¡Al fin, Leo!
DULCE. En la cuenta regresiva para Qatar, Messi está viviendo un gran momento y está motivado para la cita mundialista. Foto: Web

Un caso poco habitual. A lo largo de la carrera, Lionel Messi tiene varios gritos en el lomo, en las distintas competiciones que le tocó jugar en su momento con el Barcelona y en la actualidad, lo está disfrutando el poderoso París Saint Germain, donde desde la llegada de Christophe Galtier está en un gran nivel. En la igualdad de este miércoles entre el club parisino contra Benfica, en este encuentro que se llevó acabó en el estadio Da Luz de Lisboa, en una contra letal de los tres fantástico de ataque, la comenzó Kylian Mbappé, el francés encontró a Neymar y rápidamente, el extremo brasileño abrió para el astro rosarino.

En una definición exquisita, el emblema de la Scaloneta la colocó al palo izquierdo del arco defendido por Odisseas Vlachodimos y selló el transitorio uno a cero a los 22’ de ese primer tiempo, luego llegó el uno a uno por medio de Danilo Pereira-en contra-. Las alarmas se encendieron a los 35’ del segundo tiempo, en una situación extraña del atacante de 35 años, se lo notó lento y rápidamente pidió el cambio en su lugar, ingresó Pablo Sarabia.

Justamente en las semanas previas al arranque de la Copa del Mundo, esto generó preocupación en el cuerpo técnico encabezado por Lionel Scaloni, después del partido en conferencia de prensa, Galtier se dedicó a llevar tranquilidad: “Sintió una molestia por contractura en un pique. Pidió la modificación para no esforzarse y generar algo peor. Esta bien” comentó, el director técnico de 56 años. Por otra parte, volvió a sacarse una espina que tenía clavada en sus antecedentes frente a las “Águilas” y es su primera conquista ante este conjunto portugués, debido a que, en los dos compromisos anteriores, nunca le había podido anotar.

En octubre de 2012, en aquella etapa en la institución Culé, tuvieron en el mismo grupo en aquel entonces en el G y en el primer cotejo que fue triunfo 2-0, estuvo en cancha en los noventa minutos, no pudo celebrar. Fue la figura por las asistencias para los goles de Alexis Sánchez y Cesc Fábregas.

Sin embargo, en la segunda vuelta de la fase de la zona, no se sacaron ventaja y fue un pobre 0-0, sin demasiadas chances frente a los arcos. En este registro, entró a los trece minutos de la etapa final por Rafinha y terminó este espectáculo entre “algodones” por dura falta que recibió en los últimos minutos.

En la Supercopa 2012, los ex dirigidos por Pep Guardiola se coronaron campeones en el Stade Louis en Mónaco y fue victoria por dos a cero en territorio francés. Messi abrió el camino a los 39’ del primer tiempo y faltando dos minutos para el final, armó un jugadón y asistió para la llegada de Fábregas para el delirio del dos a cero.

Por último, en la goleada a domicilio del equipo español en 2008 ante Sporting Lisboa, otro de las escuadras más populares del fútbol portugués, en este antecedente fue éxito por un categórico 5-2 en el estadio José Alvalade. Apenas comenzado el complemento, a los cinco minutos, la “Pulga” estampo el tres a cero parcial, antes había asistido para el gol de Thierry Henry.

VAVEL Logo