Crónica de una victoria anunciada

Uruguay venció 33 - 11 a Colombia, en uno de los últimos partidos de la primera jornada del Torneo Panamericano.

Crónica de una victoria anunciada
Ataque de Colombia (Foto: Nacho Amicomi)

Estuve presente en uno de los últimos partidos de la primera jornada del Torneo Panamericano, elegí cubrir Uruguay - Colombia porque creí que iba a ser más partido que Brasil - Paraguay, el otro encuentro que cerraba la jornada de apertura del torneo. El partido se jugó en la cancha llamada De Las Américas, que tiene una capacidad para 1.000 personas, en la cual había poca gente, había hinchas uruguayos y colombianos, periodistas y personas que fueron a ver el partido por gusto propio.

Recuerdo que Uruguay, al inicio del primer tiempo, sacaba provecho de los errores rivales subiendo rápido la pelota y de la generación de Alejandro Velazco desde el lateral izquierdo; mientras que Colombia no podía pasar a la férrea defensa charrúa y, cuando lo hacía, se encontraba con un gran nivel de Manuel Adler en el arco uruguayo, el único jugador que intentaba general un desequilibrio serio en el conjunto cafetero era Carlos Valencia, su central.

También recuerdo que a los 17 minutos, de ese primer tiempo, se generó una brecha de 6 goles para el conjunto rioplatense, y hasta me animaría a decir que el partido se terminó en ese momento. El técnico colombiano, Álvaro Vélez Peláez, pidió minuto y modificó la defensa: pasó de una inicial 6-0 a una 3-3 que no dio mucho resultado, Uruguay seguía generando espacios y era contundente.

El primer tiempo terminó 14 a 5 para los charrúas, que fueron claros dominadores y no sufrieron sobresaltos, mientras que los colombianos no manejaron bien la pelota y le dieron salida rápida a los dirigidos por Jorge Botejara.

El segundo tiempo fue lo mismo, con esa 3-3 colombiana sobre Alejandro Velazco, Diego Morandeira y Rodrigo Botejara, muy desequilibrante en el 1 contra 1 ante su oponente directo, esa 3-3 que no era efectiva y que le permitía estirar la diferencia a los celestes. También recuerdo a Uruguay ponerse arriba 21 a 7, en 16 minutos de la segunda mitad. En el partido era sólo Uruguay el que estaba en el 40x20, mientras que el conjunto cafetero seguía inmerso en errores de manejo, malos pases, faltas técnicas y de ataque, solamente tenía alguna generación de Santiago Mosquera. Pero Manuel Adler había dejado de atajar, porque en Uruguay entró fue Felipe González en un muy buen nivel.

Eso es lo que recuerdo de la victoria del equipo charrúa, que mañana enfrenta a Paraguay, por 33-11 sobre Colombia, que debe enfrentar a Estados Unidos en la jornada de domingo. Y lo recuerdo porque sé que había hecho una crónica en el bloc de notas del celular, una crónica que no guardé.