Guía VAVEL LHD 2016: A.A.C.F Quilmes: Karen Karsten

Karen Karsten, jugadora del Alemán de Quilmes, charló con Handball VAVEL sobre lo que se viene para su equipo en el arranque del Apertura de la Liga de Honor de Damas.

Guía VAVEL LHD 2016: A.A.C.F Quilmes: Karen Karsten
Fotomontaje: Stefi León.

La jugadora de Quilmes, y además entrenadora del club en minis, habló con VAVEL.com sobre lo que espera para el primer semestre del año luego de la partida de su hermana, Elke Karsten, al handball español y de Paula Álvarez, su actual directora técnica, su objetivo personal, dio sus candidatos. Por último, se definió a sí misma como jugadora bastante temperamental.

- ¿Qué esperas para esta temporada a nivel equipo? ¿Cuál es el objetivo?

-A nivel equipo nos tenemos que volver a acomodar porque con las salidas de Elke Karsten y Pau Álvarez, actual entrenadora, se complica bastante y hay que reacomodar todo. El objetivo en primera medida es quedar de mitad de tabla para arriba, esta primer mitad de año.

- ¿Y a nivel personal? ¿Qué tenés como objetivo?

-Creo que más que nada es mejorar en el puesto que me toque jugar y ser positiva para el equipo, es lo más importante.

- ¿Cómo definís al equipo? ¿Cómo lo caracterizas?

- Somos muy aguerridas y sobre todo queremos mucho al club.

- Me decías que el objetivo es terminar en la primer mitad de tabla, ¿a qué equipos ves como candidatos al título?

- Y Ferro siempre es candidato. Creo que este año el Pincha va a andar bien también.

- ¿Cómo te definirías vos como jugadora?

-Un poco especial, me enojo mucho con los árbitros y es algo que estoy aprendiendo a manejar porque no suma para nada, también muy aguerrida porque quiero mucho al club.

Karen Karsten tiene el objetivo claro, sabe a que apuntar, junto con la directora técnica coinciden en que el piso sea estar en la primera mitad de la tabla, asentarse ante las bajas sufridas, y empezar a imaginar a Quilmes en los primeros planos del handball femenino. Temperamental, aguerrida y amante de su club, así es Karen. Ella sueña, el club sueña, porque soñar, soñar no cuesta nada.