Resumen Temperley VAVEL: objetivo cumplido

El equipo de Turdera, con varias lesiones a mitad de torneo supo salir adelante y lograr la permanencia en Primera División.

Resumen Temperley VAVEL: objetivo cumplido
Foto: Prensa Temperley (Ezequiel Morales)

Temperley finalizó el Torneo de Transición 2016 logrando el objetivo que se propuso para esta temporada, permanecer en Primera División.

El Gasolero culminó el campeonato en el décimo tercer puesto de la Zona 2 con 16 unidades (4 PG, 4 PE Y 8PP), con un total de 14 goles a favor y 21 en contra.

En esta ocasión analizaremos el rendimiento de los diferentes puestos a lo largo del certamen. 

Bloque defensivo: 

La defensa del Celeste tuvo varios altibajos a lo largo del semestre. En un principio se mostró muy sólida y con participación en el ataque, aunque se notaron algunas irregularidades. Cristian Chimino fue uno de los más regulares, e incluso uno de los titulares indiscutibles del plantel. Lamentablemente en la fecha 14 (ante San Martín de San Juan) sufrió una fractura de peroné en la pierna izquierda. En cuanto a  Gastón Aguirre, emblema del conjunto del Sur, se esperaba mucho más de él, por momento el rendimiento fue muy bajo y lo tuvo que pagar con algunas fechas en el banco.

Bloque del mediocampo:

La mitad de campo del Celeste, fue la que mejor rendimiento tuvo a lo largo de la competencia. Tras el arribo de Matías Sánchez y las buenas actuaciones tanto de Adrián Arregui como de Leonardo Di Lorenzo les permitieron al Gasolero tener el control del partido en varias oportunidades.

Bloque ofensivo:

La delantera del conjunto de Turdera fue la que menos sobresalió. Tras ser uno de los equipos que menos convirtió el campeonato pasado, el Gasolero se reforzó incorporando jugadores de jerarquía para que sea uno de sus puntos más fuertes. Finalmente eso no ocurrió, pero Marcos Figueroa, proveniente de San Martín de San Juan y Ariel Cólzera fueron los principales encargados de darle los goles a la gente Celeste.

A Temperley se le aproxima un nuevo torneo con grandes desafíos por delante ¿El principal? Poder asentarse definidamente en la elite del fútbol argentino. Cuestión que no le será nada fácil, sabiendo que en la próxima competición descenderán de categoría 4 equipos. ¿Podrá el Gasolero lidiar con esto y llevar la bandera Celeste a lo más alto del fútbol local?