugársela (y jugarla).“El rato malo del equipo fue el primer tiempo completo”,

“…no nos complicó Arsenal, sino que nos complicamos nosotros”, sentenció Perazzo.

Perazzo realizó 2 cambios + uno de posición, A.Martínez volvió a ser “4” Meza salió y entro Ferreyra de “8”, y Vuletich en lugar de Benítez, enfrentó a All Boys, enfrentó al arbitro, que pese a sacar 6 amarillas y una roja, se quedó cortísimo, y los locales fueron zapateados a destajo, de forma escalonada, y también se enfrentó a sí mismo, aflojando de entrada esos 20 minutos que permitieron el gol visitante, y en la falta de definición que hubiese definido las numerosas situaciones que tuvo luego del gol rival, una hora entera de buen nivel, dominando e intentando, con salidas de Furios y Vuletich por lesiones leves, que variaron un poco. Se jugó mejor, Villanueva brilló en primera, Vuletich convirtió, pero la etapa accesible terminó con ése partido. Y Olimpo casi empató con CASLA, Casi gana a Tigre, también a All Boys, con casi no alcanza.

Buscaron un delantero definidor que reemplace a Bou, Sánchez Sotelo y M.Vega, ésos 20 goles que hicieron pasear al equipo en el “AURIBUS”, y 2 meses después parece un recuerdo lejano, ese Olimpo seguro atrás y certero arriba no aparece, y se lo espera…

El último cuatrimestre del año fue sin dudas, para Olimpo, muy irregular. Derrotas, empates, victorias, esperanzas, desilusión, especulaciones, dudas, cambios y finalmente, alegría.

Septiembre arrancó complicado para el conjunto de Perazzo que venía de empatar frente a All Boys en Bahía Blanca. Le tocaba visitar a Lanús, quien sería futuro campeón de la sudamericana. Y la jerarquía y potencia individual del equipo de los Schelotto se hizo sentir luego del gol de Acosta al final del primer tiempo. Olimpo se desentendió y se comió una paliza táctica y futbolística. Terminó perdiendo 3 a 0.

Luego de la derrota con el Granate, Perazzo decidió por razones físicas y futbolísticas que Paulo Rosales saltara a la cancha como titular frente a Boca en Bahía Blanca. Y allí el diez le respondió al DT. Hizo lo que quiso, fue la figura y gran responsable de que Olimpo ganara 3 a 0 aquella noche de domingo.

Bahía estaba conmocionada y al Aurinegro le tocaba visitar al poderoso Newell´s. Con un planteo defensivo, Olimpo se puso en ventaja con un cabezazo soberbio de Musto a los 35 del primer tiempo. Pero primero Trezeguet a los 6´ y Maxi Rodríguez de penal a los 29 del segundo tiempo le quitaron el sueño a Olimpo y los de Perazzo se volvieron sin nada. Y Olimpo recibiría un nuevo cachetazo en su propia cancha la fecha siguiente. Mediante un remate extraordinario de Cerutti, el Aurinegro se ponía en ventaja a los 34 del complemento, pero un minuto después, Carlos Bueno empataría para el Pirata y sembraría devuelta, la duda en el conjunto Bahiense.

Y en el fútbol, la duda genera desconfianza en un equipo y eso se vio reflejado en los muchachos de Perazzo. Visitaban al sorprendente Rafaela y el resultado fue 0-2 para la Crema en lo que fue seguramente uno de los peores partidos de Olimpo en su regreso a Primera. A causa de esta derrota, la continuidad de Perazzo se empezaba a cuestionar.

La gente en Bahía respondió con algunos insultos y alguna que otra bandera. Enfrente de Olimpo estaba el tibio Estudiantes. Para este partido, Perazzo había decidido colocar tres volantes centrales al igual que Pellegrino. El partido salió cómo se suponía, trabado y aburrido. Estudiantes se puso en ventaja por medio de Auzqui, pero Olimpo, en una de las últimas lo empató de pelota parada a través de Sarulyte. El Aurinegro jugaba mal, la gente empezaba a perder la paciencia, y como si fuera poco, Olimpo tenía que jugar dos fechas fuera de su casa.

Muchos pensaron lo peor. Pero con un poco de fortuna y una ayudita de Sabia, Olimpo logró ganarle a Vélez 2 a 1 y empatar 2 a 2 con Gimnasia. Lo más positivo de estos dos partidos fuera del Carminatti, había sido la actitud con la que los jugadores habían encarado el partido. En Vélez, de la mano de Oberman, el conjunto dirigido por Perazzo sacó pecho y lo dio vuelta. Y en La Plata, con un Cerutti imparable, Olimpo había logrado darlo vuelta pero se lo empataron cuando faltaban tres minutos. Cuatro puntos de seis fuera de casa para la campaña que venían haciendo los bahienses, era impensado.

Pero lo que nadie sabía, era que se venía una pesadilla: derrota frente a Racing (no había ganado hasta el momento, cosechaba 2 puntos) en su peor momento institucional y futbolístico. Esa fue la gota que rebalsó el vaso. La gente estaba disconforme con el equipo y la postura de la dirigencia en bancar al DT Walter Perazzo. Pero aún quedaba más: luego del partido frente a la Academia, una visita que duele recordar a la Paternal. 4-0 abajo, tres expulsados (Blanco, Musto y Meza) y los dos laterales (Villanueva y Martínez)

Una dura visita aguardaba a los bahienses: el Monumental. 3 volantes centrales, Dylan Gissi nuevamente titular al igual que Ferreyra y la aparición de Luguercio en los iniciales. Olimpo dio el gran batacazo de la mano de Pérez Guedes, Furios y David Vega. Fue 3-1 a favor y Perazzo mantenía su cargo.

No había tiempo para festejar, el sábado siguiente Olimpo tenía una nueva batalla contra Rosario Central. Ese cotejo fue una batalla aérea y a puro corazón. El Aurinegro fue adelante sin jugar bien, logró acorralar al Canalla y cuando se moría el partido, apareció la cabeza de Dylan Gissi para hacer delirar al Carminatti. Fue 1 a 0, abrazo entre jugadores y apoyo de la hinchada aurinegra.

Los 20 puntos estaban a la vuelta de la esquina. Olimpo cosechaba 17 y restaban dos partidos. En Mendoza frente a Godoy Cruz, Olimpo ganó con suerte, oportunismo y todo lo que no había tenido hasta entonces. Fue 1 a 0 con gol de Dylan Gissi nuevamente y los mismos once que habían ganado en Bahía el sábado anterior.

Para el último partido, Perazzo estaba obligado a hacer un cambio ya que Musto había llegado a la quinta amarilla. Le tocó a Rosales. Olimpo formó 4-2-3-1. Le tocaba enfrentar al devastado Colón. En un partido trabado en el que el equipo santafesino fue más que el bahiense, Olimpo encontró el gol en el minuto de descuento tras una tremenda corrida de Cerutti y una definición sutil de David Vega. Alegría, ronda de jugadores, delirio cánticos y fuera del descenso. Así despidió el año el Aurinegro. Y como si fuera poco, ya tiene a sus dos refuerzos antes de comenzar la pretemporada: Miralles y Valencia. Inmejorable. La casa está en orden.

VAVEL Logo