La victoria estaba en el banco
Foto: Diario Olé

En la fecha de los clásicos, Defensa y Justicia venció como local a Quilmes por 2 a 0, con dos goles de Tomás Pochettino. En el primer tiempo, el equipo dirigido por Gastón Díaz aprovechó dos errores en la salida del Halcón y generó dos ocasiones de peligro. Luego de las oportunidades que tuvieron Matías Orihuela y Federico Andrada para el Cervecero, el conjunto de Florencio Varela se recompuso y fue en búsqueda del triunfo. En dos llegadas de riesgo, el combinado conducido por Sebastián Beccacece puso en dificultades al arquero César Rigamonti.

Más tarde, en el complemento, la formación local continuó con su propuesta y nuevamente provocó temblores en la defensa quilmeña. Luego de esos ataques, la escuadra visitante contraatacó pero se encontró con la buena respuesta del portero Gabriel Arias. La segunda etapa era atrapante pero por una agresión a Orihuela el árbitro Jorge Baliño detuvo por unos instantes el desarrollo del encuentro.

Después de ese acto cobarde, el partido prosiguió y Defensa y Justicia volvió a ser el protagonista. Con el ingreso de Pochettino en lugar de Fernando Elizari, el Halcón tenía nuevas variantes en el área rival. En una jugada determinante, el joven delantero sacó un fuerte remate que venció al guardavalla cervecero y se transformó en el 1 a 0 para el cuadro de Florencio Varela.

Luego de la apertura del marcador, el cotejo debió ser interrumpido de nuevo porque hubo incidentes en el banco de suplentes de Quilmes con un alcanza pelotas. Después de aclarar lo sucedido, el balón volvió a rodar. En los minutos finales, los dirigidos por Beccacece se volcaron en ataque y con una buena habilitación de Gonzalo Castellani, Pochettino anotó el 2 a 0 final.

Con este nuevo triunfo, Defensa y Justicia mantiene su alegría por la clasificación a otra fase de la Copa Sudamericana y porque en el Torneo de la Independencia, tiene un invicto de seis partidos sin caídas. Distinta realidad vive el plantel que orienta Díaz porque está comprometido con los promedios para el descenso y al arribar al estadio Centenario, los futbolistas sufrieron robos y daños en sus autos. 

VAVEL Logo