Selección Argentina 2014: el regreso al protagonismo
Foto: Télam

El 2013 había sido un buen año para la Selección Argentina que había clasificado primera en CONMEBOL y estaba lista para acudir a Brasil en junio del siguiente año en busca de la tercera estrella. El 2014 podía ser mejor.

Alejandro Sabella había logrado armar un buen grupo pero todavía no tenía definidos a los 23 que irían a Brasil, para eso necesitaba seguir probando jugadores en los siguientes partidos amistosos.

La primera prueba llegó el 5 de marzo, el rival fue Rumania y aunque parecía un partido fácil en el que la selección podría demostrar su poderío ofensivo, no resultó así y el marcador fue 0-0.

Los siguientes partidos se jugarían en junio en Argentina, los rivales eran: Trinidad y Tobago y Eslovenia.

Quedaba poco tiempo para el arranque del Mundial y se debía trabajar mucho para seguir mejorando.

Las despedidas

La Albiceleste tuvo dos partidos de despedida, uno en El Monumental y otro en La Plata, frente a Trinidad y Tobago y la Selección de Eslovenia, respectivamente.

El 4 de junio la selección se enfrentó al seleccionado trinitario y se impuso 3-0 en lo que fue su despedida de la capital.

Los goles corrieron a cargo de Rodrigo Palacio, Javier Mascherano y Maxi Rodríguez.

El último amistoso previo a la Copa del Mundo fue ante Eslovenia en La Plata, y el marcador fue 2-0 a favor de la Albiceleste que ahora sí hacía bolsos y estaba lista para emprender el viaje a Brasil.

Los tantos fueron de Ricky Álvarez y Lionel Messi.

La lista más esperada

Sabella tiró la lista preliminar para el mundial con 26 jugadores para después ir descartando. Y aunque todos sabían que 3 quedarían fuera, nadie quería ser parte del recorte.

El día de la convocatoria final llegó y hubo una sorpresa, uno de los jugadores que estuvo presente en todo el proceso quedó fuera del grupo de los 23 que representarían a Argentina en el Mundial: Éver Banega. Otamendi y Sosa fueron los otros elementos que quedaron fuera.

El DT argumentó que se quedó con los que estaban en mejores condiciones y esta fue la lista final:

Arqueros:

Romero, Sergio - Mónaco (Francia)

Orión, Agustín - Boca Juniors

Andújar, Mariano - Catania (Italia)

Defensores:

Fernández, Federico - Napoli (Italia)

Rojo, Marcos - Sporting de Lisboa (Portugal)

Zabaleta, Pablo - Manchester City (Inglaterra)

Basanta, José - Monterrey (México)

Garay, Ezequiel - Benfica (Portugal)

Campagnaro, Hugo - Inter (Italia)

Demichelis, Martín - Manchester City (Inglaterra)

Mediocampistas:

Mascherano, Javier - Barcelona FC (España)

Álvarez, Ricardo - Inter (Italia)

Gago, Fernando - Boca Juniors

Rodríguez, Maximiliano - Newell's Old Boys

Di María, Ángel - Real Madrid (España)

Biglia, Lucas - Lazio (Italia)

Fernández, Augusto - Celta de Vigo (España)

Pérez, Enzo - Benfica (Portugal)

Delanteros:

Messi, Lionel - Barcelona (España)

Palacio, Rodrigo - Inter (Italia)

Higuaín, Gonzalo - Nápoli (Italia)

Agüero, Sergio - Manchester City (Inglaterra)

Lavezzi, Ezequiel - Paris Saint Germain (Francia)

Ellos eran los representantes de Argentina y estaban obligados a alcanzar la gloria en territorio enemigo.

Durante el Mundial Brasil 2014

Para muchos el calendario de la selección en la Copa del Mundo era fácil: Bosnia, Irán y Nigeria, los de Sabella no debían complicarse para avanzar a octavos.

La victoria ante Bosnia encendía la esperanza, el cerrado triunfo ante Irán preocupaba, pero los 3 goles ante Nigeria alegraban a todos, aunque ellos también hubiesen marcado, el sueño seguía vivo.

Tocó el turno de Suiza en octavos, y en tiempos extras se logró el triunfo por la mínima y el pase a cuartos.

El siguiente rival era Bélgica. Fue un partido cerrado pero el gol entró y de nuevo por 1-0 se ganó, para estar después de 24 años en semifinales.

Holanda, el verdugo que dejó a la Selección Argentina fuera del Mundial de Francia '98, era la sexta prueba de la Albiceleste.

En tiempo reglamentario no hubo goles, ni en el alargue. Llegaron los penales y con ellos la alegría de toda la Argentina, pues con el 4-2 avanzó el seleccionado nacional a la final del mundo.

No fue la final deseada, Alemania había eliminado al anfitrión en semifinales y era el primero en dar el paso a la gran final. Pero sí era la oportunidad, para los argentinos, de vengar la final de Italia ’90 y las eliminaciones de las dos última ediciones a manos de los teutones.

24 años después, la Selección Argentina volvió a ser protagonista en la Copa del Mundo, luego de los tragos amargos de Estados Unidos ’94, Francia ’98, Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, se tenía la oportunidad de conquistar la tercera corona y llenar de alegría a toda una nación.

Argentina dominó por momentos, tuvo varias oportunidades pero el gol se negó. Pero para ellos sí hubo fortuna, llegó Götze para acabar con todo, nada se pudo hacer, marcó el gol que le otorgaba la Copa del Mundo a Alemania.

El 13 de julio será recordado por todos los argentinos, como el día de la esperanza y como el día que por más que se quiso no se pudo.

El fin de la era Sabella y el comienzo de la era del ‘Tata’ Martino

Tras conseguir el subcampeonato del mundo, Alejandro Sabella decidió dejar el cargo de entrenador de la Selección Argentina; el sucesor fue: Gerardo Martino.

El ‘Tata’ asumió el 14 de agosto y 5 días después presentó la primera nómina. En la primera lista de convocados de Martino no había cambios con respecto a los 23 jugadores que llegaron a la final en Brasil, eran los mismos y de nuevo enfrentarían a la selección teutona, esta vez en partido amistoso. Messi fue el único ausente, por una sobrecarga muscular y Lamela tomó su lugar.

Martino debutó con un triunfo ante Alemania 4-2 con goles de Agüero, Lamela, Fernández y Di María.

Los amistosos de la fecha FIFA de octubre fueron ante Brasil y Hong Kong, siendo la primera derrota de la era Martino en el Superclásico de las Américas por marcador 2-0. Ante Hong Kong se impuso la Albiceleste 7-0.

En la gira por Inglaterra los rivales programados fueron Croacia y Portugal. La sorpresa para los últimos encuentros del año, fue el regreso de Carlos Tévez a la selección, luego de 3 años de ausencia.

Frente a los croatas se ganó 2-1 y con los lusos se perdió por la mínima en los últimos minutos, para de esa manera cerrar el año con una derrota.

En total, la selección jugó 15 partidos en el año, 8 amistosos y 7 por Copa del Mundo, teniendo como resultado 10 victorias, 2 empates y 3 derrotas.

La Albiceleste tiene un objetivo para el 2015: ganar la Copa América. Es el deseo del hincha y del jugador, pues como dijo su técnico “Esta generación tiene que ganar algo”.

VAVEL Logo