Fortaleza local

Boca goleó 4-0 a Temperley en la Bombonera, con goles de Peruzzi, Pavón, Aguirre en contra y Bou. El Xeneize como local está imparable. Ahora, todas las energías estarán depositadas en el duelo por Copa Argentina, frente a Rosario Central.

Fortaleza local
Boca tendrá un duelo clave frente a Rosario Central por Copa Argentina. Foto: La Nación.

El conjunto del Mellizo enfrentaba a Temperley por la octava fecha del torneo de Primera División. Con la suma necesidad de ganar para no perderle pisada a los de arriba. Por este motivo, Guillermo Barros Schelotto, no se guardó nada y volvió al esquema habitual, 4-2-3-1, con mayoría de titulares para disputar el encuentro en la Bombonera.

Las únicas modificaciones fueron, Frank Fabra y Walter Bou, en lugar de Jonathan Silva y Darío Benedetto respectivamente.

El duelo frente a Temperley inició con una gran presión por parte de la visita, imposibilitando el juego de Boca. Los primeros minutos transcurrieron de esta manera y el Xeneize poco a poco comenzó a salir del acoso rival.

Fue de esta manera como llegó el primer gol. Con un Tevez impecable en los metros finales, habilitó a Ricardo Centurión para que éste, eludiendo al arquero, deje servido el gol a Gino Peruzzi, quien únicamente empujó la pelota con destino de red.

Minutos después y aturdido por el tanto Xeneize, Temperley volvió a padecer errores defensivos. Nuevamente fue el ídolo de Boca quien, con un pase quirúrgico, asistió a Cristian Pavón para que convirtiera el segundo tanto. El tercer gol, Aguirre en contra, generó la ira de la visita quienes reclamaban un pedido de fair play. 

El segundo tiempo fue manejado, al igual que el resto del partido, por parte del conjunto de Guillermo Barros Schelotto. Producto de esta característica, el cuarto y definitivo gol, derivó de un centro proporcionado por Rodrigo Bentancur, el cual fue recibido por Walter Bou, quien con un buen movimiento se perfiló para rematar y convertir.

Una vez más, Boca pudo imponerse en condición de local. Jugando en casa es implacable, por el torneo local ganó todo. Belgrano, Sarmiento, Quilmes y, recientemente, Temperley fueron los equipos derrotados en la Bombonera. Convirtiendo 13 goles y recibiendo solo 1.

El Xeneize supo demostrar su jerarquía frente a un Temperley que de arranque salió a jugar de igual a igual. El gran nivel de Tevez, sobre todo en el primer tiempo, sumado al orden en todas las líneas, fueron factores determinantes para que Boca se encaminara a la victoria.

Cabe destacar los debuts que sucedieron en el partido. Por un lado, Nazareno Solis logró jugar sus primeros minutos oficiales en Boca. No tuvo muchas intervenciones a mencionar pero sí fue posible apreciar su extrema velocidad y sus ganas de querer realizar todo lo pedido por su técnico.

Por otro lado, llegó el tan ansiado debut de Wilmar Barrios. El mediocampista colombiano tuvo una excelente actuación. En los minutos que disputó, pudo imponer su personalidad y determinación. Con quites, buen fútbol y garra consiguió la ovación de todo el público Xeneize.

Los goles