La Primera Nacional que se viene
Foto: Prensa AFA

La Primera Nacional que se viene

Conocidas las zonas en las que se disputará el torneo que tiene a Temperley como participante, es momento de repasar cómo quedó configurada la competición, lo más destacado del reglamento y el mercado de pases en general. 

nicolas-pilipiuk
Nicolás Pilipiuk

Es imposible negar que existe una gran expectativa alrededor de la vuelta de, probablemente, la categoría más atractiva que ofrecerá el fútbol argentino: la Primera Nacional.

Con una denominación un tanto extraña, las autoridades de AFA decidieron rebautizar a la Segunda División. La clásica “B Nacional” trae en la oferta un nuevo nombre, pero también presenta un reordenamiento de la distribución de los equipos. Definitivamente, son tiempos de cambios. Algunos más forzados que otros, pero cambios al fin.

La cantidad de equipos con la que contará la Primera Nacional es ostensiblemente superior al número de las temporadas precedentes. Ya que la temporada 2019/20 tendrá un total de 32 equipos que, en esta ocasión, se repartirán en dos zonas de 16 equipos cada una.

El torneo se disputará en el contexto de estas dos zonas, con un total de 30 partidos para cada equipo. Puesto que se disputarán encuentros de ida y de vuelta para sopesar cualquier tipo de ventaja o desventaja que pudiera presentarse respecto a las localías. Finalmente, quedó descartada la idea de una “fecha de clásicos”, en donde cada equipo jugaría un partido interzonal frente a su emparejamiento que, obviamente, se halla en la zona opuesta a la suya.

Independientemente de lo que hemos mencionado en el párrafo anterior, los emparejamientos sí tendrán lugar en el torneo. Lo más importante es que un equipo no se enfrentará con el equipo con el cual se lo emparejó. Por tanto, necesariamente ocuparán una zona diferente. A continuación, procedemos a nombrar tales emparejamientos: Temperley – Brown (A); Sarmiento -Agropecuario; Gimnasia de Jujuy – Gmo. Brown (PM); Chicago - All Boys; Atlanta -Chacarita; Almagro – Estudiantes; Tigre – Platense; Belgrano – Instituto; Barracas – Riestra; Ferro -Def de Belgrano; Gimnasia MZA - Independiente MZA; Quilmes – Morón; Atlético de Rafaela - Estudiantes Río IV; San Martín (T) - Mitre (SdE); Alvarado-Santamarina; Villa Dálmine - San Martín (SJ).

En cuanto a los egresos de la categoría, se estableció que habrá dos ascensos: uno por ascenso directo (resultado de una final entre los primeros de cada zona) y otro por Reducido (disputado por el perdedor de la final, y los segundos, terceros y cuartos de ambas zonas).

Si enfatizamos en los descensos, vale mencionar que serán solamente dos. Es decir, descenderán aquellos dos equipos que se encuentren últimos en su respectiva zona.

La Primera Nacional, que tendrá a Temperley como participante y aspirante a uno de los ascensos, comenzará el fin de semana del 17 de agosto.

El sorteo realizado en la sede de la Asociación de Fútbol Argentino arrojó la siguiente distribución de equipos, ordenados en dos zonas de 16.

Zona A: Agropecuario, Alvarado, Atlanta, Barracas Central, Belgrano, Gmo. Brown, Morón, Estudiantes (BA), Estudiantes (RC), Ferro, Independiente Rivadavia, Mitre, Nueva Chicago, Platense, San Martín de San Juan y Temperley.

Zona B: All Boys, Almagro, Rafaela, Brown de Adrogué, Chacarita, Defensores, Gimnasia (J), Gimnasia (Mza), Instituto, Quilmes, Riestra, San Martín de Tucumán, Santamarina, Sarmiento, Tigre y Villa Dálmine.

Como está a la vista, ambas zonas resultaron ampliamente competitivas, en donde cada encuentro será un hueso difícil de roer para cualquier equipo.

Temperley, en la Zona A, tendrá rivales que se perfilan como candidatos, tales como Belgrano de Córdoba (llevando jugadores de la talla de Pablo Vegetti, Ricardo Noir y Hernán Bernardello), Barracas Central (que incorporó a Facundo Oreja, Franco Niell, Jorge Velázquez y Gastón Bojanich como figuras resonantes), Agropecuario (equipo que llevó a las tres figuras de Villa Dálmine, léase Emmanuel Molina, Mariano Miño y Martín Comachi),  Chicago (que fichó a Daniel “Cata” Díaz y Valentín Viola), Ferrocarril Oeste (club que se quedó con Pablo Ortega y Carlos Carbonero) y Platense (incorporó a Javier Rossi y a Alfredo Ramírez, quienes ascendieron a Primera División con Central Córdoba de Santiago). Por el lado de Temperley, Lucas Baldunciel, Emiliano Ellacopulos, Fernando Alarcón y Lautaro Rinaldi fueron los refuerzos de mayor renombre.

La Zona B también resulta atractiva, no sólo por tener a los candidatos Atlético Rafaela, San Martín de Tucumán y Sarmiento de Junín, sino por tener al último campeón de la Copa de la Superliga y participante de la próxima edición de la Copa Libertadores: el Club Atlético Tigre.

Sin dudas, este torneo traerá muchos momentos de alegría, pasión, sufrimiento y sobre todo euforia por presentar una competición que espera ser prometedora. Pero lo más importante es que los dos lugares en la Superliga estarán en una larga y ardua discusión.

VAVEL Logo