Línea por línea 2015: identidad propia
último partido con Almeyda como DT de Banfield. | Foto: Club Atlético Banfield

A lo largo del Torneo Julio Humberto Grondona, Banfield ha demostrado que tiene un proyecto y que el mismo lo está llevando a cabo desde las divisiones inferiores. El buen fútbol se vio en la mayoría de los encuentros disputados por el Taladro, y eso ha quedado reflejado en los halagos que tanto Almeyda, como Vivas han recibido de parte de la prensa, por su forma de plantear los partidos, incluso a pesar de que en la primera mitad del año, la definición fue uno de los obstáculos más complicados de sortear.

Durante el presente torneo, ambos entrenadores han incluido en el primer equipo a varios juveniles, de los cuales muchos han tenido la posibilidad de debutar en primera sorprendiendo gratamente a la hinchada con su forma de juego y lo mucho que aportaron al equipo en su conjunto. Jugadores como Iván Rossi y Claudio Villagra, han sido determinantes, pero no sólo los debutantes fueron una pieza clave para el Taladro, sino que otros jóvenes jugadores provenientes de las inferiores del club como Mauricio Asenjo, Jonathan Requena y Enzo Trinidad han aportado al club verdiblanco en su camino tanto en el torneo local, como en su paso por la Copa Argentina.

Comenzando con los tres palos, Enrique Bologna fue uno de los pilares de este Banfield, siendo protagonista en muchas oportunidades e incluso habiendo sido elegido por la gente como el mejor jugador del partido en algunas ocasiones. Por su parte, Fernando Pellegrino, quien llegó el pasado verano al club y tuvo que hacerse cargo del arco en varios encuentros por lesiones de Bologna, tuvo una actuación óptima bajo los tres palos.

En el fondo, Nahuel Yeri a mitad de año tuvo una lesión en la rodilla que lo dejó varios partidos fuera de las canchas, ahí fue cuando Gonzalo Bettini logró tener un mayor protagonismo, y de hecho con Vivas ha sido titular en varios encuentros de esta segunda mitad, quedándose con el lateral derecho.

Nicolás Bianchi Arce, Luciano Civelli y Sergio Vittor, fueron tres jugadores que mantuvieron la titularidad en la mayoría de los encuentros, salvo cuando presentaron algún tipo de lesión. Vittor, quien vino de Atlético de Rafaela como refuerzo en el pasado verano, fue clave para Banfield, uno de los puntos más altos del equipo sin dudas.

Quien perdió protagonismo respecto al anterior torneo, es Fabián Noguera, quien se resintió de algunas lesiones pasadas. Tuvo pocos partidos en este campeonato. Dos que se sumaron al primer equipo son los juveniles Jorge Rodriguez y Alexis Soto más recientemente.

Los dueños del mediocampo, sin lugar a dudas fueron Walter Erviti y Nicolás Domingo. El primero organizando el juego y el segundo bajando cuando hacía falta para colaborar en defensa, del mediocampo los más regulares. Maxi Calzada y Matías Abelairas fueron dos de los que han sido alternados en el lateral izquierdo del mediocampo, ambos con una buena actuación. Sin embargo la revelación en la mitad de la cancha sin dudas fue Iván Rossi. Un juvenil que se destapó en la segunda mitad del torneo y se ganó al público banfileño.

Quien supo mantener un buen nivel aportando no sólo en el mediocampo sino a veces cuando fue necesario en la delantera es Juan Cazares. A pesar de no haber mantenido la titularidad en todos los encuentros, tuvo una buena actuación en conjunto con Simeone y Cuero en la delantera.

Y llegando a la delantera, quizás tomando un mayor protagonismo por el juego que se planteó, rápido por los laterales nos encontramos con Mauricio Cuero, un jugador veloz, que siempre logró ser incisivo y ha llegado a ser goleador del equipo junto a Simeone, ambos con 7 goles cada uno.

Recordemos que en la primera mitad del año, Banfield también contó con Nicolás Bertolo, quien actualmente está en River y Tito Noir, actualmente en Racing, dos jugadores importantes para Almeyda, titulares indiscutidos.

Quien quizás no logró tener un protagonismo fundamental para el conjunto de Vivas, fue Lucas Viatri, quien ha tenido un rendimiento regular, y no ha podido consolidarse como titular, al contrario que el joven Giovanni Simeone, quien llegó de River a mitad de año para convertirse en uno de los hombres del gol.

Por último, Facundo Castillón fue otros de los que se sumó en el mercado de pases de invierno, logrando solamente un gol con la camiseta del Taladro.

En cuanto al esquema, Vivas generalmente como Almeyda ha utilizado un 4-2-1-3, siendo Erviti ese enlace entre el fondo y los delanteros. Halagados por muchos criticados por otros, por la escaces de goles, Banfield consiguió una identidad de juego que se instauró en el fútbol argentino.

+ Resumen Banfield 2015: mantuvo el estilo

+ Balance Torneo Julio Humberto Grondona: resultados positivos

+ El cambio: de Almeyda a Vivas

+ Lo que viene: más incógnitas que certezas

VAVEL Logo