Gastón Esmerado: "Todos los recursos que un entrenador quisiera"

Para el técnico Gastón Esmerado, ese es el plus que tiene Boca. Igualmente, afirmó que van a "intentar lastimarlo".

Gastón Esmerado: "Todos los recursos que un entrenador quisiera"
Foto: VAVEL

Temperley continúa en la zona roja de descenso y lleva perdidos los dos encuentros que hasta ahora se disputaron en este reinicio de Superliga (frente a Atlético Tucumán y Talleres de Córdoba). Tras esos tropezones, el conjunto de Gastón Esmerado no la tiene fácil en los próximos desafíos que se le vienen: el primer obstáculo es nada más ni nada menos que el puntero Boca (34 puntos) y luego recibe a Independiente. "No es lindo pelear el descenso. Más cuando quedan pocas fechas y tenés una calculadora en la mano", reconoció el entrenador gasolero en Viva el Fútbol (AM 1400). 

Igualmente, el Gato ya tiene en la mira al puntero y es consciente al rival que se va a enfrentar: "No sé si Boca es el equipo que mejor juega en la Superliga pero tiene todos los recursos con los que un entrenador quisiera contar". Y sí, de paso aprovechó para reclamar que no se pudo incorporar todos los refuerzos que hubiese querido o necesitado para esta parte del torneo (ya había hecho hincapié en que había que sumar a algún delantero más).

A su vez, Esmerado parece tener la receta -o al menos una parte- sobre cómo jugarle al Xeneize de Guillermo Barros Schelotto: "Por más que (Wilmar) Barrios haga los relevos, a Boca hay que atacarlo a las espaldas de los laterales". En tanto, cabe destacar que de los últimos diez encuentros en La Bombonera, el conjunto del Melli sólo perdió uno (2-1 frente a Racing) y de visitante el Cele no gana hace cuatro partidos.

Asimismo, el Gato sabe que el equipo necesita más que nunca un buen resultado y no se achica: "Vamos a intentar lastimar a Boca con lo que tenemos, trataremos de sacar un buen resultado". 

Hoy por hoy Temperley se encuentra en el puesto 25° de la tabla de posiciones con 12 puntos (al igual que Chacarita). Pero lo concreto es que al Gato nadie le dijo que esto iba a ser fácil...