All Boys salió vivo del choque de Olimpo
(Foto: Infobae)

Partido de 6 puntos, partido bisagra (lo fue para el Albo), "Partido para Hombres", se metieron los dos en la picadora de carne, uno salió fortalecido, ganando su primer encuentro del Torneo Final, el otro lleno de dudas y en zona de descenso (aquella que lo tuvo "abonado" 18 de las 19 fechas del torneo pasado), y eso, no puede hacer bien a nadie.

Con la relevancia que ambos entrenadores le daban al partido, los 2 equipos se entregaron a la lucha con su mejores armas, el escudo y el garrote, y así estuvieron casi los 94 minutos, salvo por una "estocada" a los 5 minutos al corazón Aurinegro, quien herido en su bravura no dejó de pelear hasta el final, desordenado y ansioso por salvar el honor, en el primer tiempo, pero sin herir ni una sola vez el arco de Cambiasso en todo el partido.

Lo que pasa es que si tu primer objetivo es tan grande "mantener la valla en cero y sumar puntos" y se esfuma a los 5 minutos, "cuesta demasiado cambiar el chip mental", y se te mueven los cimientos de la estrategia, ya que no podés "jugar de contra", ni "manejar el partido" y un plantel armado con jugadores firmes atrás, y veloces arriba, se vuelve un camión rápido en un pueblito europeo, donde se usan el mini y el 600.

La conquista comenzó con Olimpo tirado en ataque, por lo que Cristian Villanueva (el único que subió la bocha en el primer tiempo) Musto y Blanco estaban desplazados del armazón defensivo, y Javier Cámpora aprovechó para enviar un bochazo a Nicolás Cabrera, que se la llevó hasta el banderín del córner derecho, junto con Néstor Moiraghi, y con un exquisito taco (de otro partido, pero en éste) lo desairó para la entrada y centro de Gonzalo Espinoza, que sobrepasó por poco a un estático Dylan Gissi,(el único que tuvo una mínima opción de evitar el gol) le cae a Roberto Battión que remata o centra al palo opuesto y fue rectificado por el toque de Juan Cruz Careaga hacia la red, con Carlos Casteglione a su lado (por las dudas), sin que Nereo Champagne pudiera hacer nada, en un ataque tipo limpiaparabrisas, de un lado al otro. Gran jugada, no había nadie, aparecieron todos, y acertaron.

Javier Cámpora: "Se metió Mucho, es lo que demanda el futbol argentino últimamente, mucha fricción, muchas pelotas divididas... segundas jugadas... entendimos el mensaje de que para permanecer en primera se tiene que jugar así"No pasó nada más interesante en el primer tiempo, lucha, lucha, y más pierna fuerte, de un lado más que de otro, Ceballos permitió que el local pegara más de lo que fue sancionado, a tal punto que sacaban números para Gil y Cerutti, que sin capacidad de traslado del balón, eran todos pelotazos de Furios hacia... los defensores Albos, los delanteros corrían hacia arriba (junto con sus defensores), nadie tiraba un desmarque, ni un pase atrás para rearmarse en un ataque(?), Leonardo Gil, a falta de otros socios, intentaba subir la pelota pero había un mar de piernas, y ningún receptor, ni por arriba, ni por abajo, cuando quiso trasladar terminaba en el suelo, o en un contrario, y aunque Villanueva si lograba pasar el medio con conducción, se veía obligado a centrar al bulto buscando algo de fortuna y una recepción que permitiera a Miralles, Lugüercio o Cerutti, tener una oportunidad cierta de remate o progresión de un ataque, pero nunca pasó.

Lo más alarmante era que al pasar los minutos, y alejarse del gol tempranero, el partido... NO cambió. La pelota cambiaba de dueño cada menos de 10 segundos, no hubo traslado, ni repliegue, sólo presión, y mientras Ricardo Rodríguez animaba a los suyos a mantener la intensidad, lo que Olimpo necesitaba era lo contrario, no desesperar, armar juego y elaborar ataques, pero si hubo algún mensaje del banco en tal sentido, no se notó, para nada.

El segundo tiempo comenzó igual con los 2 entrenadores jugando al despiste, haciendo calentar a sus bancos (y a varios televidentes, creo), y fue lógicamente Perazzo el que intentó desenredar la maraña a los 15 minutos, poniendo un 10, el colombiano Javier Reina, para repartir juego, y lo que fue logrando fue que la posesión fuera favorable a la visita, pero con poca claridad, se intentaba, con combinaciones pases entre líneas y centros, que repartidos entre faltas a su favor, y tiros de esquina, no provocaron ninguna acción peligrosa, sólo que los roces estaban en el área del All Boys.

Walter Perazzo " La premisa era conservar el cero y enseguida estábamos en desventaja. El rival se defendió y no supimos cómo entrarle"A los 25' movieron ficha los 2 buscando alternativas y piernas frescas, J. Fernández por Ahumada, quien estaba ya con amarilla y en la cuerda floja, y en Olimpo Valencia por Gil, con claras intenciones de desarmar el "triple 5" y poner el "triple 9", con Miralles y Cerutti, aunque según Perazzo "al Colorado (por Gil) lo noté un poco cansado", esto le dio más aire al mediocampo, ya que el de Floresta se lo cedió a Olimpo, pero su ingreso no fue gravitante, aunque tal vez motivó a "RR" que a los 3 minutos puso a A. Barbaro por J. Careaga, buscando preocupar con una contra, pero la preocupación de Perazzo no era por cuanto perder, sino empatar, así 2 minutos después entró O. Gaona Lugo por Cerutti, perdido entre piernas y patadas, y ahí sí Olimpo pareció insinuar que podía empatarlo, hubo unos cuantos desbordes y combinaciones que inquietaron al rival, 60 minutos más tarde, pero que sólo provocaron el cierre de persiana del Albo que perdió todo el tiempo que pudo, metió otro cambio, F. Sánchez por Cámpora, y los minutos agotaron el sufrimiento de los que intentaron, y de los que lograron torcer la bisagra de éste partido a su favor.

Viniendo de la situación de la que venía, All Boys festejó con alivio este triunfo fundamental, para tener, al menos en lo deportivo un respiro de aire fresco tan necesario en vista a lo que tienen por delante, más de lo mismo, según lo explicó al terminar el partido el delantero local Javier Cámpora: "Se metió Mucho, es lo que demanda el futbol argentino últimamente, mucha fricción, muchas pelotas divididas... segundas jugadas... entendimos el mensaje de que para permanecer en primera se tiene que jugar así"

Se luchó todo el tiempo .En todo la cancha

Luego del partido los conductores coincidieron con todos, Ricardo Rodríguez:"Se ganó una final. Fue un triunfo justo. El equipo hizo un esfuerzo bárbaro en el primer tiempo y en el segundo tratamos de conservar la ventaja, perdimos la posesión de la pelota pero no pasamos sobresaltos...Destaco la calidad humana y de trabajo del plantel, pese a los problemas que hay en el club. La van a pelear hasta el final". Walter Perazzo solo dio un relato de lo sucedido "en este tipo de partidos no se puede regalar un gol a los 6 minutos. La premisa era conservar el 0 y enseguida estábamos en desventaja. Un hándicap muy grande El equipo buscó el empate, intentó por diferentes vías, pero All Boys se cerró muy bien y nos impidió llegar. Ellos solo patearon al arco en la jugada del gol, no los critico, cada uno hace lo que le conviene. Fue un partido calcado al de Arsenal, nos hicieron un gol, el rival se defendió y no supimos cómo entrarle"

Del lado Aurinegro todos los interrogantes son malos, ¿hubo algún rasgo positivo de este partido? No, en absoluto ya que no agregar lesionados no es positivo, sino no negativo, aunque las amarillas de D. Musto, E. Miralles y J. Blanco sí son negativas. Como también lo es haber perdido con el "equipo ganador" que detuvo su racha de 5 de 5 en Floresta, por lo que el cambio ya no sólo no es temido, sino que tal vez sea necesario.

Si bien la entrega del equipo, el compromiso y el orgullo estuvieron presentes, para Olimpo ayer no alcanzó, y contra Arsenal tampoco, ni contra Tigre, ya que en este deporte sólo gana el que mete más goles, al menos uno. Una sola jugada le bastó al laborioso All Boys para "ganarse" su oxígeno.

A nadie de Olimpo le interesa demasiado que esté en promedios de descenso, falta mucho para sacar cuentas, y además sólo hablando del tema, éste se arregla con las frases " Si le ganamos a... " o "Si sacamos X puntos de aquí al final... " el problema será "Como”.

Fuente: Terra Deportes

Fotos: Olé, VAVEL.com

VAVEL Logo